ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

15/1/14

EL ESPÍRITU DEL LEGIONARIO ES ÚNICO Y SIN IGUAL.














Mi Coronel, gracias por mandarme  el correo del hijo del Coronel Álvarez,  ya me pongo en contacto con ellos, ahí le mando otro poema dedicado a él.
Atentamente, este que se siente orgulloso de haber estado bajo el mando del Capitán José Ignacio Álvarez García. 

Cabo 1º Legionario Rogaciano Goana Nelson  (Ramón Lencero Nieto) 


Adiós al Coronel D. José Ignacio Álvarez García “Mi Capitán”



Quiero rendirle tributo
Al amigo que murió,
Al que fuera mi Capitán
En el III de La Legión.

José Ignacio Álvarez García
Ha muerto de Coronel,
El soldado de Infantería
Que cumplió con su deber.

Con ese tacto indulgente
De los que tienen talento
Y tratan al subordinado
En los modos más correctos.

El que a veces te perdona
La falta que se transige
En el mando competente
Que con palabras  corrige.

Dando la oportunidad
Al que tuvo un mal momento
Y quiere corresponder
Dignificando el concepto

Del entender que responde,
Y. Se toca el corazón
Con la conciencia cristiana
De la noble condición.

Las muestras de cariño
Se hicieron ver en el templo
Como sólo se le honra
A los que dan buen ejemplo.

En el santo sacrificio
Oficiado por su hermano
Resaltaron los valores
Que expresa el fervor cristiano.

Cuando canta con tristeza
Con el respeto absoluto
Dedicado al que se va
Dejando trajes de luto.

Con recuerdos que mitigan
El vacío que ha quedado
Donde falta la presencia
Del que sigue idolatrado.

Y aunque no pueda mirarse
José Ignacio está presente
En aquellos que lo invocan
Glorificando su muerte.

Y. Al hablar del buen amigo
Se te ablanda el corazón,
Yo recuerdo su templanza
Con profunda admiración. 


Dedicado a su esposa Carmen Amaro e hijos con el respeto y afecto que les tengo, acompañándoles en el dolor.

Cuando me dio la noticia de su muerte el Coronel D. José Manuel Sánchez-Gey Venegas me causó mucha tristeza, en ese mismo momento le hice los versos que mandé a través del Coronel José Manuel. Estos son después de haber estado en la misa que se celebró el día 7 de este mes, ahí me vine abajo al ver el conjunto de todo y los recuerdos que invadieron la mente, más con el Novio de la Muerte, el mismo que apenas pude cantar. 


 Cabo 1º Legionario Rogaciano Goana Nelson 
8-1-14

4 comentarios:

José Antonio dijo...

No tuve ocasión de conocer a los dos protagonistas de esta llamativa historia de entrañable compañerismo militar, la cual ha surgido en las solidarias páginas de nuestro blog; ni conocí al fallecido, Coronel Álvarez García, ni conozco al autor del emotivo canto póstumo en su homenaje, Cabo Primero Goana Nelson. Y, a juzgar por el testimonio de éste, muy digno de ser conocido era aquél, por su genuino estilo militar con relación al cumplimiento del servicio y por su consideración a quienes eran sus subordinados. Y, a juzgar por ese mismo testimonio, también muy digno de ser conocido es el citado autor, que, ante su sentido profundo dolor por la marcha definitiva del querido y admirado jefe, abre su alma ante los familiares, compañeros y amigos y deja constancia poética y públicamente de la grandeza de aquél. Considero que se trata de una historia muy ejemplar para todo militar, los jóvenes y los maduros.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

José Antonio dijo...

Bajo el reluciente dosel nocturno que cubría engalanado de estrellas
el madrileño espacio celeste del universal firmamento,
entre el fervor popular y con escolta legionaria desfilando a paso lento,
tras su jornada triunfal el Cristo de la Buena Muerte regresaba
en solemne procesión, en busca de reposo reparador, a su sagrado aposento.

En el medio del camino, en la popular Puerta del Sol, algo lejana todavía,
una concentración ilegal atea surgido había, un rebaño de ovejos parecía;
y el cerrarle el paso al Cristo, con sus siniestros manejos ella pretendía.

– Oficial, no se va a poder pasar. En la Puerta del Sol, está mal la situación.
Comunicó un mando policial, maniatado por el gobierno ateo de la Nación.

– ¡El Cristo está en su derecho de paso y le escolta La Legión!
Respondió con serena firmeza el Oficial al mando de la escolta de honor,
consciente de su obligación.

– Y hágaselo usted saber a quien tenga la jurisdicción.
Si al llegar el Cristo allí, encontramos obstáculo o interrupción,
mis hombres, los legionarios, apartarán todo lo que impida el libre paso a la procesión.

¡Va en ello el derecho de paso de Cristo en crucifixión!

¡Van en ello el honor del pueblo creyente y el de La Legión!

Javier de la Uz dijo...

Reconfortante entrada y reconfortantes comentarios que hacen que se me acelere el pulso y el corazón me palpite revolucionado dándome la sensación de estar viviendo en directo los acontecimientos. ¡Muchas gracias!

José Antonio dijo...

Efectivamente, reconfortante resulta todo lo expuesto, y para contribuir a aumentarlo grandemente ha llegado el comentario de Gran Jefe Tte. Col. Francisco Javier de la Uz. Cada quien puede comportarse en la vida de la manera que considere más adecuada a sus posibilidades o a su gusto; pero no dejemos de saber que todo ello se va acumulando en cada respectiva alma y constituye su personal manera de ser en la Vida Eterna; así es que los poetas y demás lectores sabemos que estas cosas nos permitirán revivirlas y sentirnos plenamente satisfechos por toda la Eternidad, aunque en esta vida “el diablo” procure hacernos pasar malos ratos.

Por, si el Espíritu de Legionarios que todos albergamos en nuestra alma, tiene alguna relación con mi manera de ver y de actuar con respecto al aborto y su legislación, informo de la publicación de dos comentarios míos en:

http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/la-reforma-de-la-ley-del-aborto#comment-36