ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

19/9/13


HORARIO DE CAMPAÑA
DE LA HEROICA DEFENSA DEL BLOCAO DE “DAR HAMED”,
DURANTE LOS DÍAS 14 AL 16 DE
SEPTIEMBRE DEL AÑO 1921




14-Septiembre-1921 

·      02´45.-  Fuerzas de la Brigada Disciplinaria de Melilla ( una sección reducida al mando del Teniente Don José Fernández Ferrer, y compuesta por un Suboficial, un Cabo y 17 Soldados), salen de su Acuartelamiento en el “Hipódromo” melillense, con la misión de relevar a las Fuerzas del Tercio de Extranjeros que guarnecen el Blocao de Dar Hamed, y que ha recibido órdenes de incorporarse con urgencia a su Bandera.
·      05´55.- Tras una accidentada marcha, hostigados desde un principio por los rifeños, los soldados disciplinarios logran entrar en el Blocao relevando a los legionarios del Tercio de Extranjeros.
·      Desde las 08´15 hasta las 24´00 .- Desde prácticamente la amanecida de ese día 14 de Septiembre hasta la media noche ( con ligeras pausas) el Blocao es atacado de forma insistente, por un contingente enemigo bien armado y muy superior en número a nuestros soldados.  Los valientes “disciplinarios” se defienden con ardor, si bien ya se han producido las primeras bajas entre la reducida guarnición.

 

 
 
 
 
15.Septiembre-1921
·       Desde las 00´01 hasta las 14´55.-  Cesa el fuego rifeño, y los valientes defensores se toman un pequeño respiro.  Se refuerzan las modestas defensas del blocao y se atiende a los heridos.
·       15´09.-  El enemigo reanuda su ataque al blocao con fuego de cañón y fusilería. Los “disciplinarios” se defienden con valentía, pero la superioridad numérica de los rifeños, y el contar con piezas de artillería, empieza a ser aplastante. Las bajas propias se tornan ya muy numerosas.
·       16´03.- El teniente Fernández Ferrer, jefe de la posición, vista la superioridad numérica del enemigo y lo difícil de la situación, pide auxilio a través del heliógrafo, a la par que desplaza un soldado para que, rompiendo el cerco, consiga llegar hasta la “Segunda Caseta”, guarnecida por fuerzas del Tercio de Extranjeros, y le informe a su jefe de la angustiosa situación en que se encuentran los defensores del Blocao.
·       17´06.-  Conocedor de la difícil situación en que se encuentran los defensores del Blocao de Dar Hamed, el teniente Don Eduardo Agulla Jiménez-Coronado, que manda las fuerzas del Tercio destacadas en la “Segunda Caseta” pide voluntarios ( al negarle el mando su pretensión de ir él mismo al frente de sus legionarios) , para ir a reforzar a los soldados que defienden el Blocao.  Todos los legionarios dan un paso al frente. El teniente emocionado les da las gracias.
·       17´16.- El teniente Agulla elige a 15 Legionarios de 2ª, que pone al frente del Legionario de 1ª, que ya venía desempeñando funciones de cabo, SUCESO TERRERO LÓPEZ, y a quienes hace saber lo difícil de la misión encomendada, donde las posibilidades de morir son muchas y las de salvarse muy pocas.
·       17´33.-  Tras pedir permiso a su teniente, el Legionario de 1ª Suceso Terrero al mando de sus 15 legionarios de segunda, abandonan la “Segunda Caseta” y parten en dirección al Blocao de Dar Hamed.
·       19´48.- Los legionarios llegan a las proximidades del blocao encontrándolo cercado.  Armado el cuchillo-bayoneta se abren paso hasta las alambradas haciendo fuego contra el enemigo que intenta impedir que le lleguen refuerzos a los defensores del mismo.
·       20´01.- Los legionarios logran penetrar en el blocao, llevando consigo a dos compañeros heridos en la feroz refriega desatada para acceder al mismo.
·       20´03.- Suceso Terrero se presenta al teniente jefe del blocao, al que encuentra ya gravemente herido, el cual le hace ver lo difícil de la situación y le agradece la valiosa ayuda que van a prestar sus legionarios, junto a sus soldados, en la defensa del blocao encomendada.
·       21´05.- Un segundo balazo acaba con la vida del  joven teniente Fernández Ferrer. De conformidad con el Reglamento de Campaña asume el mando del blocao el Suboficial Don Aquilino Cadarso Yuste, que ya presenta una herida en la cara.
·       22´37.- El fuego enemigo arrecia.  Las sombras de la noche no han hecho desistir a los rifeños  ansiosos de conseguir cuanto antes la conquista de la estratégica posición. Las bajas en el blocao son ya muy numerosas.  Sus defensores,  los ya muy escasos soldados y legionarios que aún quedan ilesos, responde al fuego con tesón y ánimo exacerbado.
·       23´10.- Un nuevo cañonazo del enemigo, derriba un ángulo del blocao y acaba con la vida del suboficial  Cadarso, junto a la de algunos soldados y legionarios.  Le sucede en el mando el Cabo Sergio Vergara Núñez, también de la Brigada Disciplinaria y que presenta heridas en diversas partes del cuerpo.
 
