ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

30/9/14

CIEN AÑOS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL











La Primera Guerra Mundial (también llamada la Gran Guerra) fue un conflicto bélico mundial iniciado el 28 de julio de 1.914 y finalizado el 11 de noviembre de 1.918. Involucró a todas las grandes Potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple Entente, y por otro, las Potencias Centrales de la Triple Alianza.


Artillería japonesa durante el ataque a las Fuerzas alemanas de Tsing Tau, en 1.914

El asesinato por terroristas serbios Archiduque Francisco Fernando de  Austria, heredero del trono del Imperio Austro-húngaro, el 28 de junio de 1.914 en Sarajevo, no tenía necesariamente que haber acabado en un conflicto armado, sin embargo, fue el detonante inmediato de la guerra al acusar a Serbia de ser la instigadora del atentado, pero las causas subyacentes jugaron un papel decisivo, esencialmente el imperialismo de las políticas exteriores de grandes potencias europeas como el Imperio Alemán, el Imperio Austro-húngaro, el Imperio Otomano, el Imperio Ruso, el Imperio Británico, Francia e Italia. El asesinato de Francisco Fernando por el nacionalista serbobosnio Gayrilo Princip dio como resultado un ultimátum lanzado a Serbia el 23 de julio de 1.914 por el Gobierno Austrohúngaro –sostenido y autorizado por Alemania- Las potencias europeas invocaron diversas alianzas formadas años y décadas atrás, por lo que sólo unas semanas después del magnicidio las grandes potencias estaban en Guerra. A través de sus Colonias, el conflicto pronto se extendió por el mundo, pues venía a culminar una serie de crisis internacionales que habían comenzado en Marruecos y en los Balcanes.


El Archiduque Francisco Fernando y su esposa Sofía en Sarajevo, poco antes de ser asesinados


La inmensa mayoría de la población de todos los países vivió con entusiasmo la declaración de guerra; los jóvenes europeos acogieron como una especie de aventura el inicio de la Gran Guerra. “Para casa antes de que caigan las primeras hojas”, la guerra iba a ser corta, liberalizadora, era una causa justa, el enemigo secular sería derrotado, y la nación, fuese cual fuese, se vería engrandecida, ocupando el lugar que por historia le correspondía o con su integridad nacional resuelta…

También se atribuye los orígenes del conflicto, mucho más relevante que la carrera armamentista germano-británica o los agravios franceses por la pérdida de Alsacia-Lorena a la vieja y enconada rivalidad austro-rusa, nacida en la Guerra de Crimea (1.853-1.856).


El 28 de julio, el conflicto dio comienzo con la invasión de Serbia  por Austria-Hungría, seguida de la invasión de Bélgica, Luxemburgo y Francia por el Imperio alemán, y el ataque de Rusia contra Alemania. Tras ser frenado el avance alemán en dirección a París, el Frente Occidental se estabilizó en una guerra estática de desgaste basada en una extensa red de trincheras que apenas sufrió variaciones significativas hasta 1.917. En el Frente Oriental, el Ejército ruso luchó satisfactoriamente contra Austria-Hungría, pero fue obligado a retirarse por el Ejército alemán.

Países Beligerantes en la Primera Guerra Mundial

Potencias Centrales y Aliados:



Al principio fueron los países integrantes de la Triple Alianza (Alemania, Austria y uniéndose a ellos el Imperio Otomano en 1.914 y Bulgaria en 1.915) y La Triple Entente, que será conocida como los aliados (Reino Unido, Francia y Rusia, a las que se sumaron Japón, Bélgica y Serbia al ser atacadas; Italia se unió en mayo de 1.915, Rumania en 1.916 y Grecia y Estados Unidos en 1917).
España se declaró neutral, al igual que los Países bajos, Suiza, Albania y las Naciones nórdicas.

El 7 de agosto de 1.914, La Gaceta publicaba un real decreto por el que el gobierno de Alfonso XIII se creía en el «deber de ordenar la más estricta neutralidad a los súbditos españoles con arreglo a las leyes vigentes y a los principios del Derecho Público Internacional». En realidad, la decisión ya había sido tomada por el gobierno del conservador Eduardo Dato en cuanto se tuvo conocimiento del inicio de las hostilidades.

