ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

14/10/13

UN OFICIAL ARGENTINO. UN OFICIAL.

A mi me suena la música.
REFLEXIÓN DE UN OFICIAL DEL EJÉRCITO ARGENTINO.
 
Primero incorporamos mujeres y como a las mujeres todos las tuteamos, optamos por tutearnos también entre hombres.
A la mierda con las jerarquías, ahora somos todos amigos.   Las soldados salen con los coroneles, las sargentos con los tenientes y los soldados con las capitanes.
No tengo nada contra las mujeres en el Ejército, al contrario pero,
¿cómo puede ser que las soldados voluntarias lleguen tan fácil a ser suboficiales y a soldados excelentes se les haga tan difícil llegar a Cabo?
Todos sabemos la respuesta.
Después perdimos una guerra, la primera.   Con honor, con valor, con heroísmo... pero la perdimos.
Y recibimos a los combatientes por la puerta de servicio.
Y a la mierda la disciplina.
Y a la mierda el Código de Justicia Militar.
Y a la mierda el honor.
Y a la mierda la confianza en los superiores.
Y a la mierda la subordinación y el valor.... ¿Para defender a la qué?
Y a la mierda con la obediencia si las órdenes no nos gustan.
Y se eliminó el Servicio Militar.
Y somos todos criminales, integrantes de una gran asociación ilícita.
Y nos arrepentimos de todo y pedimos perdón, y renegamos de nuestros héroes, de nuestros mártires y de nuestros muertos.
Y nos sentimos avergonzados.
Y nos hacemos los boludos.
¿Quién se acuerda de Fernández Cutiellos?
Al final uno llega a la conclusión que murió al pedo.
¿Defendiendo qué?
¿Por quién?
¿Para qué?
Y miramos como de a uno van metiendo a nuestros amigos y camaradas en cana.
Y ni siquiera los vamos a visitar.   Porque no tenemos tiempo.   Estamos ocupados en sobrevivir porque el haber de retiro no nos alcanza ni para los remedios.
Qué boludos, le dimos cuarenta años de servicio a la Patria.
¿Qué esperábamos a cambio?
Rechazo, miseria, oprobio y vergüenza.
Y vemos morir abandonados a los viejos.
Y sálvese quién pueda.
Y encima los aviones no vuelan, los barcos no navegan y los tanques no tienen combustible.
Y para el sesquicentenario de la Revolución de Mayo que se hizo con la sangre de los SOLDADOS, desfilamos avergonzados dos días antes.
Y encima desfilamos mal.   Ni para eso servimos.
Y el himno en los actos públicos se toca con guitarra eléctrica, o con charango y quena, porque las bandas militares contaminan el medio ambiente.
¿Y ahora esto?.   ¿Se casan dos voluntarias lesbianas???. NO!!!!!
¡Se casan dos oficiales!, un teniente coronel y un capitán; que presumo, habrán egresado del Colegio Militar.
Y no tengo nada contra los homosexuales.
Pero ¿con qué autoridad van a mandar?
¿Alguien sabe lo que es el mando?
¿Se acuerdan del viejo reglamento del mando?
¿Alguien leerá "Estampa de capitanes"???
¿Qué nos pasó?
¿Nos arrasaron las siete plagas de Egipto?
¿Nos atacaron los cuatro jinetes del Apocalipsis?
¿Se abrió la caja de Pandora y nos envolvieron los poderes más maléficos?
Por Dios, qué suerte que tuvo mi viejo.   Se murió justo a tiempo.
Y la culpa es nuestra.
Que Dios y la Patria nos lo demanden.  Ojalá esté equivocado y este sea el camino de la redención.
 
 
 
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

4 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

Qué razón tiene el Oficial argentino y qué razón tienes mi Coronel, diciendo que te suena la música. A más de uno, también nos suena de la misma manera.

Ricardo Pardo Zancada dijo...

¡¡Que gran alegato el de ese oficial! Y como es fácil ver en él a un buen militar...

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Mi Comandante Pardo: Mantenemos la fe, a pesar de todos lo pesares.Los que, como yo, nos vamos haciendo mayores seguimos confiando en quienes MANDAN las Unidades de nuestro Ejercito. Son lo mejor y saben donde debe estar siempre ESPAÑA y su columna vertebral, nuestro Ejército.
En tu hijo, jefe de Regulares de Melilla, hay un ejemplo incuestionable.

José Antonio dijo...

Hace ya varios años y ya antes de que esas reflexiones atribuidas a un anónimo oficial del Ejército argentino tuvieran pública difusión por vez primera, el diario bonaerense “La Nación” tuvo la gentileza de publicarme, en forma de comentario a un determinado artículo presentado por un lector, el “INFORME CLÍNICO FACULTATIVO RELATIVO AL ENFERMO LLAMADO MUNDO OCCIDENTAL”, que también como comentario puede leerse ahora en el artículo subsiguiente a éste y que se titula THE LAST DAYS OF EUROPE.

En mi opinión, el gran problema argentino actual, tiene raíces muy profundas –digamos que de dos siglos y medio de profundidad–; y ese gran problema argentino está constituido por el gran problema común que afecta a todas las demás naciones del mundo integrado en el marco de la “civilización occidental”, más el agravante (o atenuante) específico correspondiente al mundo hispánico, más el agravante específico correspondiente a la individualidad argentina. Y mientras los grandes teólogos y los grandes filósofos argentinos (que los hay) no sean capaces de reconocer y dar a conocer a la opinión pública argentina sus propios errores históricos y sus carencias ideológicas, pues Argentina seguirá adentrándose cada vez más trágicamente en su aniquiladora deriva. –Para incurable dolor de todos los argentinos honrados y de todos quienes nos sentimos hermanos suyos.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción AGM