ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

23/9/14

DERECHAS, IZQUIERDAS Y OTRAS FALACIAS

 


 DERECHAS, IZQUIERDAS Y OTRAS FALACIAS

Con el PP nos pasa, no ya como a aquel a quien le traiciona su novia, porque jamás pudo soñar ese partido con tal situación sentimental, sino como lo que sentimos cuando averiguamos que esa vecina que parecía amable y discreta es en realidad una puta redomada. La decepción provoca un visceral rechazo. Nosotros sentimos una especial repulsión ante este partido y sus principales representantes, que no sen-timos por otros.

Nos dicen que el PP es de derechas, aunque ellos nos aseguran que son de centro, pegaditos al agujero del desagüe en el centro del pilón político, pero también nos dicen que ellos representan a la derecha social, y eso sí que es una falacia.

Hubo una época, allá por los años 30, en los que efectivamente se podía dividir a aquella sociedad española en derechas e izquierdas. Recordemos a la CEDA, “Confederación de Derechas Autónomas”. Ser de “derechas” podía costar la vida, al igual que comprar el ABC o tener una imagen del Sagrado Corazón en casa. Hoy estas cosas ya no pasan, y se podría erróneamente calificar de “derechas” a un votante del PP que se considere ateo, partidario del aborto, de los bodorrios de maricas y hasta de la adopción de niños por pederastas consentidos y legalizados.

Aproximadamente un centenar de españoles pertenecientes a la CEDA fueron asesinados por los de izquierdas sin reacción violenta similar por parte de este partido de derechas 

Hoy, sólo los partidos son de “derechas” o ”izquierdas”, y se denominan así para saber que son distintos, y no porque tengan los mismos fines e ideologías que sus ancestros de los años 30. La sociedad ya no lo es (de derechas o de izquierdas), aunque de forma pasajera se mete en ese bodrio de la rosa de los vientos políticos cuando vota a éste o a aquél partido, ese día en que llega el carnaval de unas elecciones. Pongamos un ejemplo para que se note más claramente nuestra teoría.

Pedro es un funcionario jubilado que con su mujer (llevan 46 años casados, con tres hijos y siete nietos…) vive de su pensión de forma discreta, trabaja como voluntario en “Cáritas” y pertenece a “Pro Vida” y a una asociación defensora del Valle de los Caídos, donde paga una cuota simbólica, porque su bolsillo no da para mucho más. Tienen una pequeña casita en un pueblecito de Cuenca, que perteneció a sus abuelos maternos (necesitan reparar las goteras). Es católico practicante y, salvo una votación a “Fuerza Nueva” hace muchos años, ya no vota jamás. Un observador poco listo diría: “ese es de derechas, y si me apuras, de la ultraderecha”. Y se quedaría tan satisfecho de su “perspicacia”.

EL “perspicaz” calificaría a CARITAS como una organización de “derechas” 


Ahora hablemos de Jho-natan que entró en la política en las juventudes socialistas cuando tenía 17 años (hizo su pinitos en una asociación de jóvenes comunistas con flecos maoístas), medró en el par-tido y pronto escaló puestos de responsabilidad siendo sena-dor a lo largo de 22 años. Alcalde de ciudad importante, Presidente de ésta o de aquella Comisión (una de ellas

Un sufrido paria de la tierra, lógicamente de izquierdas, mostrando su cuerpo desgastado por el rudo trabajo de años, en su discreto retiro de jubilado sufridor 

a favor del aborto), acaba como “desecho de tienta” (político importante sin colocar en la política actual) en la Embajada de París. Casado una vez, arrejuntado tres veces, dos hijos y una hija conocidos (y colocados en excelentes puestos políticos y de los otros), y varios desconocidos, posiblemente seis. Posee una finca de 80 Ha en el Ampurdán, un chalet en Tánger, una enorme casa de campo en la República Dominicana, tres pisos en Madrid y dos en Murcia ¡ah! y un garaje en Gerona, además de “dineros negros”, cuya cuantía se desconoce, en la Isla Mauricio. El “perspicaz” diría: “éste es descaradamente de izquierdas”.