Los países beligerantes tenían un especial interés de que España no participara; los países europeos implicados en la guerra esperaban tener los favores comerciales de España, que no tenía recuerdos especialmente gratos debido al aislacionismo que había sufrido tras la derrota de 1.898.

Tropas alemanas en Riga 1.916

En el transcurso del conflicto fueron movilizados más de 70 millones de militares, incluidos 60 millones de europeos, lo que la convierte en una de las mayores guerras de la Historia.

 La Gran Guerra, fue “el  laboratorio de la guerra total”. Las armas que protagonizaron las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial fueron estrenadas y ensayadas entre 1.914 y 1.918. Fruto de los galopantes progresos tecnológicos y científicos, las modernas armas, modificaron la ciencia militar para siempre y produjeron la mayor matanza que ningún conflicto humano había visto hasta entonces: 8 millones de combatientes muertos. Los gases venenosos, el aeroplano, el submarino y los carros de combate cambiarían para siempre la estrategia militar; que prácticamente no se había alterado durante siglos.


Un Soldado alemán sostiene el auricular de un teléfono de campaña


Alemania, con el Plan Schlienffen, pretendió ganar en seis semanas la guerra de todo el siglo. Temerosos de un choque en dos frentes simultáneos con Francia y Rusia, los alemanes planearon una estrategia para llegar a París en mes y medio, y forzar la rendición de la República Francesa. Para ello, violaron la neutralidad  belga y se mantuvieron a la defensiva  en la frontera franco-germana y en Prusia Oriental.

Del 2 de agosto al 12 de septiembre de 1.914, las Tropas franco-británicas detienen sorprendentemente el avance alemán a las puertas de París. Es el “Milagro de Marne”.



La Batalla de “Marne”. Taxis franceses transportando voluntariamente Soldados al Frente y trinchera alemana

Los franceses contraatacan y ejecutan su Plan XVII. La ofensiva se paraliza ante las disposiciones defensivas alemanas. Los Ejércitos franceses, con graves pérdidas, son rechazados a lo largo de toda la frontera. Las fuerzas alemanas la dirección de su avance. Las reorganizadas Tropas francesas y británicas resisten victoriosamente en el Marne salvando París.


Tras el desenlace de la Batalla de Marne, comienza “la carrera hacia el mar”. Los puertos del Canal de la Mancha, que habían sido ignorados por el avance alemán, cobraban una crucial importancia. Al mismo tiempo, ambos contendientes tenían que fijar sus respectivos y expuestos flancos.


Se abrieron frentes adicionales tras la entrada en la guerra del Imperio Otomano en 1.914: Italia y Bulgaria en 1.915 y Rumanía en 1.916. El Imperio Ruso colapsó en 1.917 debido a la Revolución de Octubre, tras lo cual dejó la guerra.

Ofensivas y contraofensivas caracterizaron la contienda en Europa oriental frente a la estática guerra de trincheras en Francia.

De agosto de 1.914 a marzo de 1.918, los Imperios Centrales y Rusia libran una guerra de movimientos con continuas ofensivas por parte de ambos bandos. La calidad del Ejército alemán y los desórdenes políticos en Rusia serán los factores clave que determinen el resultado de la lucha.

La guerra en el mar:


En Jutlandia vencieron todos. Los alemanes lograron la victoria táctica en la mayor Batalla Naval de la historia, pero estratégicamente el triunfo fue británico, puesto que dicha situación no había variado y la Royal Navy seguía imponiendo su bloqueo. La única opción  de Alemania de invertir la situación era la guerra submarina total. A punto estuvieron de lograrlo pero la adopción del sistema de Convoyes, la entrada de Estados Unidos en guerra con su poderosa Armada y varias innovaciones técnicas hicieron que los U-Boote perdieran finalmente la Batalla. La invicta Marina alemana, antes de ser repartida entre los vencedores, decidió inmolarse autohundiéndose en Scapa-Flow, dejando un legado de gloria a su sucesora, la Kriegsmarine.


Tripulación Submarino alemán Clase UC-1 en cubierta




Con el Imperio Otomano del lado de los Imperios Centrales, todo el Oriente Medio y Arabia  se convirtieron en zona de guerra. Turquía se planteó una guerra contra Rusia exclusivamente, para ellos, el frente más importante fue la frontera con Rusia en el Cáucaso, siendo Armenia la zona principal de la lucha. El Ejército ruso se impone al turco allí, la situación revierte como efecto de la Revolución Rusa. En medio, los armenios sufren la persecución del Gobierno Otomano, pero  Turquía, fue vencida por los británicos y la rebelión árabe. Primero fracasa al intentar apoderarse del Canal de Suez. Apoyados por los guerrilleros árabes, los británicos rompen el frente en octubre de 1.917. Su avance destruye la capacidad de combate del Ejército turco. Después, las sucesivas ofensivas británicas tienen por objeto asegurarse el petróleo iraquí y frenar la influencia y penetración germano-turca en Persia y Afganistán. Los Imperios Centrales fallan en intentar un levantamiento en toda la zona. 





Tropas rusas en una trinchera


Gallipoli, la lucha por el control de los Dardanelos: La posesión del Estrecho de los Dardanelos era clave en el desarrollo de la guerra. En manos turcas impedía el suministro de material militar hacia Rusia y del trigo ruso hacia los aliados. La campaña de Gallipoli intentó dar respuesta a esta situación. Desembarcando directamente en los estrechos y marchando posteriormente hacia Constantinopla se podía asestar un golpe definitivo al Imperio Otomano. Sin embargo, la ejecución de este brillante plan fue frustrada por los defectos del Mando aliado y la rápida respuesta turca, acabando la operación tras meses de dura lucha en la derrota y repliegue aliado.


Campamento de tropas británicas cercadas en la Bahía de Suvia, al oeste de la península de Gallipoli


Las barcazas tipo K que se utilizaron en esta fallida Operación de Gallipoli y que años más tarde, estaban en Gibraltar, fueron compradas a los británicos por el Ejército español y empleadas en el Desembarco de Alhucemas en 1.925.

Tras la primera fase de guerra de movimientos, que concluyó con la batalla de Yepres en diciembre de 1.914, el frente occidental quedó estancado. Las terribles bajas de los primeros meses de la guerra y el agotamiento llevaron a ambos contendientes a resguardar sus fuerzas para reorganizarse. Miles de kilómetros de alambre de espino, trincheras, baluartes con dobles o triples líneas defensivas hacia el interior, se extendió  desde el Canal de la Mancha hasta la frontera suiza. Durante 1.915 y 1.917 se suceden inútiles ofensivas por parte de ambos bandos. La juventud europea se desangra infructuosamente en   la guerra de trincheras, que llevó a las carnicerías de Verdún y el Somme























El uso de alambre de púas en la guerra era reciente, habiéndose sólo utilizado por primera vez en forma limitada durante la Guerra Española-Americana. Todas las partes en la Primera Guerra Mundial utilizaron extensas redes de alambrados de púas.



Una máquina alemana de excavación de trincheras. La gran mayoría de los miles de kilómetros fueron excavados a mano, pero algunos tenían asistencia mecánica

Verdún, concebida como una batalla de desgaste, el objetivo era atraer a los franceses a un combate que no pudieran rechazar causándoles tantas bajas que quedase anulada su capacidad de lucha. Verdún no tenía ninguna importancia militar, pero encarnaba la voluntad de resistencia de Francia. La ofensiva británica del Somme, fue consecuencia directa de Verdún. El primer día del Somme, fue la peor derrota del Ejército británico en su historia. Más de 50.000 bajas en un solo día y ninguno de los objetivos previstos conquistados.



La Batalla de Somme. (Norte de Francia), en la imagen, fue una de las más sangrientas de la primera guerra mundial, y también una de las más largas. Se desarrolló del 1 de julio al 18 de noviembre de 1.916, y en ella murieron un millón de personas de ambos bandos. (GTRES)

Tras estas sangrías, el Estado Mayor alemán reconoce que su capacidad ofensiva ha quedado mermada. Entre febrero y abril de 1.917, los Ejércitos germanos se repliegan a las fortificaciones de la Línea de Hindenburg, adoptando una postura defensiva en espera de echar a Rusia de la Gran Guerra.






Soldados alemanes con un mortero en la trinchera

El invento británico de los Carros de Combate, “tanques” por su nombre en clave, se emplean masivamente en la batalla de Cambrai, en noviembre de 1.917. El inicio de la ofensiva es un éxito, los alemanes son cogidos por sorpresa, pero se reponen y frena el ataque.











Soldados canadienses a bordo de un Mark I, el primer carro de combate que actuó en un campo de batalla 

Aunque formalmente aliada de Austria-Hungría y Alemania, Italia se había declarado neutral al principio de la guerra. Las aspiraciones territoriales italianas podían ser satisfechas de mejor grado por los aliados, las negociaciones con Francia, Reino Unido y Rusia, Italia entraría en guerra y a cambio recibiría los territorios a los que aspiraba, que formaban parte de los Imperios Austrohúngaro y Otomano. En mayo de 1.915, Italia declara la guerra sólo a Austria-Hungría  y en otoño de 1.917, Italia estaba ya también en guerra con Alemania. El 24 de octubre de 1.917, se iniciaba la ofensiva de los Imperios Centrales: La Batalla de Caporetto, que constituyó una de las más severas derrotas que sufrieron los aliados en toda la guerra. Utilizando nuevas técnicas de infiltración y combate, las tropas germanas y austrohúngaras mandadas por el General Otto Von Below, arrasaron las posiciones italianas, cuyo Ejército simplemente se derrumbó.

Revoluciones de Febrero y Octubre de 1.917 en Rusia

La Revolución de Febrero tuvo lugar en marzo, como la de Octubre se desarrolló en realidad en noviembre, ya que en esos años Rusia aún utilizaba el calendario Juliano, mientras los países occidentales usaban ya el Gregoriano, que hoy es el empleado universalmente. En la Revolución de Febrero, las bajas producidas en la Ofensiva Brusilov provocan manifestaciones en las principales ciudades de Rusia. En febrero un nuevo racionamiento del pan da lugar a revueltas en Petrogrado (San Petersburgo). Sin apoyos, el Zar abdica. Un Gobierno Provisional, de voluntad democrática, se hace cargo del país.

El regreso de Lenin a Rusia, produce un punto de inflexión. Los Bolcheviques, se organizan y se hacen paulatinamente con el control  de la capital y de su Sóviet. El plan: sustituir la Guerra Mundial por la Guerra Civil para instaurar la Revolución Comunista.



Avenida Nevski de Petrogrado, escenario de manifestaciones en los días de la Revolución de Octubre


Tras el fracaso de la Ofensiva Kerensky, el apoyo popular al Gobierno Provisional se resquebraja. Los Bolcheviques se aprovechan de la situación y dan un golpe de Estado. La toma del Palacio  de Invierno, sede del Gobierno, sella su suerte. Lenin y los suyos se hacen con el Poder.

Después de una ofensiva alemana a lo largo del Frente Occidental en 1.918, las fuerzas de los Estados Unidos se unieron a los Aliados de la Triple Entente, que hicieron retroceder al Ejército alemán en una serie de exitosas ofensivas. Tras la Revolución de Noviembre de 1.918 que forzó la abdicación del Káiser, Alemania aceptó el armisticio el 11 del mismo mes. 



Sturmtruppen, las Tropas de asalto alemanas, en un avance hacia las líneas enemigas


Al final de la guerra cuatro potencias imperiales, los Imperios Alemán, Ruso, Austro-húngaro y Otomano, habían sido derrotados militar y políticamente y desaparecieron. Los Imperios alemán y ruso perdieron una gran cantidad de territorios, mientras que el Austro-húngaro y el Otomano fueron completamente disueltos.


Desfile en Londres tras la Guerra. Los Carros de Combate y las Tropas británicas desfilan por Bethlem Royal Hospital en Lambeth Road, Londres (Inglaterra), al finalizar la Primera Guerra Mundial. El edificio se convirtió después en la sede del Imperial War Museum. Imagen cortesía del Imperial War Museum. (Imperial War Museum/ HU_51923)




El mapa de Europa Central fue redibujado con nuevos y pequeños estados y se creó la Sociedad de Naciones con la esperanza de prevenir otro conflicto similar. Los nacionalismos europeos, espoleados por la guerra y la disolución de los imperios, las repercusiones de la derrota alemana y los problemas generados por el Tratado de Versalles se consideran generalmente como factores del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Gas Venenoso en la primera guerra mundial

El uso de gas venenoso en la Primera Guerra Mundial fue una importante innovación militar. Los gases utilizados iban desde el gas lacrimógeno agentes incapacitantes como el gas mostaza y agentes letales como el fosgeno. Esta guerra química fue uno de los principales elementos de la primera guerra global y también de la primera guerra total del siglo XX.


