ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

28/6/15

LA MASONERÍA







LOS ORÍGENES DE LA MASONERÍA




LAS GRANDES MENTIRAS DE LA HISTORIA


Una de ellas, es esa que dice que la Masonería es un invento de los Curas, una fijación de la Iglesia.

La Masonería ha tenido un gran éxito, que es, presentarse como inexistente, incluso inofensiva, inocua, que es como están sobre todo ahora. Tienen una gran Sede en una de las mejores zonas de Madrid, y se manifiestan públicamente. La entonces Presidenta de la Comunidad de Madrid, Dña. Esperanza Aguirre, recibió a los representantes del Congreso Internacional celebrado en la capital, cada uno con su mandil puesto. Ahora están en un periodo que ellos llaman de normalización.

La Masonería es un Secta secreta, que nace en Londres a principios del siglo XVIII, con unos objetivos muy concretos. Uno, es el servicio al Estado, a la Monarquía Británica, pero eso, es casi secundario, porque realmente su objetivo principal es impedir que un Católico vuelva a acceder al Trono, o esté cerca de él, porque los antecedentes más claros están en las Logias que luchaban contra los ESTUARDO, conspiraban contra ellos, mientras éstos reinaban, y van a tener mucho que ver con la llegada de los HANNOVER, los cuales, se garantizan una dinastía Protestante enemiga del Catolicismo.

Cuando en Inglaterra, los católicos, en esa época, están muy perseguidos; el objetivo es evitar que vuelvan a acercarse al Trono, y una Inglaterra protestante a ultranza sin peligros “Papistas” (así era como llamaban a los católicos despectivamente los anglicanos), y al servicio del Estado. Colaborar con el Imperio Británico, ha sido clave. En ese designio, chocaron frontalmente desde el primer momento con las Monarquías Católicas, y muy concretamente con la española, en cuya destrucción van a emplearse a fondo, y desde luego, es difícil explicar la decadencia definitiva del Imperio Español sin tener en cuenta la aportación Masónica en esa decadencia.

A los historiadores, no les gusta tratar estos temas, porque se les puede tachar de paranoicos, como se tachó a Franco y Carrero Blanco, al especializarse en esto y publicar libros sobre el asunto; mejor no hablar de ello, porque piensan que estigmatiza, y por otro lado, da miedo; se ha intuido siempre como un Poder oculto que podría hacer mucho daño a quien tratara de destapar lo que había detrás, de manera que no se ha hablado de esto mucho.

En sus comienzos en Inglaterra, si es una Secta secreta, hay que dejar claro, que es lo que es, durante todo el tiempo de su trayectoria histórica, aunque ahora, salgan a la calle. Es una Secta secreta con unos designios que no transcienden ni siquiera a los Grados más elementales de la Secta, que es una de las causas por la que los Papas la han condenado, porque dicen que obligan a los sectarios a seguir unas normas. Unas estrategias, cuyo fin último ignoran, porque eso se toma en capas más altas. Ese secretismo ha sido muy eficaz y pronto en ese siglo XVIII, crean una verdadera red en toda Europa. No en España, porque hubo un intento ya en ese siglo de crear alguna Logia, pero aquí, no era fácil, estaba la Inquisición, que, entre otras cosas, estaba para velar por la pureza de la Fe desde los orígenes de los Reyes Católicos.


La escuadra (símbolo de la virtud) y el compás (símbolo de los límites con los que debe mantenerse cualquier masón respecto a los demás) son quizá los dos símbolos masónicos más conocidos. Aquí aparece también las letras "G", "A", que representan al Gran Arquitecto del Universo.

Aunque en el siglo XVIII, existía una Inquisición muy decaída, pues intervienen casos de brujería, satanismo, etc., ésta también se ocupaba de las herejías.  Naturalmente, una Secta que conspirase contra la Iglesia Católica, se ocuparían de ella, por lo tanto, en ese siglo, no hay una Masonería bien estructurada en España.

En Francia, toman posesión del terreno, es una victoria muy importante para la Masonería, porque hacerse con una base firme en la cristianísima Francia, van a tener una contribución grande en la Revolución Francesa.

