ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

19/11/13

LA ESTATUA ECUESTRE DE FRANCO EN LA AGM



A quien corresponda:

La fecha del día 24 de agosto del año 2006 constituye un baldón más para el actual sistema político partitocrático que con demoledores efectos antinacionales ejerce desde hace ya más de un tercio de siglo el poder gubernativo en España. En tal fecha y por orden del partido político socialista gobernante a la sazón, fue secuestrada la estatua ecuestre de quien fue el primer Director de la Academia General Militar, en Zaragoza, el General Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, y que estaba situada en el recinto de dicha academia desde hacía más de 55 años. Dicha estatua forma parte del patrimonio moral, artístico y material de la citada academia, desde que por iniciativa de la municipalidad zaragozana y sufragada mediante suscripción popular fue creada la artística estatua, donada e instalada en el diáfano espacio existente entre las puertas exteriores de acceso al patio principal del edificio académico. Su inauguración, presidida por el Ministro del Ejército, se llevó a cabo con la debida solemnidad en el día 15 de diciembre de 1948.



Dicho delictivo secuestro con humillante intencionalidad política partidista, constituye una afrenta permanente contra los promotores y donantes de la estatua, así como contra la Institución militar y sus integrantes de algún modo vinculados con la Academia General Militar. Pero quizá la mayor afrenta sea la que se está haciendo a quien puso su alma y su arte en la modelación de la artística estatua, el renombrado escultor MOISÉS DE HUERTA AYUSO (1881-1962).

La referida escultural estatua en bronce, cuyas dimensiones son de 3,70x3,25x1,30 ms., constituye una de las más importantes y representativas obras artísticas del citado prestigioso escultor español –vallisoletano de nacimiento y vizcaíno de adopción–; y dentro de las de su género constituye uno de los mayores logros artísticos del arte español de todos los tiempos.

Desde aquella aciaga fecha en que se produjo el alevoso secuestro, numerosas voces han venido reclamando razonadamente la devolución de la estatua al centro militar propietario, para su instalación en alguna sala museo o lugar similar. Entre tales voces, se halla la de quien esto suscribe, publicada por el diario A B C, edición de Madrid, en el número de 3 de noviembre de 2006, en su sección de cartas de los lectores, y también las publicadas en este mismo blog con fecha de 07-09-2012 y 18-11-2012. No obstante, la cerril contumacia de los políticos implicados desoye dichas reclamaciones y el desafuero secuestrador se mantiene y prosigue insultante.




Con el convencimiento de que la justicia fundamenta la tan reclamada reparación del arriba descrito desafuero secuestrador, el cual da lugar a la correspondiente alevosa afrenta tan largamente mantenida con carácter institucional por decisión de prepotencia política totalitaria, ahora y por cuarta vez alzo respetuoso mi voz, ante quien sea el responsable de adoptar la correspondiente resolución administrativa, para que ordene el cese de tan ignominiosa parodia política y todos los afrentados veamos restituidos nuestros legítimos derechos, con la devolución de la monumental estatua ecuestre del General Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, a la Academia General Militar, de Zaragoza.

                                                                          José Antonio Chamorro Manzano
                                                                               XVI Promoción A G M


6 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

Es que Zapatero ha realizado auténticas proezas. Una de ellas, como muy bien dices mi Coronel, fue ordenar el delictivo secuestro con humillante intencionalidad política partidista de la estatua ecuestre de quien fue el primer Director de la Academia General Militar, en Zaragoza, el General Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, y todo ello gracias a su mala “ley de memoria histórica” que tan encantado se quedó pariéndola.

Sólo espero, que algún día, a este mindundi, lo olviden sus propios compañeros y sus conciudadanos lo ignoren; aunque como dice Pío Moa: “Nunca debemos subestimar a los imbéciles, sobre todo en política”.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Es absolutamente ignominioso el despreciar, que no borrar pues quedará por siempre ahí, nuestra HISTORIA.
Y de una forma tan ruín que ralla en lo mas absoluto de lo canallesco.

Ramón Muñoz dijo...

Sólo que la mayoría de los militares y hombres de bien que todavía somos en este país no le olvidaremos jamás, por mucho que se empeña la Ley de Memoria Históríca del "Bobo Solemne", ley que no se ha encargado de abolir el "Inútil Integral" que le relevó en el cargo. Sin olvidarnos de otro "Lince" que todavía no ha abierto la boca en nada relacionado con las Fuerzas Armadas, de las que, por mandato constitucional, es el Jefe Supremo. ¿Me se entiende, oiga?

Francisco Ángel Cañete Páez dijo...

Me sumo de forma incondicional y absoluta a la propuesta ( por cuarta vez) de nuestro ilustre Coronel Chamorro Manzano, así como al resto de distinguidos compañeros, para que la estatua ecuestre del Excmo. Sr. Capitán General del Ejército: Don Francisco Franco Bahamonde, sea colocada de nuevo en la Academia General Militar de Zaragoza.

Angel Cerdido Peñalver dijo...

Lo mas indignante fue que la retirada de la estatua coincidió estando de Delegado de Gobierno en Aragón el que fuera capitán de Ingenieros en la AGM de Zaragoza Javier Fernández ( que puso todas las facilidades para que la felonía se llevase a cabo, eso sí, con nocturnidad y alevosía).Este personaje socialista de vocación tardía, costeado por el Ejército hizo la carrera de Derecho y acto seguido nos abandonó.

Jose V. Ruiz De Eguílaz y Mondría dijo...

A quien corresponda:
Si a quien corresponde calla, ¡gritarán las piedras!
Yo ya las oigo.