ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

24/4/15

CARTA DIRIGIDA A HIJOS DE MILITARES


















UNA CARTA DIRIGIDA A HIJOS DE MILITARES SE HACE VIRAL EN LAS REDES


EL 'NO PUEDO' NO EXISTE

Un manual para hijos de militares que define muy bien la figura del padre militar y la relación que tiene con su familia, qué es lo que más le importa y por quién lucha.




Si eres hijo de Militar:

– Muchos pensarán que tu padre es de los más exigentes, siendo que, en realidad, él formará parte de tus travesuras.

– De pequeño, es muy probable que tengas un traje de Militar… Claro, con el respectivo grado de tu padre.

– Aprenderás a empacar y verás en las cajas de cartón una excelente herramienta de traslado; aprenderás a guardar vasos y cosas frágiles utilizando con efectividad el periódico.

– Aprenderás que una casa se puede empacar en uno o dos días (esto dependiendo del lugar de destino y las órdenes de cambio).

– Aprenderás a ser fuerte, ya que en un cambio se pierden muchos juguetes.

– Conocerás diferentes lugares, costumbres y tradiciones, muchas de las cuales adoptarás en tu vida.

– Aprenderás a hacer amigos fácilmente y de la misma manera a despedirte de ellos… Esto aunque a veces te duela.

– Estudiarás en diferentes escuelas. Esto te servirá en un futuro, ya que te hará adaptable.

- A lo mejor vivirás temblores, inundaciones, explosiones, huracanes, zonas de conflicto, pero tu papá siempre estará ahí para cuidarte.

- El papá militar se perderá momentos especiales: Confirmaciones, Comuniones, fiestas, cumpleaños, Graduaciones, Navidades, años Nuevos etc. pero nunca dejará de pensar en ti en cada momento.

- ¡Te enseñará grandes cosas y te dará excelentes consejos! Por ejemplo:

- No hay que aferrarse a las cosas.

- Que mientras estén juntos serán felices.

- Que el tiempo pasa y no regresa, por eso hay que aprovecharlo ya que el hubiera no existe.

- La vida hay que vivirla sin complejos, ni tristezas, porque si no es así no estás viviendo plenamente.

- A no vivir en el ayer, más en el presente, ya que no podemos predecir el futuro, pero sí ayudar a mejorarlo.

- A querer a nuestra madre y a tratarla como una reina porque ella siempre estará a nuestro lado además de que ¡Madre sólo hay una!

- A ser fieles a nuestros sueños y que nos esforcemos por cumplirlos, ya que estos nos darán una vida llena de plenitud.

- El “¡no puedo!” no existe en nuestro vocabulario, simplemente porque somos hijos de un Militar.

(Improvisa, adapta y supera…) Te la tendrás que ingeniar para cumplir la misión. Además de un sinfín de consejos que vienen de una persona que tiene experiencia simplemente porque “ha ido y venido tres veces cuando tu ni siquiera has comenzado. Y te dirá “como te ves me vi, y como me ves, échale muchas ganas”. Todo esto te lo dirá porque quiere lo mejor para ti.

- También si eres hijo de un Militar verás el color verde (o azul o blanco) como algo muy familiar, ya que casi toda tu vida la regirá ese color, por lo que dejará de ser uno de los que menos uses (o el que más).

- Disfrutarás cada momento con tu padre, exprimirás cada segundo que estés con él, te divertirán sus historias, te sentirás parte de sus triunfos y anhelos.

- Aprenderás que no solo se siente “Superman”, sino que es eso y más, ya que él sí es real, y te darás cuenta de que no conoce límites y nada puede detenerlo, hará lo que creías imposible por ti y por su familia.

- Te darás cuenta que en cualquier problema siempre estará ahí para ayudarte y que con solo decirte “hijo no te preocupes, estoy contigo” te sentirás con la fuerza para resolverlo.

- Aprenderás que su vida está marcada por el trabajo duro, la disciplina y el ejercicio, pero no por eso significa que también seguirás sus pasos (aunque claro eso sería lo ideal).

- Te sentirás orgulloso día con día porque te ha dado una vida fuera de lo normal, has viajado, conocido, aprendido, disfrutado, tendrás amigos por todo el mundo… harás y verás cosas que el hijo de un civil jamás se hubiera imaginado.

- Te darás cuenta de los sacrificios de su trabajo, pero te sentirás orgulloso de él, tanto que las lágrimas se te saldrán solo de recordar todo lo que ha hecho por ti.

- Vendrá un momento en que tendrán que estar alejados porque los estudios no permiten seguirle los pasos, sentirás tristeza… pero será un momento de enseñanza y valoración que te dará poco a poco la madurez para poner en práctica sus consejos y enseñanzas.

- Entenderás la razón de las cosas, de aquellos ratos en los que sentías que te decía las cosas por molestar, es ahí donde te darás cuenta de que si a momentos te exprimió como persona fue para hacerte una persona capaz que no tiene limitaciones. Pero sobre todo aprenderás la importancia de disfrutar los momentos juntos.

- Aprenderás que aunque la Patria es lo primero, su esposa y su familia también lo son y todo su amor es para ellos.

- Esperarás darle a tus hijos una mínima parte de lo que él te ha dado y hacerlos sentir tan orgulloso de ti, como tú lo estás de él.

Y a lo mejor a los civiles se les dificultará comprender tu manera de razonar y de actuar. La Milicia para muchos es un mundo desconocido, ya que es: Rambo y el Soldado Ryan, armamento y municiones, muerte y asesinatos, uniformes y obsesión con la limpieza, órdenes y obediencia… Pero tú sabrás acerca del increíble sentido humano que sale de un Soldado ya que habrás visto y vivido de cerca todos los desafíos y sacrificios que hizo por ti y los miembros de una Nación. Para él, el amor a su Patria, son los rostros de aquellos desconocidos que piden su ayuda cuando nadie más puede. Eres parte de un mundo único y solo aquellos que lo viven lo entienden.

Y la regla más importante de este manual:

– Nunca lo dejes salir de la puerta sin antes decirle que lo amas o estando enojados ya que te darás cuenta de que por la naturaleza de su trabajo existe la posibilidad de que no regrese. No te arrepientas de no haberle expresado tu amor.



Francisco Javier de la Uz Jiménez