2/11/14

UNA LECCIÓN















LA LECCIÓN CANADIENSE.





Arturo López de Maturana Leonardo

1 comentario:

Javier de la Uz dijo...

Siempre decimos lo mismo, pero ¡qué envidia de Nación, aquella que honra a los miembros de sus Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad, vivos o muertos!

En España, no hay el mismo sentimiento generalizado.