ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

18/6/13

ESCUDO DE MELILLA.CENTENARIO




INSTITUCIONALIZACIÓN DEL ESCUDO OFICIAL DE MELILLA

En Enero de 1913 el entonces presidente de la Junta de Arbitrios de Melilla, Francisco Gómez Jordana, se dirigía a la casa Ducal de Medina Sidonia, representada en aquellas fechas por Joaquín Álvarez de Toledo Caro, decimonoveno duque de Medina Sidonia, con el objetivo de obtener la pertinente autorización para que pudieran comenzarse las gestiones con el Gobierno de la Nación a fin de que la ciudad de Melilla pudiera ostentar como propio el escudo de esta casa Ducal, a la que estaba ligada oficial y sentimentalmente desde casi cinco siglos atrás.
El rey Alfonso XIII accedía a la petición formulada por los melillenses y el 11 de marzo de 1913 firmaba, en Palacio, el Real Decreto preparado por el presidente del Consejo de Gobierno Álvaro de Figueroa, conde de Romanones: Queriendo dar prueba de mi Real aprecio a la Plaza de Melilla, y en atención a los próceres de  la Casa Ducal de Medina Sidonia fueron los que organizaron la expedición que dio por resultado la conquista de la misma, de la que se titularon Capitanes Generales, y de acuerdo con el Consejo de Ministros. Vengo en conceder a la Plaza de Melilla el uso del escudo oficial de la Casa de Medina Sidonia.



La oficialidad de este escudo fue ratificada ochenta y dos años después en el artículo 3º, apartado 2, de la Ley Orgánica 2/1995, de 13 de marzo, de Estatuto de Autonomía de Melilla, al reseñar que “el Escudo es el tradicional de la Ciudad”.
En fechas posteriores, concretamente el 27 de marzo de 2007, se publicaba en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Melilla el texto del Reglamento de Protocolo y Ceremonial de la Ciudad Autónoma de Melilla. En este texto, en el artículo 3º del capítulo dedicado a los “Títulos, Símbolos y sus usos”, se detalla de manera pormenorizada la descripción heráldica:
EL Escudo oficial de la Ciudad es el de la casa de Medina Sidonia. Tiene Corona Ducal que señorea Guzmán el Bueno en actitud de lanzar un puñal desde el castillo de Tarifa. Lo sostienen dos columnas de Hércules, con la inscripción “Non Plus Ultra”. Incluye asimismo, armas sobre campo de azur, dos calderas jaqueladas en oro y gules, gringoladas de siete sierpes. en sinople, puestas al palo, bordadura de las Armas Reales de Castilla y León, de nueve piezas de gules, con castillos de oro, alternadas con nueve piezas de plata con leones de gules. También lleva divisa en la parte superior, detrás del castillo de Tarifa, una cinta alada con la leyenda “Praeferre Patriam Liberia Parentem Decet” (Conviene anteponer la Patria a la familia), y al pie del Escudo, pero fuera de él, un dragón en sinople.



LA CASA DUCAL DE MEDINA SIDONIA Y MELILLA

El linaje de los Guzmán es considerado como uno de los más antiguos e ilustres de España. El 17 de febrero de 1445, este título nobiliario – que proviene de la localidad gaditana de Medina Sidonia – fue otorgado por el Rey Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica) a Juan Pérez de Guzmán y Suárez de Figueroa, tercer conde de Niebla, como reconocimiento a los servicios prestados a la Corona. Este Ducado ha sido ostentado sin interrupción desde la mencionada fecha y es considerado como el título hereditario vigente más antiguo de la Corona de castilla y de la Reina de España. Desde 1520 recibió la Grandeza de España de Primera Clase o Inmemorial.



De todo este linaje, tres son los nobles que han tenido una relación más directa con Melilla: Juan Alonso Pérez de Guzmán y de Ribera (1492-1507). Tercer duque de Medina Sidonia, que llevó a cabo en 1497 la conquista de Melilla; Alonso Pérez de Guzmán y Sotomayor (1558-1615). Séptimo duque: durante su minoría de edad, su madre y tutora, Leonor Manrique de Sotomayor, tuvo que renunciar en 1556 a la tenencia de la Plaza a favor de la Corona, por resultar muy costoso su mantenimiento; y José Joaquín Álvarez de Toledo Y caro (1900- 1915) decimonoveno Duque, quien autorizó en 1913 el uso del Escudo Ducal a la Ciudad de Melilla. En la actualidad, el título lo ostenta Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo, vigésimo tercer duque de Medina Sidonia.

                                                            Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda

4 comentarios:

Geppetto dijo...

En la actualidad medio Melilla es moruna, desde hace 30 años la colonización de Melilla por parte marroquí ha sido continua y poco a poco esta dejando de ser europea para ser moruna.
Las autoridades españolas ni han sabido ni han querido poner coto a semejante estado de cosas y el resultado es que Melilla poco a poco esta perdiendo su identidad española.
Y no es precisamente con la colaboración de la población melillense que lucha con uñas y dientes por su españolidad, Melilla es posiblemente la ciudad MAS española de toda España
Como siempre los peores enemigos de los españoles son sus deplorables políticos.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

SEPTIEMBRE 2020, PRIMER DÍA DE ESCUELA EN MELILLA.

La profesora, pasa lista:

"Mustafá El-Ekhseri¨"
"Presente"

"Achmed El-Cabul"
"Presente"

"Kadir Sel-Ohlmi"
"Presente"

"Mohammed Endahrha"
"Presente"

"Al Ber Tomar Tindi-Ez"

Nadie contesta

"Al Ber Tomar Tindi-Ez"

Nadie contesta

Profesora: "Por última vez: Al Ber Tomar Tindi-Ez"

De repente se levanta un chico y dice: "Debo ser yo profesora, pero se pronuncia :Alberto Martín Diez"

Javier de la Uz dijo...

Y todo ello, en gran parte, gracias al conquistador D. Pedro de Estopiñán y más tarde, a la heroica defensa de la Plaza, del Mariscal de Campo D. Juan Sherlock.

José Antonio dijo...

DIARIO OFICIAL DEL MINISTERIO DE LA GUERRA
AÑO l.- NÚM. 4, MADRID 8 DE ENERO DE 1888, TOMO I.- PÁG. 17
REALES ÓRDENES, REMONTA, DIRECCIÓN GENERAL DE ADMINISTRACIÓN MILITAR.
Excmo. Sr.: En vista de la instancia elevada a S. M., por el Comisario de Guerra de la plaza de Melilla, D. Rafael Sánchez Noguera, en solicitud de que se le declare plaza montada, en atenci6n á los muchos servicios administrativos cuya intervención le está confiada y á la obligación en que se encuentra de visitar con frecuencia los fuertes exteriores, distantes cuatro kilómetros del recinto, el REY (q. D. g.) y en su nombre la Reina Regente del Reino, no ha tenido á bien acceder á la petición indicada, por los mismos fundamentos aducidos en la real orden de 12 de Abril último, resolviendo análoga reclamación del Director del Hospital Militar de Bilbao.
De real orden lo digo á V. E., para su conocimiento.
Dios guarde á V. E., muchos años.
Madrid 5 de Enero de 1888.
CASSOLA
Señor Capitán general de Granada.