La Masonería que es Deísta en origen, de origen británico, defensores del rechazo hacia una Fe revelada en aras de la defensa de una fe o una creencia según se nos ocurra; de un Ser Supremo o un gran Arquitecto del Universo que nosotros nos imaginamos.

Un Deísta es un creyente-librepensador que considera que Dios es un ser que creó un Universo, pero que no se interesa en la historia del hombre, ni en lo colectivo ni en lo individual. Es un Dios indiferente al destino de la humanidad, pues simplemente echó a andar el mecanismo cósmico y basta. Solo contempla el Universo, desde su empíreo por encima del tiempo y del espacio, como un ser transcendente, pero no es un Dios providente ni inmanente al mundo y a la historia del hombre. Un Deísta, no cree en la inspiración Divina de los Libros Sagrados de cualquier Religión, y tampoco hace oraciones al Ser Supremo, pues es imposible que le escuche y que intervenga en su vida, ya que solamente Dios es el mero gestor de las leyes del Cosmos, como una razón impersonal de la existencia. Tampoco cree en  avatares, en Profetas de Dios, ni en intermediarios Angélicos entre Dios y los hombres.

“La Masonería es una construcción racionalista que rechaza la Revelación.” Y sigue siendo así, es parte consustancial de ésta por más que digan lo que quieran y que a día de hoy es compatible, y que no tiene ningún problema.

Los Papas se han molestado en hablar  de este asunto desde el siglo XVIII hasta la actualidad. El último que lo ha hecho es Benedicto XVI siendo Precepto para la Doctrina de la Fe en cientos de Documentos. De pocos temas se han ocupado los Pontífices como éste.

El Papa Benedicto XIV, dice en la “CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA PRÓVIDAS” (1.760), donde vuelve a condenar a la Masonería, que no tendría por qué hacerlo, ya que quedó clara cuál era la postura de la Iglesia con su glorioso antecesor Clemente XII, ocupándose éste de dicho asunto. Pero al difundir los sectarios que esa condena está superada, el Papa vuelve a salir al paso. Ese argumento curiosamente se reitera una y otra vez hasta el siglo XX, donde los Papas, insisten en que tienen que volver a aclarar algo sobre lo que los Sumos Pontífices ya se habían pronunciado.

                 

           Papa Benedicto XIV                                                                           Papa Clemente XII

Pero esa confusión que han creado reiteradamente precisamente los miembros de la Secta, hoy en día, hay que decir que han conseguido en esto, una gran victoria, porque incluso, hay católicos que lo ven como algo más, una opción, una organización filantrópica que está ahí, sin más.

Papa Benedicto XVI

Hay que conocer la historia, hay que ver por qué la condenan los Papas. Hay que leer la documentación Pontificia que se ocupa del tema. Hay documentos muy claros, muy concretos, y hay otros más filosóficos que el Papa Benedicto XVI en el Observatorio Romano en un artículo sobre el asunto, al año de publicarse la “QUAESITUM EST” (declaración sobre las Asociaciones Masónicas. 26 de noviembre 1.983), de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, condenaba la masonería y volvió a reiterar que ante la confusión surgida, una vez más, él, tuvo que salir de nuevo al paso condenando ésta y la doble pertenencia del católico a la Masonería por razones simplemente de Fe. Viene  a decir: “que el católico no puede ser masón, porque el católico tiene una forma muy concreta de relacionarse con Dios”.

La Masonería trata de crear una ingeniería social  anticristiana desde sus orígenes hasta la fecha.

François Marie Arouet (Voltaire)

A finales del siglo XVIII, ya se está madurando y consolidando en Francia, de hecho, los masones se van a encontrar con la facilidad de que la Ilustración Radical Francesa, como también en parte, es Deísta y desde luego anticristiana en muchos aspectos, no hay más que leer a VOLTAIRE, lo que pasa, es que ese es un tema que no se puede tocar, pero en La Ilustración, en el siglo de las “luces”, hay que verla con detenimiento.