Los partidos políticos actuales, no sólo no repre-sentan a la sociedad ses-teante, más que cuando a ésta se le impone la nece-sidad del voto en unas elecciones, sino que son una rémora para la buena mar-cha de un país. La recons-trucción de España, desde la creación de “Regiones De-vastadas” en 1938, no habría sido posible con unos partidos por medio, cada cual tirando para su patio sin importarle lo más importante: el patio de todos los vecinos. Y sin los corruptos y carísimos partidos se reconstruyó España sin ayuda exterior. Somos testigos de la reconstrucción en Madrid entre 1941 y 1950. Indudablemente el desarrollo económico, que los cretinos denominan despectivamente “desarrollismo”, no hubiera sido posible con la rémora de los partidos rapaces, corruptos y sectarios por medio. Con los partidos hubiera sido imposible que España estuviera en los primeros puestos en Construcción Naval, Pesca, Turismo, o que hubiera hecho posible la política de pantanos, de trasvases, algodón, aceros…, que hubiera recreado la automovilística o la de


La casi milagrosa reconstrucción de España no hubiera sido posible con el lastre, rémora y corrupción de los partidos políticos. 


construcciones aeronáuticas... Ni siquiera hubieran sido posibles las pagas extraordinarias, que el miserable Marcelino Camacho, elevado a los altares laicos por esa “derecha” de partidos, quiso eliminar.

Y como gallardete de esta “derecha” está el PP. Si hacemos una relación de todas las bellaquerías cometidas por el PP a lo largo de su historia, rellenaríamos una biblioteca. Ningún presidente se salva, y Aznar el peor de todos. Con él se duplicaron los abortos en sus casi ocho años de man-dato; trató de pactar con ETA; pactó con el corrupto Pujol para que a cambio de acabar abrup-tamente con la “mili”, recibiera del catalanista apoyo para esto o lo otro; nos humilló deján-dose acariciar despectivamente por Bush, al que imitaba poniendo los pies sobre la mesa, que aquí se considera una falta de educación fla-grante, metiéndonos en una aventura yanqui con conse-cuencias que no vamos a recordar, y de la que su partido salió más que escaldado. Y todo por salir en la foto con el patrón, ya que otros hicieron lo mismo que él, intervenir en Irak, pero sin chorradas de acomplejado. Con él y con otros PPros, desapareció el español en la enseñanza escolar en Cataluña, o se permitieron las multas a quienes rotulaban sus tiendas en español. Despreció a millones de españoles, vivos y muertos, al declarar que el “franquismo” fue nefasto para España. Y para no aburrir, terminaremos citando la

Viñeta de nuestro JOTA EFE publicada en aquella triste fecha del asesinato del Museo del Ejército de Madrid

eliminación del Museo del Ejército de Madrid, convertido hoy, en un sector arrinconado de un irreconocible Alcázar, en un remedo de la “Memoria Histórica”, ley miserable que ellos aceptan, secundan, obedecen sumisamente y completan con raro entusiasmo.

Pero no podemos dejar de lado la in-fluencia en el PP del “lobby gay” (el “lobby” no es homosexual, es marica), que tiene su propia área en el par-tido, al aceptar los ayuntamientos (arre-juntamientos) de mari-cas, o la adopción de niños por esta tropa degenerada.

Doña Esperanza feliz con sus compañeros (¿serán compañeras?) travestis, gremio también feliz al tener tal protectora 

Estas adopciones son más perversas que los abortos porque matan el alma de inocentes, los otros “sólo” matan el cuerpo…

Pero resulta que el PP ha encontrado una especie de aparecida en un Garabandal laico en la figura de Esperanza Aguirre, también considerada por muchos de sus ingenuos votantes como la “Gran Esperanza Blanca”, la que lava la fea cara de ese partido. Nosotros no somos de esta opinión, aunque reconocemos que alguno de sus enfrentamientos dialécticos con los PSOEros ha tenido cierto interés. Nada de particular. Porque lo que para nosotros vale, no son sólo sus declaraciones, en las que nos dice que ella odia la “dictadura franquista” (por supuesto que nunca dijo que odiaba al “Frente Popular…), sino por su propia andadura política. Bajo su mandato, Madrid iba duplicando cada año los abortos, muchos de ellos conseguidos con subvenciones de la Comunidad a Clínicas-Matadero legalizadas; subvencionó una obra de teatro blasfema en el Círculo de Bellas Artes, y ha mostrado un gran amor y simpatía hacia el mundo marica, incluido el aquelarre blasfemo del “Día del Orgullo Gay”, simpatía que jamás ha mostrado a asociaciones cristianas como, por ejemplo, “Pro Vida”. Y últimamente, en compañía de otra PPra de lujo, Ana Botella, la que quiere dedicar una calle o plaza al criminal Carrillo Solares, se luce inaugurando una calle dedicada a la Tatcher. 