 
 
 
16-Septiembre-1921
·       00´51.-  Un disparo de los rifeños acaba con la vida del cabo Sergio Vergara, tomando el mando del blocao el Legionario de 1ª Suceso Terrero López, del Tercio de Extranjeros.
·       01´05.- Suceso Terrero anima los pocos hombres ilesos (soldados y legionarios) que aún le quedan con ánimo de resistir.  Faltos de municiones y a la espera de un inminente asalto, les ordena armar el cuchillo-bayoneta.
·       02´09.- Sigue el bombardeo del blocao por la artillería rifeña. Los escasos supervivientes al mando de Terrero se defienden con honor y valentía.  La situación en el blocao empieza ser crítica.
·       02´11.-  Agotadas las municiones por completo y heridos o lesionados la mayor parte de los heroicos defensores del blocao, Suceso Terrero ordena al soldado Marcelino Mediel Casanova y al legionario Ernesto Miralles Borrás, duchos en la orientación nocturna, que salgan del blocao y rompiendo el cerco, intenten llegar por itinerarios distintos, a la 2ª Caseta, e informar al jefe del citado destacamento de la angustiosa situación en que se encuentran.
·       03´35.- (Hora aproximada, pues no quedaron supervivientes que la puedan confirmar) Un cañonazo de la artillería rifeña, disparado con “alza batida” ( el enemigo ha acercado una pieza a menos de cien metros de distancia del blocao), destruye éste y acaba con la vida de todos sus defensores.  El Blocao de Dar Hamed, sería conocido a partir de entonces como El “Blocao de la Muerte”.
·       04`05 (Hora calculada a la estima).-  Los rifeños entran en el Blocao y encuentran muertos a todos sus defensores. Por orden directa de Abd-el-Krim, respetan los cuerpos de sus heroicos defensores, no sometiéndolos a ultrajes ni mutilaciones.
·       05´10.- (Hora aproximada tomada a la estima).- Por orden de Abd-el-Krim los rifeños abandonan el Blocao.
·       08´25.- Un pelotón de legionarios ( avisados por el soldado Mediel y el legionario Miralles) , al mando del sargento Ruperto Valle Donaire, penetran en el Blocao encontrando muertos entre los escombros a todos sus defensores.  El legionario Francisco Pagés Millet, uno de los primeros en entrar en el blocao, toma en sus brazos el cuerpo exánime de Suceso Terrero y le dice su famosa frase “Perdóneme mi cabo, por no haber podido llegar a tiempo de salvarles”

¡Honor y gloria a los heroicos defensores del Blocao de Dar Hamed!
En el 92º Aniversario de su heroico y abnegado sacrificio.
(Melilla, Septiembre de 1921-Septiembre de 2013)
 
 
============================================================
 
 
IN MEMORIAM”

CABO LEGIONARIO
MANUEL QUESADA BOZA
(1924-2013) 


E
l día 15 de Mayo de 2013 fallecía en Sevilla, el Cabo Legionario MANUEL QUESADA BOZA. Nacido en Fuente de Cantos (Badajoz) en 1924, a su fallecimiento contaba con 89 años de edad. Viudo, desde hacía algunos años, de Doña Concepción Barea Montes, con la que no tuvo hijos, el cabo Quesada, ocupaba su vida laboral dedicado a la Restauración de muebles antiguos –operación en la que era un verdadero experto- y en el pulido, diseño y limpieza de obras de arte, catalogadas en la rama de madera y similares. Pero el gran amor de su vida, al que se entregó sin fisuras, fue siempre La Legión. 
 
 A los 19 años recién cumplidos, se alista voluntario a La Legión en el Banderín de Enganche de Sevilla, siendo pasaportado para Ceuta, con destino al Tercio Duque de Alba II de La Legión, y en Dar Riffien, cuna y casa solariega de La Legión donde realiza el reglamentario  período de instrucción. Encuadrado en la VI Bandera, el legionario de 2ª Quesada presta los servicios propios de su empleo, denotando, ya desde sus primeros pasos legionarios, un gran amor al Cuerpo y un gran celo y competencia en todos los actos del servicio. Mediada la década de los cuarenta y con motivo de un reajuste de personal en los Tercios de La Legión, Manuel Quesada Boza, pasa destinado al III Tercio, que hacía muy poco había sido bautizado con el nombre del ínclito Don Juan de Austria, y que se encontraba de guarnición en Larache. Destinado a la VII Bandera, cuyo mando ostenta el Comandante Legionario Don Francisco Canós Fenollosa, que muy pronto  repara en las aptitudes y diligencia en el cumplimiento de las órdenes del legionario Quesada, que no solo lo nombra su enlace, sino que lo anima para que se presente a los exámenes para Cabo, previa la asistencia al curso correspondiente, y finalizado con aprovechamiento el citado curso, y con unas muy buenas calificaciones, el legionario Quesada, tiene la gran satisfacción de coser en la bocamanga de su guerrera, colocados en diagonal, los tres galoncillos de estambre rojos que distinguen a tan noble empleo. Con el empleo de cabo, presta servicio en el tercer Tercio , y siempre muy cerca del Comandante Canós, a quien respeta profundamente, y en esta situación ( finales de 1947) finaliza su compromiso con La Legión, pasando a la situación de licenciado. 
 
Ya en la vida civil, se anima a cruzar el Atlántico y probar fortuna en Caracas (Venezuela) como restaurador de muebles, siendo contratado hasta en la propia Embajada de España. Al final de la década de los cincuenta regresa a España, y se establece en Sevilla para seguir  ejerciendo  su profesión de ebanista—restaurador, llegando a fundar su propio taller. Pero su amor a La Legión seguía firme e irreductible. Se da de alta como socio activo en la Hermandad Provincial de La Legión de Sevilla, en la que colabora de forma altruista, encontrándose siempre dispuesto para acudir a la llamada de todo aquel antiguo legionario que le “pida auxilio”, llegando a formar parte de la Junta Directiva y pasando a ocupar finalmente la Vicepresidencia de la Hermandad de La Legión sevillana, cargo que desempeña hasta su fallecimiento.  
 
Ya estás, querido Quesada, dando la guardia junto a los luceros. Y conociéndote, no abrigo la menor duda de que lo primero que has hecho, al llegar a las celestiales estelas, es presentarte de inmediato a nuestros inolvidables Fundadores: Millán-Astray, Valenzuela, Franco, a tu querido comandante Canós que tanto te apreciaba, al Sargento Margarido, y como no, a tu compañero de empleo, si bien este a “título póstumo” el heroico Suceso Terrero, a quien me supongo le hablarías de Hormilla, su patria chica y le contarías las expediciones que cada año, y organizadas por nuestra Hermandad Legionaria, nos trasladábamos desde Sevilla hasta su pueblo natal, al objeto de rendirle honores y colocar una corona de laurel al pie del monumento erigido en su honor. Le dirías también a Terrero, el honor que tuvimos, el autor de esta necrológica y tu mismo, de poder abrazar al casi centenario Francisco Pagés Millet, el legionario , que formando parte del pelotón del Sargento Ruperto Valle Donaire, en la mañana del 16 de Septiembre de1921, fue uno de los primeros en entrar en el derruido a cañonazos, tras una heroica defensa, Blocao de Dar Hamed, y como cogió entre sus brazos tu cuerpo destrozado por los disparos de la artillería rifeña, diciéndote  Perdóneme mi cabo, por no haber podido llegar a tiempo de salvarles”. Todo eso le habrás contado a tu compañero de empleo y a buen seguro que Suceso Terrero se habrá emocionado con tu relato. 
 
Y ya concluyo, amigo Manolo. Quiero que sepas que me honré con tu amistad y he sentido muchísimo tu fallecimiento. Sólo te pido que desde ese inmaterial lugar que ahora ocupas, sigas velando por España , nuestra Patria, y por nuestra querida Legión, así como por todos tus amigos que aún seguimos transitando por este terrenal valle de lágrimas.
 
¡Descansa en paz querido compañero!
                                  
            Francisco Ángel Cañete Páez
                                 Comandante y Legionario de Honor
 
 
 

 

6 comentarios:

José Antonio dijo...

¡Qué emocionante desfile de personajes y de sentimientos y de símbolos, españolísimos y castrenses! Este que nos has regalado, Francisco Ángel, mi Teniente Coronel. Tan oportuno él en este mes de septiembre de aniversario legionario; aunque la gran conmemoración esté reservada a los meses de octubre.

Hace tan sólo tres días, me surgió un comentario relativo a los soldados de los Viejos Tercios, para el trabajo que nos presentó el Tte. Col. Francisco Javier de la Uz; y ahora, cuando me he puesto a componer estas líneas, pues resulta que encuentro de aplicación aquí, a todo lo que decía allí. Quién podría poner en duda que aquellos personajes del 1921 que escribían aquellas tan ejemplares, heroicas y sublimes páginas de la Historia Militar de España, en defensa de los compromisos que el poder estatal español adquiría en su relación internacional y en la consiguiente defensa del honor nacional español; quién podría poner en duda que, aquellos personajes y su entrega absoluta al servicio de España, y la Bandera nacional que los amparaba, y el compañerismo, y su disciplina inquebrantable, y su esperanza en el más allá, son para la posteridad verdaderas raíces patrias que nos transmiten la savia vital que nos permite vivir con dignidad en casa y en el concierto mundial.

Y quién podría poner en duda que el tipo humano de aquellos humildes hacedores de la Historia militar española de aquella ajetreada época histórica del siglo XX, era copia fiel del modelo humano que representaban los insuperables soldados españoles de los Viejos Tercios. Quién podría poner en duda que aquellos humildes, pero heroicos e insuperables, soldados que nos presentas, estaban hechos a toda austeridad terrenal y a toda grandeza celestial. Haces muy bien en decirlo, porque es verdad; aquellos viejos soldados nuestros, todos, los de cualquier época histórica, viven para siempre en el Reino de Dios, y allí nos encontraremos con ellos. ¡Que Dios nos ayude a no tener que sentirnos avergonzados, cuando nos encontremos entre ellos!

Como siempre, Un fuerte abrazo legionario y a tus órdenes,

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción AGM

Juan Garrido dijo...

Mi Querido amigo y Respetado Comandante, es un lujo leer este fantástico artículo que en esta ocasión nos relata los hechos heroicos que acontecieron en ese inolvidable blocao de “Dar Hamed” donde tanta sangre se derramó en defender la citada posición. El horario de campaña de este asedio a la pequeña guarnición que describe lo que estaba aconteciendo es escalofriante. Sabemos con los pocos medios que contaban tanto los disciplinarios como legionarios pero lo suplieron con su valentía y arrojo, mi admiración por esos Héroes que formaban ese maldito lugar, no nos podemos olvidar de los tenientes Fernández Ferrer y Agulla Jiménez –Coronado, el suboficial Cadarso, los cabos Sergio Vergara y Suceso Terrero y los soldados Disciplinarios y Legionarios que entregaron sus vidas por amor a España. Gracias mi querido amigo por el trabajo realizado y que nos ha hecho rememorar el 92º Aniversario de la batalla del Blocao de “Dar Hamed”. Un Abrazo de su antiguo subordinado, Juan Garrido.

Francisco Ángel Cañete Páez dijo...

Querido José Antonio ¡Mi Coronel! Una vez más, quiero agradecerte de corazón tu amable siempre emotivo Comentario. Un fuerte abrazo, y por supuesto, mi coronel, soy yo quien queda incondicionalmente a tus órdenes. Francisco Ángel.