Esa Ilustración tan anticristiana va a ir de la mano de la Masonería, y no sólo en Francia, sino también en Baviera. Nace en el siglo XVIII  la Masonería Iluminista, que es Luciferina por definición y que tuvo que ver también ella con la Revolución Francesa,  porque desde Alemania, como es una Multinacional, la Masonería va a influir en los sucesos de esa Revolución. De hecho, la ejecución del Rey y la creación de la Guardia Nacional Francesa, se había aprobado ya en Concilio masónico en Alemania años antes del estallido de la Revolución, así que estaba ya todo preparado. 

En dicha Revolución, también muren masones, aunque traten de presentarse como víctimas de ella, aun poniendo ellos la mecha, se les va de las manos. Cuando ésta ya se va asentando, queda en la clase política francesa un anticlericalismo fortísimo. Un rechazo de la Fe revelada, una presencia masónica fuerte que va a ser una constante de la historia Nacional Francesa, por más que en el siglo XIX haya una reacción católica muy fuerte en Francia, pero las riendas del Poder, las tiene ellos.

José Bonaparte

En España en el siglo XIX, con el propio José Bonaparte, viene una Masonería Regular, que organiza él, y tenemos en Madrid Logias tan curiosas como una que se llamaba “La Estrellad  de Napoleón”, otra que lleva el nombre de la “Emperatriz Josefina”, y otra llamada “Filadelfos”, que es un nombre muy masónico, como todo lo que hace referencia a la antigüedad y especialmente a Egipto. Ya hay una Masonería Regular en España, que va a utilizar José Bonaparte, o va a intentarlo, para lo mismo que su hermano.

La Masonería Regular, es la que está al servicio del Estado, por ejemplo, la Inglesa, y por eso la Casa Real Británica ha estado tan vinculada a la masonería, aunque ahora, ya más distantes; pero han estado involucrados íntimamente durante siglos por la cuenta que les traía.

Tanto en Francia como en España, la Masonería Regular, es la que está al servicio del Estado, y José Bonaparte la crea, para lo mismo que su hermano, porque  a través de ella, aspiraba controlar el Ejército y la Policía, que no son fuerzas desdeñables si se quiere controlar el Poder. Pero aquella Masonería Bonapartista, aquí en España, tiene poco éxito, porque la Guerra de la Independencia, es una guerra total, es la Nación entera en contra de ellos, con lo cual, aquella Masonería no acaba de desarrollarse.       

    Cuando acaba la Guerra de la Independencia en 1.814, se empiezan a dibujar claramente las dos Españas. Para entendernos, una, la que defiende el antiguo Régimen, y la que defiende por contra el nuevo Estado, el Estado Liberal. El Estado Liberal Decimonónico, que tiene poco que ver con el Liberalismo Democrático del siglo XX. Éste es visceralmente anticlerical, por no decir anticristiano, y de una intolerancia que le va a llevar  a persecuciones gravísimas.

Hubo muchísimos fusilamientos además de los realizados en el Trienio Liberal, que fue un golpe de Estado organizado por la Masonería, en el que también murieron fusilados muchos de ellos, Carlistas y Formaciones Liberales.

Hay un dato muy interesante en esto del Estado Liberal Decimonónico español, que es la matanza de Frailes de 1.834 en Madrid, que continúa en el 35 en Barcelona y Zaragoza. En el año anterior, en Madrid, en una noche matan a 100 y con el Gobierno totalmente pasivo. El Capitán General salió a la calle, se pasea, mira aquello, pero no hace nada. Los Frailes eran asesinados y despedazados muchos de ellos en plena calle, algunos dentro de sus Conventos. Un espectáculo dantesco. Empezaron con los Jesuitas y acabaron con los Franciscanos, todo esto, en pleno centro de la capital.

Marcelino Menéndez Pelayo

Menéndez Pelayo (maestro de historiadores), lo publica con toda claridad, dice: “Nadie sabe o quiere confesar cual era la formación de las Logias en 1.834, pero lo cierto es que ellas fueron las organizadoras del masacre”, y esto lo reconoce el que era en ese momento Jefe de Gobierno Sr. Martínez de la Rosa, perteneciente a la Masonería y que admite en el lecho de su muerte, que fue una organización Masónica la que puso a aquellos piquetes en la calle a matar Frailes. Con lo cual, en la católica España y en su capital nada menos, aquella España que unos años antes había visto la Guerra de la Independencia, en buena medida, como Cruzada, se lanzan a matar Frailes.

