ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

8/4/16

HOMBRE DE TIERRA ADENTRO CON ALMA DE MARINERO













HERRERA, es un municipio del interior de la provincia de  Sevilla eminentemente agrícola y con la mayor parte de la superficie que ocupan los cultivos destinada al olivar. Cuenta con algo más 6.500 habitantes. Su nombre es debido a las inscripciones en latín de su escudo: Pópulos (pueblo), Natus (nacido), Ignique (del fuego), Ferro (y del hierro).


El herrero, es la figura más emblemática de este pueblo que incluso aparece en su escudo.


           Luciano Benjumea Álvarez, de profesión mecánico de automóviles, jubilado, es natural de HERRERA. Vio la mar por primera vez a los 12 años y fue el Mediterráneo, en Algeciras, donde le llevó una tía suya a pasar una temporada, de ahí su afición a los barcos y a la mar. A esa edad, viendo películas antiguas de barcos de vela, se dijo: “algún día haré uno”.  Talló su primer barco de madera una especie de GOLETA cuando sólo tenía 14 años. Eso sí, lo hizo con madera de olivo, lo que estaba a su alcance, pero de manera intuitiva, sin planos ni libros en que fijarse.

Con 18 años se fue a trabajar a San Sebastián y visitó su primer Museo Naval. Fue allí, en Guipúzcoa,  donde compró su primer manual: INICIACIÓN AL MODELISMO NAVAL ANTIGUO (editado en Buenos Aires). Un libro que, afirma hoy, le "abrió los ojos". Este herrereño, haciendo volar su imaginación, navegó por mares y océanos, librando batallas a bordo de sus más de 70 réplicas exactas a escala de naves históricas a vela que ha construido a mano, pieza a pieza. 


Luciano Benjumea Álvarez mostrando una de sus réplicas (FELUCHO JONÁS) en la terraza del taller de su casa.

Lo que empezó como un pasatiempo, en la actualidad es su mayor diversión y pasión. Encontrándose algunas de sus  piezas en diferentes exposiciones de Museos. En el Museo de Manila, se halla una de sus reproducciones: la NAO VICTORIA.  En la Comandancia de Marina de Sevilla, se puede ver expuesto el barco “CANDELARIA”, BOMBARDA del siglo XVIII (tipo FRAGATA) y colaboró en su construcción junto con la Asociación de Modelistas Navales de Córdoba en el “NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES”, FRAGATA allí también exhibido. En Museos particulares como el de  Astilleros Carpinteros de Rivera (NEREO) Málaga, donde se dedican a la construcción de barcos de vela antiguos, se encuentran las réplicas de cuatro construidos por él:

BERGANTIN siglo XVIII, GOLETA de la Armada española, CUTTER  inglés del siglo XVIII (tipo Balandra, embarcación pequeña de vela con un solo palo y cubierta superior) y BERGANTÍN - GOLETA del siglo XVIII, como el Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano. Se llama así porque en el palo del trinquete lleva aparejos de Bergantín con velas de cuadra y el resto de palos van aparejados con velas cangrejas de Goleta.

 Luciano guarda con especial cariño en su hogar un GALEÓN que construyó para su mujer cuando aún eran novios. "Cuando empecé el barco, no tenía planos, mi referencia fue la pintura. A pesar de no tener datos técnicos quedó muy bonito y lo conservamos, puso al buque el nombre de Nuestra Señora de los Dolores -nombre de su mujer-. "En la popa lleva talladas las iniciales”. El resto de los barcos construidos llevan su nombre  original.

Ha dedicado muchas horas de estudio y ha ido reuniendo una extensa colección de libros y manuales sobre la historia marítima. Estos estudios, le han llevado a visitar numerosos Museos de España y Francia. Siempre trabaja sobre planos y conociendo detalladamente la historia de la embarcación. SU ESPECIALIDAD: la construcción de naves desde la época del Descubrimiento de América hasta la Batalla de Trafalgar (principios del siglo XIX). Éstas, están hechas con distintas maderas: Nogal, Caobilla, Cedro, Sapelly (perfecta para maquetas de barcos), a excepción del GALEÓN ANDALUCÍA que fue construido con madera de Iroko. Los Palos de las embarcaciones las hace con madera de Haya.

La primera réplica que construyó con planos fue el NAVÍO SAN JUAN NEPOMUCENO, (donde murió el Almirante español Churruca en la batalla de Trafalgar). Junto a esta famosa reproducción hay que añadir: el SANTA ANA,  la NAO VICTORIA (una de sus réplicas se encuentra en el Museo Arqueológico de Huelva), las CARABELAS PINTA, NIÑA y SANTA MARÍA (ésta en construcción) y el GALEÓN ANDALUCÍA. Una reproducción exacta de este GALEÓN fue creado para la Exposición Universal de Shanghái del 2010, y a bordo del cual, vivió uno de los momentos más emotivos de su vida al poder navegar de Cádiz a Sevilla por el Guadalquivir. "Aun siendo un enamorado de la mar nunca tuvo la oportunidad de navegar, lo que significó para él, nos dice, una experiencia increíble".

Cuenta Luciano, que trabajando en San Sebastián, quiso enrolarse como Marinero en un barco Factoría de Pasajes que iba a la pesca del Bacalao a Terranova, pero en aquellos años no estaba permitido por Ley que los nacidos y residentes en tierra adentro, no siendo hijos de marino, pudieran navegar.

Sus construcciones están valoradas entre unos 2.000, 3.000 ó 5.000 euros si se tratan de aquellas más complejas  o entre 1.000 y 1.200 euros si se trata, por ejemplo, de una GOLETA.

Siguiendo la construcción auténtica de una nave y realizando cada una de sus partes paso a paso, Luciano Benjumea puede invertir del orden de 1.500  a 2.000 horas en un navío de tres puentes del siglo XVIII, dedicando en el estudio-taller de su casa, de ocho a diez horas diarias a su minuciosa y esmerada labor. También cuenta con la colaboración de su esposa que le cose las velas una vez confeccionadas.


Estudio donde expone algunas de sus obras junto con Diplomas y láminas detalladas de embarcaciones de época


En el mismo estudio, figura un pergamino con el sentir de todo admirador al modelismo naval



Algunos de los Diplomas conseguidos por Luciano Benjumea a lo largo de su trayectoria como modelista naval antiguo.




GALEÓN ANDALUCÍA siglo XVII. Una reproducción exacta de este GALEÓN fue creado para la Exposición Universal de Shanghái del 2010.
Palos Trinquete y Mayor, con vela Cuadra. Palo Mesana, con vela Latina.




























Proa: El palo Bauprés, el Tajamar y Torrotito conjunto de palo con su vela y Cofa.



























Detalles de la Cubierta: Toldilla (parte superior), Tolda (parte inferior) con la Rueda de gobierno y mesa de Bitácora.


Popa: Lleva a la Virgen Esperanza de Triana,  por ser  la Virgen de la Cofradía de los pescadores y gente de mar. Su Imagen se venera en la Capilla de los Marineros en Triana, Sevilla


LA NAO VICTORIA siglo XVI (en construcción). Cuatro palos con el Bauprés, Trinquete, Mayor y Mesana, estos tres mástiles con velas Cuadras





















































CORBETA MERCANTE finales del siglo XVIII (en construcción). En ambos lados, en las Aletas de Babor y Estribor: Ventanales, denominados Jardines de Popa, (Aseos de Oficiales)


Popa: detalle de la Cámara de Oficiales


CARABELA NIÑA siglo XV. Con tres mástiles aparejados con velas Latinas.


Detalle de la Popa de la CARABELA


CARABELA PINTA siglo XV. El Trinquete y Mayor aparejados  con velas Cuadras y la Mesana con vela Latina.


























Detalle de la Popa de la CARABELA



GOLETA AMÉRICA año 1858, de Competición. De dos mástiles inclinados a Popa, el palo Mayor con el aparejo formado por velas Cangreja y Escandalosa y el Trinquete con vela Escandalosa, en el Bauprés dos velas Estays, Foques.
Los miembros del Royal Yacht Squadron británico invitaron al AMÉRICA a competir en la regata anual del Club alrededor de la isla de Wight disputando un trofeo, la famosa copa de Cien Guineas, en vez de dinero en efectivo y que por primera vez ganó dicha GOLETA.



En la Popa, se puede ver tallada el águila americana en madera de Nogal
































DHOW SULTÁN de origen árabe, denominado SAMBUK por éstos, siglos XVIII y XIX. Embarcación de Cabotaje, aparejado con dos velas Latinas y un Foque, dedicado a la mercancía y pesca. Su navegación se centraba en el Mar Rojo y Océano Índico.






























FALUCHO JONÁS finales del siglo XIX. Dedicado a la pesca de arrastre en el Mediterráneo. El Palo Mayor va muy inclinado a Proa.


HSM NAVÍO VICTORY, Buque Insignia de la (Royal Navy) Marina Real Británica siglo XVIII donde murió el Almirante Nelson en la batalla de Trafalgar. Navío de tres puentes y 112 cañones (en construcción).
Se pueden apreciar en la Aleta de Babor: Tres ventanales, denominados Jardines de Popa, (Aseos de Oficiales)


Popa, Cámaras de Oficiales  Navío Victory


A través de la Fundación Nao Victoria recibió el encargo de la restauración de la réplica de la CORBETA BÉLGICA que se puede contemplar en el nuevo Museo del Rocío.

La Matriz recupera la Corbeta Bélgica restaurada


LUCIANO BENJUMEA ÁLVAREZ, RESTAURA LA CORBETA QUE ESTUVO CON LA VIRGEN DEL ROCÍO DESDE PRINCIPIOS DEL PASADO SIGLO

Ya puede contemplarse en el nuevo Museo del Rocío la Corbeta Bélgica donada por el Duque de Orleans en 1911. La maqueta, que durante muchos años ocupó un lugar destacados en la antigua Ermita, vuelve al Santuario, completamente restaurada.



La Hermandad Matriz de Almonte recupera así para su patrimonio, para el del pueblo de Almonte y para todos los devotos, una pieza fundamental que estuvo con la Virgen del Rocío desde principios del pasado siglo.

La Fundación Nao Victoria ha sido la encargada de la restauración del proyecto, siendo Luciano Benjumea, el encargado de los trabajos. Se trata, en palabras de Reales Espina, de una de las mejores reproducciones de barco que se conservan que, tras más de un siglo vuelve al Santuario, concretamente, al Museo del Rocío para el disfrute de todos los que lo visiten.

         Mi enhorabuena a este extraordinario amante de la mar y de la historia naval que se dedica en cuerpo y alma al Modelismo Naval Antiguo, y agradecerle la oportunidad de poder dar a conocer más si cabe sus obras.



Francisco Javier de la Uz Jiménez


2 comentarios:

Jose V. Ruiz De Eguílaz y Mondría dijo...

En casa del Herrero cuchara de palo, lo digo porque siendo el creador de PM no había leído esta entrada con detenimiento, hoy lo he hecho, y mi comentario en las entradas de Javier es repetitivo, no por eso menos cierto; una maravilla como siempre.

Angel González dijo...

Impresionante reportaje. Con la mayor de las modestias yo también me dedico a estos menesteres, pero claro yo estoy en el nivel 2 y este señor en el mil, pero comparto esa afición y esas horas a solas con el serrín y el pegamento. Son momentos de verdadero placer.

Mi enhorabuena al maquetista, al autor del reportaje y mi alegría por conocer sus obras.

Gracias.