Esperanza Aguirre es “Comendadora del Imperio Británico”, es decir, del imperio que se agarra como una garrapata a Gibraltar en continua humillación para España, y la que no hace mucho, respondiendo a una pregunta sobre lo que haría ella si la Marina de Guerra Española entrara en aguas jurisdiccionales del puerto gibraltareño, dijo la británica: “bombardearía Madrid”. Esta dama fue la que ordenó hundir al “Belgrano” fuera de las aguas consideradas zona de guerra (Malvinas), lo que provocaría la muerte de centenares de marinos argentinos. No olvidemos que el PP consintió, sin mover un dedo, que la Home Fleet británica fondeara en aguas jurisdiccio-nales españolas en la bahía de Algeciras an-tes de partir para las Malvinas. Total, “un conflicto distinto y distante…” (Calvo Sotelo, del PP, dixit…).

Posiblemente el submarino nuclear que hundió al “Belgrano” fondearía tranquilamente en aguas españolas de la bahía de Algeciras antes de marchar a cumplir la misión que le ordenaría la Tatcher 

Tiramos de las cerezas y nos salen por docenas. No podemos dejar de mencionar la calle que Madrid dedicará a Olof Palme, el sueco marica asesinado por otro marica, que con una hucha pedía dinero para los “patriotas vascos” (asesinos etarras) condenados a muerte; o al marxista Sal-vador Allende, el santón de derechas e izquierdas, una mala persona a la que su propio Congreso llamó la atención por sus actitudes pro cubanas y dictatoria-les, pendejo arrejuntado con la “Payita”, lo que no ha impedido que la millo-naria esposa e hijas de Allende vivan abrazadas a su cadáver con raro y rentable entusiasmo.

Inquietante foto de Olf Palme a dos pasos de su amado Castro (¡eh, amado políticamente hablando!) 

Y para acabar de una vez, ahora de verdad, digamos que la pareja Kike Sarasola-Carlos Marrero, “matrimonio” muy apreciado por la corrupta clase política, incluidos en una lista de los 50 “gays” más influyentes de España, ha decidido tener mellizos, capri-cho que un go-bierno del PP les permite gracias a sus miserables leyes. Hay que decir que las “crónicas so-ciales” nos infor-maron de que los de esta pa-reja ya son padres de una niña, desgracia-da criatura comprada en Los Ángeles. Las canteras para tallar ruedas de molino se van a agotar…

Esta viñeta de JOTA EFE fue dibujada en otra “legislatura”, pero sirve para todas las posteriores. 

Con este panorama, un partido sin ideales ni ideología, sin política exterior (especialmente cobarde en el tema de Gibraltar), sin política interior definida, amariconado, corrupto, des-cristianizado, abortista, sin memoria, ignorando lo que es patriotismo salvo en chundaratas futboleras, indudablemente no es de derechas a la antigua usanza, pero sobre todo no merece que perdamos el tiempo con él. Bueno, con ninguno.

Pues eso, y ¡Arriba España!

“von Thies”

ESTRAMBOTE.- Hemos de decir que hemos intentado enlazar con al PPC, subproducto del partido en zona catalana, para poder dialogar con ellos, y el fracaso ha sido absoluto. Se blindan ferozmente. Lógicamente tratan de impedir que podamos echarles en cara su inutilidad como opositores (presuntos…) de sociatas catalanes y catalanistas. Ejercen perfectamente de “partido-mulo”, es decir de partido estéril, y viven muy bien en su absoluta inutilidad.

Alicia Sánchez Camacho, de origen noble (hija de guardia civil), madre soltera de las que no quieren ni necesitan padre para su criatura, siempre la vemos con cara de no haber roto un plato en su vida, y sigue sin romper ninguno en Cataluña, donde hay muchos que romper

No hay comentarios: