ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

18/2/14

Ese populacho fascista del 2 de mayo




Hoy voy a invitarles a entrar en la web del Museo Nacional del Prado y a ver el texto con el que el museo presenta la serie de grabados “Los desastres de la Guerra”, de Francisco de Goya.

Permítanme que les lea algunos párrafos:

“El 2 de mayo de 1808, grupos exaltados del pueblo de Madrid, instigado por sectores reaccionarios de la nobleza y la iglesia, se levantaron en armas contra las tropas napoleónicas.”



O sea, que según el Museo Nacional del Prado, Daoíz, Velarde o Manuela Malasaña, lejos de ser unos patriotas españoles que murieron luchando contra los ocupantes franceses, no eran sino unos ultras manipulados por obispos y marqueses fascistoides.

Sigo leyendo:

“La rebelión, extraordinariamente violenta, trajo como consecuencia una brutal represión”.

Es decir, que si los franceses nos reprimieron fue porque esos ultras exaltados antes mencionados no solo se atrevieron a “rebelarse”, sino que además eran muy violentos. Claro, en esas condiciones, ¿quién no reprimiría brutalmente a esos fachas?

Sigo leyendo:

“Entre el 15 de junio y el 14 de agosto de 1808, la ciudad [de Zaragoza] mandada por el general Palafox, sufrió un primer asedio que pudo resistir, sangrienta y quizá innecesariamente, a juzgar por las terribles consecuencias que supuso para su población.”

Vamos, que según el Museo del Prado, los zaragozanos fueron unas pobres víctimas del cretino de Palafox, que no dudó en sacrificar a la población sin motivo. Porque el resistir a los franceses, según el Museo del Prado, no era una “necesidad”. ¡Fíjate qué estúpidos, tú, resistir tres meses a los franceses pudiendo haberse rendido desde el principio!

Sigo leyendo:

“Frente al comportamiento heroico de las mujeres en la defensa de sus vidas y las de sus hijos, otras veces nos encontramos [en los grabados de Goya] con rostros de patriotas que sintetizan la falta de juicio que conduce sus actos, en una imagen muy próxima a la del español que irracionalmente apuñala con reiteración al mameluco caído del lienzo del 2 de mayo.”

Más claro, agua: los patriotas adolecen de una falta de juicio que les lleva a agredir irracionalmente a los pobres mamelucos que habían llegado a España a librarnos del oscurantismo y la carcundia.

Sigo leyendo:

“Pero, al igual que el hombre, la mujer también asume el papel maléfico que responde a la falta de humanidad que rige las acciones de violencia irracional, brutal e innecesaria que el pueblo español ejerce sobre franceses y afrancesados. En el modo de grabar los rostros de este “populacho” está expresada la feroz crítica de Goya a este comportamiento nada ejemplar.”

Lo van ustedes comprendiendo, ¿verdad? Según el Museo Nacional del Prado, la violencia ejercida sobre el ejército ocupante francés y sobre los españoles que trabajaban contra su propio país fue irracional, brutal e innecesaria. Lo propio de un populacho inhumano, cuyo comportamiento no solo no es ejemplar, sino que incluso podría calificarse de maléfico.

Bueno, pues ya saben ustedes: a partir de ahora, nada de celebrar a los héroes del 2 de mayo, que no eran más que unos fachas sangrientos e irracionales, que asesinaban cruelmente a los pobres franceses que habían venido a sacar a España de su secular atraso.

O al menos eso es lo que dice, para que lo puedan leer visitantes de todo el mundo, la web oficial del Museo Nacional del Prado, que depende del Ministerio de Cultura dirigido por un tal José Ignacio Wert.



Permítanme que termine con una pregunta: ¿creen que en alguna otra nación del mundo se permitiría el gobierno insultar de esa forma, desde una web oficial, a los héroes de la independencia de su propio país?

Luis Del Pino (Publicado el 16/02/2014 en LaVerdadOfende)


Es indudable que, como diría el Cte Benítez héroe de Igueriben, “el enemigo está dentro…”. Y no hace falta concluir con aquello de “…tirar sobre nosotros”. Ya lo hacen motu propio.

                                                                Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda


3 comentarios:

Cristina Fdez. de Valderrama Alonso dijo...

Parece mentira que en la web oficial del Museo Nacional del Prado, que depende del Ministerio de Cultura, se digan esas barbaridades. Y aquí no pasa nada. Qué vergüenza.

Javier de la Uz dijo...

Entiendo, que no comparto, que el Ministerio de “Incultura” del Gobierno de Zapatero, pudiese ser tan analfabeto, pero que el Ministerio de Cultura actual, no borre semejante barbaridad de la Web Oficial, eso sí que es para llorar. ¡País de cenutrios!

José Antonio dijo...

Gonzalo, mi Coronel: Como ya estamos debidamente preparados para “lo peor” –porque desde hace ya casi cuarenta años en la sociedad española no se protege ni fomenta, institucionalmente, más que “lo peor”–, pues tú (de igual manera que los demás poetas) cumples tu servicio de centinela desde tu observatorio estratégico y cuando capturas una pieza importante nos la presentas para que todos los fieles de Cajón de Sastre sepamos cómo y de qué manera actúan los pobres-diablos-imbéciles-y-dementes que llevan tres siglos tratando de aniquilar las tradicionales civilizaciones que sostienen dignamente la sociedad humana mundial.

Lo de “pobres-diablos-imbéciles-y-dementes”, ya sabemos que es un calificativo acuñado en Francia para mejor definir a los infelices marionetas del imperialismo globalizador que encabezaron la antifrancesa Revolución Francesa de hace dos siglos y medio. El más preclaro difusor de tal expresión calificativa, fue Anatole France (premio Nobel de literatura en 1921); y según éste, al pueblo francés le hicieron entonces (a lo bruto) lo que ahora le van haciendo, con más o menos disimulo y suavidad, al pueblo español. Luego los españoles podemos presumir de ser dos siglos y medio más civilizados que los franceses, y tres siglos más civilizados que los ingleses. Claro que ellos pueden presumir de llevar esos mismos siglos promoviendo las guerras y el terrorismo contra España y los españoles. Y los españoles llevamos esos mismos siglos compadeciendo a los pueblos francés e inglés por la tragedia continuada que les suponen las guerras mundiales y las guerras menores que les han desangrado en mucha mayor medida que la que nos han proporcionado sus gobiernos a nosotros.

En cuanto al crítico de arte, autor de los comentarios insultantes que expresa el director del Museo del Prado, según mis informes dignos de toda fiabilidad, es un sicario extranjero, pagado monetariamente con la esplendidez que caracteriza a los señoritos-marionetas que se dicen ministros del Gobierno de España, cuando se trata de malversar el dinero de la hacienda pública.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M