¿Acaso la ideología Liberal ha penetrado en el Pueblo de una forma radical? ¿Es que los liberales son partidarios de matar Curas? Ha pasado lo que dijo en su momento Menéndez Pelayo: “Las Logias organizaron aquello”, porque aquello, era una lucha a muerte contra la Iglesia Católica. En 1.834 fueron la matanza de los Frailes, pero poco después, el distinguido masón Juan Álvarez Mendizábal, pone en marcha su desamortización, la primera, que como la francesa que se llevó a cabo en plena Revolución, buscaba dejar a la Iglesia Católica desprovista de bienes, desarticulada completamente para seguir realizando su función social.


Juan Álvarez Mendizábal


LA MASONERÍA SE HA INFITRADO EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS DE ESPAÑA

La masonería se ha infiltrado en las principales instituciones y partidos políticos de España y está presente en las reuniones internacionales en las que se diseña el Orden mundial, pero a pesar de ser una de las organizaciones más influyentes del planeta muy poco se sabe de ella.

La principal Logia que existe ahora en nuestro país es la Gran Logia de España, en la actualidad, se han creado muchas ramas de la Gran Logia, y algunas admiten a mujeres.

En la I y II Repúblicas, ha habido eminentes masones en España que han influido en todos los ámbitos de la actividad social y de modo destacado en periodos decisivos de la historia de este país.

Históricamente en España la rama más importante ha sido el Gran Oriente francés. Es más, durante la II República eran muchos los parlamentarios que pertenecían a él.

Manuel Azaña Díaz

Manuel Azaña, que el 2 de marzo de 1.932 ingresó en la masonería y como cantó su particular Traviata en sus memorias, lo cuenta así: “En la ceremonia del miércoles, enorme concurrencia. No se cabía en los salones de la calle del Príncipe. No me importó nada aquello, y durante los preliminares estuve tentado de marcharme. Había cuatro ministros, y Barcia con una cadena de oro. Martínez Barrio que es gran gerifalte de la casa no asistió; quizás por los resquemores de estos días”.

Sin duda que del texto de Azaña se desprende un despego despreciativo, generado por su mente fría y racionalista. Es evidente que para el modo de ser de Azaña, aquellas ceremonias iniciáticas tuvieron que suponer una gran humillación, pero como en esos momentos necesitaba el apoyo de los radicales, que en su mayoría pertenecían a las Logias, el interés político se impuso al orgullo personal. 



LA MASONERÍA: LA CASA COMÚN DE LA IZQUIERDA


Tras la caída del Muro de Berlín y el desmantelamiento de la antigua URSS. Una de las ideas fundamentales que el Papa Juan Pablo II desarrolló durante su Pontificado era que el Cristianismo llenara el vacío que había dejado el Comunismo.

Realmente el Comunismo había desaparecido sólo en apariencia, se había transformado de su anterior identidad como "socialismo real " a su actual disfraz de "socialismo común", es decir de: La Casa Común de la Izquierda que acuñó Mikhail Gorbachov y que aceptó la Internacional Socialista, siendo destacado en este sentido para nosotros, el "illuminatti" José Luís Rodríguez Zapatero y sus Alianzas de Civilizaciones, sus Progenitores A y B o sus Proyectos Simio y Ciborg.


Juan Pablo II lo dijo muchas veces, pero con especial solemnidad en su alocución al Parlamento de Polonia el 11 de junio de 1999:

“Si queremos que la unidad de Europa sea duradera, tendrá que construirse no sólo sobre los aspectos económicos y políticos, sino también sobre los Valores del Cristianismo ".

El núcleo esencial de la Masonería en su reciente historia de tres siglos, del XVIII al XX, ha sido precisamente la secularización anticristiana, que brota del mismo concepto de Dios que figura al frente de la Masonería Moderna: Deísta y Agnóstica en todas sus obediencias y ritos, y agnóstica y pagana en sus más profunda entrañas.