Soldados alemanes con la máscara de gas y puesta también en los perros

































Soldados británicos con la máscara puesta en la trinchera

La capacidad letal del gas era limitada —sólo el 3% de las muertes en combate fueron debidas al gas—, pero la proporción de bajas no letales fue alta, llegando el gas a ser uno de los factores más temidos entre los soldados. Al contrario que la mayoría de las armas de la época, fue posible desarrollar contramedidas efectivas para el gas. De ahí que en las fases finales de la guerra, aunque el uso del gas aumentó, en muchos casos su efectividad disminuyó. Debido al uso generalizado de la guerra química, además de los importantes avances en la fabricación de explosivos de alto orden, a veces se ha calificado a la Primera Guerra Mundial como "la guerra de los químicos". 


El caballo en la Primera Guerra Mundial


Foto desconocida de la Primera Guerra Mundial


























El empleo de caballos en la Primera Guerra Mundial marcó un período de transición en la evolución de los conflictos armados. Las Unidades de Caballería fueron inicialmente consideradas elementos ofensivos esenciales de una fuerza militar; sin embargo, durante el curso de la guerra la vulnerabilidad de los caballos a las ametralladoras modernas y al fuego de Artillería redujeron su utilidad en el campo de batalla. El desarrollo paralelo de los Carros de Combate, en última instancia, reemplazó a la Caballería en las tácticas de choque. Mientras que el valor percibido de los caballos de guerra cambió radicalmente, los caballos todavía desempeñaron un rol importante durante toda la guerra. 




DESTACAMENTO DE GURKHAS. Imagen tomada el 24 de julio de 1.915 que muestra un destacamento de los Gurkhas del Ejército Británico, pasando junto a un grupo de civiles. Durante la Primera Guerra Mundial más de 200.000 Gurkhas (soldados de origen nepalí) lucharon junto a los británicos. Cerca de 20.000 murieron. (The British Library)


Todos los combatientes principales en la Primera Guerra Mundial (1.914-1.918) iniciaron el conflicto con Fuerzas de Caballería. Las Potencias centrales, el Imperio Alemán y el Imperio Austro-húngaro, dejaron de usarlas en el Frente Occidental poco después de que comenzara la guerra; no obstante, siguieron desplegándolas en forma limitada en el Frente Oriental hasta bien entrada la guerra. El Imperio Otomano utilizó ampliamente la Caballería durante la guerra. Por el lado de los Aliados. El Reino Unido empleó Infantería montada y cargas de Caballería durante toda la guerra, pero los Estados Unidos utilizaron la Caballería sólo por un corto período de tiempo. Aunque no fue muy exitosa en el frente occidental, la Caballería aliada sí tuvo algún logro en el Frente del medio Oriente, posiblemente debido a que se enfrentó a un enemigo más débil y menos avanzado tecnológicamente. El Imperio Ruso usó fuerzas de Caballería en el frente oriental, pero con éxito limitado. 



Los militares utilizaron caballos principalmente para apoyo logístico durante la guerra; eran mejores que los vehículos mecanizados en el viaje a través del barro profundo y en terrenos irregulares. Los caballos fueron empleados para el reconocimiento y para transportar mensajeros, así como para arrastrar piezas de Artillería, ambulancias y carros.


