ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

17/3/16

DON´T LET ME DOWN



















FELIZMENTE NO ESTAMOS ENVEJECIENDO
SOLOS!...



REGLAS PARA LA EDAD DORADA

Si tienes 60 años o más, ya no puedes ser un niño, y
tu estilo de vida debe corresponder a una persona de
esa edad. Aquí encontrarás las 9 mejores reglas para
vivir tranquilo en tus años dorados.

1. Recuerda. Si no lo haces, escríbelo.
2. No te presentes con mucho entusiasmo a personas
nuevas, pueden ser viejos amigos que te cuesta recordar.


3. Nunca muestres las fotos de tus nietos y cuentes tus
achaques. Cuando conoces gente nueva, tienes el derecho
de mencionar a un solo nieto y una sola enfermedad por
reunión.
4. No sientas envidia de los amigos que te dicen que lo
hacen 2 veces por noche. Están hablando de ir al baño.


5. No te excedas con historias de cómo era todo cuando
eras joven. La gente joven ya "borró" el siglo pasado.
6. No hagas más chistes de suegras; la tuya ya no está,
y ahora tu esposa es la suegra de alguien.


7. Mantén algunos secretos: Cuando hables con tus nietos
acerca de lo que ellos aprenden en la clase de historia, no
les hagas saber que tu estuviste allí, y que personalmente
conoces a las personas cuyos rostros decoran los billetes.
8. Recuerda: IPhone e IPad no son comidas, y cuando tus
nietos hablan de tabletas, no se refieren a medicamentos
con recetas…




9. No te quejes por sentir dolor. Recuerda que si te
despiertas por la mañana y te duele algo, significa que no
estás muerto.
El último consejo: Recuerda que la vida es como andar en
bicicleta; si resulta cómodo, probablemente estás yendo
cuesta abajo.




BRINDIS…

Brindo por los años que han pasado... cuando podía hablar de
corrido sin caer en lagunas mentales.
Brindo por los días cuando caminaba ligerito, sin dolor en la
espalda, ni en la rodilla, ni en mis manos




Brindo por aquella casa de dos pisos en la que siempre
viví y en la que subía las escaleras de dos en dos...
y las bajaba de tres en tres.
Brindo por aquellos tiempos en que escuchaba
perfectamente lo que decían en la mesa de al lado.




Brindo por esos mismos tiempos cuando salió el celular y
podía mandar mensajes al mismo tiempo que hacía otras
cosas.
Brindo porque cuando me llegaba un mensaje al celular
yo no tenia que salir corriendo a buscar las gafas.




Brindo por las medicinas y suplementos alimenticios
que me tengo que tragar para tener salud...
Brindo por la tercera edad... ¡Qué caray!
Brindo por ella y por la cuarta edad también
porque ya le ando pisando los talones.




Brindo por los años que he vivido, por las vivencias que he
tenido y por los amigos que tengo aunque están igual de
jodidos, y cada día más viejitos, como yo. Salud amigos...!
Sigan riendo y contagiándome con su alegría que es el
alimento diario de todos nosotros; y como dijo John
Lennon:
 Don't let me down! and stand by me!




Chevi Sr