Esto vale para la Masonería Visible y mucho más para la Masonería Invisible, volcada ahora hacia el ideal de un mundialismo en que no aparece ni la idea de Dios ni los valores cristianos. Y es esta Masonería la Visible y la Invisible, la que se enfrenta al Cristianismo en la batalla inmensa y silenciosa por el control del hombre, en la Europa Oriental en especial, y en todo el Mundo.

Un combate auténtico, aunque muchos no quieran verlo, entre la Luz y las Tinieblas, y descrito por la Constitución Dogmática Gaudium et Spes en el Concilio Vaticano II. 




FAMOSOS QUE HAN PERTENECIDO A UNA LOGIA MASÓNICA


                                     
                                                 
                                                                                             
 George Washington, Padre fundador de EEUU, Gran Maestro Masón y
Benjamín Franklin, inventor, político y científico estadounidense, descubridor de la electricidad
       


                                              
 Eduardo VII, Rey de Inglaterra                                          Harry S. Truman, Presidente de EEUU


Edwin E. Aldrin, tripulante del “Apolo 11”






Francisco Javier de la Uz Jiménez


6 comentarios:

Jose V. Ruiz De Eguílaz y Mondría dijo...

Aunque a uno le suena la música, lees la entrada y te mete miedo. Muy buena Javi, como siempre.

Juan Salafranca dijo...

Magnífico trabajo. Si pensáramos que detrás está la masonería entenderíamos muchas cosas de la Historia y de la actualidad que ahora no entendemos.

Lo bien escrito, bien queda dijo...

Para usar mal el Latín, mejor no usarlo; a los periodistas que se quieren hacer los finos, es preferible escribir en español que ZP era un "iluminado", incluso escribir, usando la jerga moderna, un "iluminao" que no decir iluminati en vez del correcto Iluminatus. De todo esto sabe mucho un amigo (selecto) del comandante Cañete.

De acuerdo totalmente con Salafranca, masones los hay por todas partes, a miles, se sientan a tu lado y no te enteras, cada vez lo tienen más fácil, dirigir a una masa funcionalmente analfabeta, sin valores y principios, que se cree con derecho a todo por el simple hecho de haber nacido, no tiene mucho mérito y tienen casi garantizado el éxito.

Javier de la Uz dijo...

Me gustaría saber al menos el nombre del “Lo bien escrito, bien queda”, porque es una falta de cortesía no hacerlo, además de una manifiesta “pusilanimidad” que dice poco de su hombría de bien.

La palabra ILLUMINATI de origen latín que significa “iluminados”, en referencia a la corriente de la ILUSTRACIÓN y, no es más que una Sociedad Secreta formada desde el siglo XVIII que tiene como finalidad dominar el mundo a través de la Nueva Orden Mundial.
ILLUMINATI significa: (Lucifer light bearers) porque ellos le sirven a Satanás y su propósito es tomar control del planeta con el llamado nuevo orden mundial que es el gobierno mundial.

La palabra “Iluminatus”, no existe en latín.

Creo que nuestro selecto amigo Comandante D. Francisco Ángel Cañete, no cometería semejante error.

Lo bien escrito, bien queda dijo...

The Illuminati (plural of Latin illuminatus, "enlightened") is a name given to several groups, both real and fictitious.

De la Uz, de tu comentario no se aprovecha ni una coma, lo siento.

¡Qué manía de insultar!

Javier de la Uz dijo...


Me está dando la razón de que la palabra ILLUMINATI, tiene el mismo significado. Siendo “ILLUMINATUS” según usted, el plural. Aun así, escriba bien la palabra en latín, con dos "ll", no con una “l”, que lleva a confusión.

“Anónimo”, usted al menos (el trato de Ud., por educación), puede dirigirse a mí por el apellido, yo en cambio, no puedo hacerlo igual. Si mi comentario le ha ofendido, lo siento, pero es usted mismo el que desea quedar en mal lugar con sus anonimatos y confusiones.

Mientras no se identifique, créame, ni sus comentarios ni usted, me merecen ningún respeto.