José Antonio dijo...

Supongo que algunos de los interesados lectores pudieran desconocer las circunstancias referentes al blocao de Dar Hamed; por ello, voy a hacer un breve recordatorio de aquello.

Desde la evidencia del desastre ocurrido tras la pérdida de Annual, había transcurrido poco más de un mes, iban llegando refuerzos peninsulares y los abastecimientos de urgencia; pero había que organizar unidades operativas y había que hacerlo con garantía de éxito, pues enfrente estaba el ejército victorioso de Abd el Krim, que en realidad era el ejército creado y abastecido y dotado de un E. M., por Francia contra España.

Para mantener al enemigo alejado de la ciudad de Melilla y de los campamentos de las tropas llegadas, se estableció una línea de puestos de resistencia, blocaos. El de Dar Hamed estaba en el camino de Melilla a Nador, en un collado existente entre un espolón muy abrupto que caía del Gurugú y un promontorio que luego descendía hacia Mar Chica. Ese collado era un punto de paso obligado para la columna que el día 17 iría a ocupar Nador. El enemigo, previsor, trataba de impedir el paso de la columna, y para ello tenía que aniquilar el blocao, y lo consiguió tal y como lo hemos leído. Pero el mando español ordenó que el día 16 se construyese un nuevo blocao; lo cual se consiguió, pero costó la vida de 2 oficiales y 17 de tropa. Y el día 17 pudo pasar la columna que conquistó Nador, en la cual, mandada por el Coronel Sanjurjo, iba al mando de las dos Banderas del Tercio el Tte. Col., Millán-Astray, que resultó gravemente herido en la acción y hubo de causar cerca de dos meses de baja hospitalaria.

Aquellas costosas operaciones que nos causaban tantas bajas, dieron como fruto grandes pérdidas para los contingentes harqueños y la vuelta a la cooperación con nuestras fuerzas de las cabilas de la parte más oriental del Protectorado.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Desde hace unos años, unos días antes del correspondiente aniversario oficial de la Legión,un grupo de legionarios escenifica en lugar público la obra teatral del fallecido Capitán Caballero Legionario D. Leandro Alfaya Rey "El blocao de la muerte".
He tenido la suerte de asistir en varias ocasiones, y os aseguro que despierta el ardor guerrero y alienta a mantener nuestras virtudes militares y nuestras obligaciones patrias.

José Antonio dijo...

Gonzalo, mi Coronel: Sería muy interesante para quienes no tenemos posibilidad de presenciar esa tan emotiva representación teatral, el que hubiese alguna toma en vídeo que tú pudieses presentarla en el blog. Los gritos de ¡Viva España y viva la Legión!, desde las almenas de esta Fortaleza defensora de la Verdad de España y de la Verdad de su Historia y la de la Verdad del Ejército español, los gritos desde las almenas de “Cajón de Sastre”, se iban a oír hasta en París –que es allí en donde están las covachas gubernamentales francesas en las que se gestó la creación del ejército de Abd el Krim y de todas las harkas anteriores que ocasionaron el que la acción de protectorado española tuviese que ser sangrienta guerra, hasta que Alemania e Inglaterra (que también contribuían a formar esas mismas harkas) ordenaron que el ejército de Abd el Krim se lanzara contra el ejército francés del resto de Marruecos, y entonces el Gobierno francés vio que necesitaba a España para acabar con el marioneta Abd el Krim y se concertó para el desembarco de Alhucemas–.

Lamentablemente, la mía es una de las escasas voces que difunden esas verdades; nuestros grandes historiadores las omiten –¡Que Dios se lo demande!–. Y, además, en tales covachas se han gestado siempre las agresiones terroristas contra España (las tres guerras carlistas, los maquis, la eta).

Pido perdón a ustedes, vosotros, mis queridos amigos. La tarde venía transcurriendo pacífica, hasta que hasta mí han llegado los gritos patrióticos de los soldados disciplinarios y los legionarios del “blocao de la muerte”.

Quien al oír ¡Viva España! Con un ¡Viva!, no responde.
Si es hombre, no es español. Y si es español. no es hombre.