La Caballería inglesa cruzando un puente sobre el Somme, cerca de Brie

La Caballería alemana invade Varsovia, 1.915



Sección Caballería Cosaca realizando un Servicio de Reconocimiento cerca de la frontera alemana


La presencia de caballos, a menudo, aumentaba la moral entre los Soldados en el frente, pero los animales contribuían a diseminar enfermedades y al mal estado sanitario en los campos por causa del estiércol y los caballos muertos. El valor de los caballos, así como la creciente dificultad para reemplazarlos era tal que hacia 1.917 se dijo a algunas Tropas que la pérdida de un caballo era de mayor preocupación táctica que la pérdida de un Soldado humano. Con el tiempo, el bloqueo aliado impidió a las potencias centrales importar caballos para reemplazar los perdidos, lo que contribuyó a la derrota alemana. Hacia el final de la guerra, incluso al bien abastecido Ejército de Estados Unidos le faltaban caballos. 


Las condiciones eran duras para los caballos en el frente; morían por fuego de Artillería, sufrían de enfermedades de la piel y resultaron heridos por gas venenoso. Cientos de miles de caballos murieron (se calcula que más de un millón) y muchos más fueron atendidos en hospitales veterinarios y enviados de vuelta al frente. La adquisición de alimentos equinos era una cuestión importante y Alemania perdió muchos caballos por inanición al faltarle forraje.


Soldados rusos en Francia, 1.916.

Rusia sufrió más muertes que cualquier otra nación durante la Primera Guerra Mundial, sus bajas fueron de 1.700.000.



























Uno de cada 5 soldados australianos y neozelandeses que dejaron su país para combatir en la Primera Guerra Mundial nunca volvieron, 80.000 en total.




Austria-Hungría sufrieron el 90% de bajas de sus afectivos totales movilizados.




Soldados canadienses en la Segunda batalla de Passchendaele (1.917)




Soldados estadounidenses de varias Compañías y Divisiones marchan hacia las trincheras en St. Clement, en Francia.

 296 soldados de EE.UU. se suicidaron durante 7 meses en que el país formó parte de la Primera Guerra Mundial.


Los vigilantes del espacio aéreo

La tecnología en la aviación se desarrolló a pasos agigantados después de la guerra, debido al potencial de los aviones durante la batalla.


Foto de Soldados en las trincheras hecha para el periódico estadounidense 'New York Journal'

Un total de 65.038.810 Soldados fueron movilizados durante la Primera Guerra Mundial, de los cuales fueron muertos más de 8 millones.

Las principales causas de la Primera Guerra Mundial fueron:

1. El afán imperialista de las principales potencias de Europa, especialmente Alemania, que ansiaba conquistar mayores colonias y mercados para su pujante industria.

2. Los intentos expansionistas de algunas potencias, sobre todo de Austria-Hungría, Rusia e Italia en los Balcanes.

3. La exaltación nacionalista en varios países, como Serbia, donde se odiaba el afán hegemonista del Imperio Astro-Húngaro.

4. El armamentismo de los países industrializados como Alemania, Francia e Inglaterra. 

Las principales consecuencias de la Primera Guerra Mundial fueron:

1. La ruina económica de las potencias derrotadas, sobre todo Alemania, que quedó obligada a pagar una indemnización de 33 millones de dólares.

2. Más de 8 millones de personas murieron y más de 20 millones quedaron heridas o mutiladas.

3. La hegemonía económica de Estados Unidos, Inglaterra y Japón, las potencias vencedoras menos afectadas por la guerra mundial.

4. Alemania devolvió Alsacia y Lorena a Francia, que las había perdido en 1.871 por la Guerra Franco – Prusiana.

5.  La desintegración del Imperio Austro-húngaro.

6. Surgimientos de nuevos estados en Europa como Polonia, Finlandia, Checoslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Albania y Yugoslavia.

7. El derrocamiento de viejas dinastías reinantes como Hohenzollern (Alemania), Romanof (Rusia) y Habsburgo (Austria).

8. El estallido de la Revolución Rusa (1.917), liderada por líderes comunistas como Vladimir Lenin y León Trotski.

9. Creación de la Sociedad de Naciones, organismo internacional que debía garantizar una paz duradera.

10. La invención y perfeccionamiento de nuevas máquinas, transportes y armamentos.




      Francisco Javier de la Uz Jiménez



Fuentes: 

       La Larga Guerra del siglo XX 1.914-1.989 (ABC): Armando Fernández-Xesta. Víctor Javier García Molina y Javier García Andrés

       Fotografías desconocidas de la Primera Guerra Mundial (La Gaceta)

           Fotografías de Internet


No hay comentarios: