ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

27/2/13

La escasez de medios como causa del "Desastre de Annual"











           La falta de medios del Ejército español en el Protectorado marroquí fue decisiva para que se produjera el “Desastre de Annual”. Un país arruinado, presionado por la izquierda, se enfrentaba a un problema que podía rebasar sus capacidades, sin ni siquiera tener un criterio unánime de cómo abordarlo.

          Al fin, se decidió la ocupación completa del territorio asignado a España en Marruecos, pues se terminó por considerar que era la única forma de lograr la paz y realizar la protección. Su ejecución se inició con preponderancia de las políticas de atracción y aculturación sobre la ocupación militar.

Tropas en un campamento de vanguardia / col. Grávalos

          Este intento de penetración pacífica y cautelosa fue el gran error, el causante, junto con la escasez de medios, del fracaso. Era una zona inhóspita, que "ni siquiera en tiempos de Roma o de gran expansión islámica, había sentido el peso de una administración" (Alonso Baquer), dividida en múltiples cabilas, constituidas por un pueblo fanatizado por su religión y todavía medio nómada.
         Además, faltaba la estabilidad gubernamental imprescindible que pudiera abordar un programa de adquisiciones de medios adecuados para el territorio. Sin embargo, se pudo hacer, pues estaba disponible una buena oferta para comprar "stocks" de los aliados sobrantes de la Gran Guerra. Por tanto, los sucesivos gobiernos fueron incapaces de atender las peticiones del Ejército, que no eran exageradas. El General Jordana, poco antes de morir en su despacho el 10 de noviembre de 1918, informaba al Ministro de la Guerra de la situación y sólo pedía los medios: "actuales o muy pocos más, pues en lo que a fuerzas se refiere, me bastaría con las asignadas en las plantillas de rigor, pero a condición de que se cubrieran constantemente las bajas de hombres y ganados". A pesar de sus reclamaciones, en aquellas fechas faltaban más de 5.000 hombres y 1.600 cabezas de ganado. En l921 las necesidades eran mayores y la penuria más acusada.

        En el mismo sentido, el General Berenguer informaba al ministro por carta del 4 de febrero: "esta es la triste realidad, la que todo el mundo palpa, la que no puede pasar inadvertida a quien vea de cerca este Ejército. Es el resultado de varios años de no atenderlo en sus necesidades; no es el resultado de la imprevisión, lo es de la falta de recursos". A continuación, escribía: "Sin embargo, hemos actuado como si todo estuviera en condiciones, hemos cerrado los ojos ante las realidades para llevar la misión que se nos ha encomendado". Son palabras que parecen escritas después del desastre y todavía faltaban seis meses para producirse.


Tropas camino de las operaciones / col. Grávalos

        La situación de aquellos soldados era penosa, así como de los campamentos y "blocaos". Carecían de un vestuario adecuado y demasiados iban prácticamente descalzos. Los vehículos de tracción automóvil de la Comandancia de Melilla eran escasos; sólo 24 camiones, de los que seis estaban inservibles; algún aljibe conseguía llevar agua casi a diario al Zoco el Telatza después de un recorrido de más de 35 Km. sobre caminos pésimos; al comienzo del desastre, el 21 de julio, únicamente funcionaba una de las tres ambulancias.

       Con respecto al armamento, la situación era peor; carecían de carros de combate, sistema de arma que los franceses ya utilizaban en su zona, y apenas tenían granadas de mano y de fusil. Tampoco disponían de morteros, un arma que hubiera sido muy efectiva. Las ametralladoras se atascaban y los fusiles estaban descalibrados en un 75%, pues la mayoría procedían de Cuba y Filipinas. Sin embargo, la harca de Abd el Krim estrenaba los “Lebel” franceses.

       La aviación disponía de seis aparatos, que proporcionaban muy limitados servicios; además, fueron destruidos por los rifeños en el asedio del aeródromo de Zeluán. Después, los exiguos aviones llegados a Melilla dieron también escaso resultado.

      El ferrocarril no llegaba a Dar Drius, cosa que se hubiera hecho económica y fácilmente; tampoco se había realizado la carretera desde la citada posición a la de Annual ni estaba organizado el nuevo Grupo de Regulares de Alhucemas, peticiones urgentes del General Silvestre.

      Por ello, después del desembarco de Alhucemas, Berenguer pudo afirmar del Ejército que: cuando se le puso en condiciones hizo todo lo que se le pidió.


Juan Silvela Miláns del Bosch
Coronel de Caballería, e historiador
experto en el Regimiento Alcántara


      A propósito de “Situación Límite”. Esta situación no es nueva…
      …“No tenemos DEFENSA, las FAS son inoperativas, y cualquier enemigo convencional,..no digamos ya uno asimétrico,..nos pondría contra las cuerdas,.....pero mientras tanto, Uds. sobre todo, si Uds, los generales,...siguen sonriendo a los políticos y diciendo SIN NOVEDAD....”
Anthony J. Candil


Francisco Javier de la Uz Jiménez

4 comentarios:

Martinez de Merlo dijo...

Siempre supe de la escasez de medios en nuestro Ejército. No obstante me surge más de una duda.
¿Se produjo el Desastre porque solo había 24 camiones? ¿Si hubiera habido 48, más del 100%, no lo hubiera habido?
Los Regimientos Africa y Melilla ¿cambiaron en 1900 sus máuser nuevos por otros venidos de Cuba y Filipinas? Los Regimientos Ceriñola y San Fernando de guarnición ni más ni menos que en Madrid en 1900 ¿los cambiaron también?
¿Hubo alguna posición que se perdiera porque las ametralladoras se interrumpían o porque los fusiles no daban en el blanco por estar descalibrados?
¿Si el tren hubiera llegado hasta Dríus no hubiera habido desastre?
Es posible que extender el protectorado de forma "pacífica" fuera un grave error. ¿Entonces debemos considerar que debería haberse hecho a "sangre y fuego"?
Voy a tener que pensar mucho en ello.

José Antonio dijo...

Pues muy interesante también este tema que ha captado desde su observatorio estratégico nuestro Tte. Col. Gran Jefe Francisco Javier de la Uz. Ese tema es uno de los más ampliamente tratados en nuestras páginas y pudiéramos decir que sobre él ya estaría dicho casi todo lo fundamental en nuestro archivo acumulado; pero siempre será muy conveniente abundar sobre él, pues, para desgracia de los españoles, nuestra propia historia nos llega tan deformada y deficiente que, no tan sólo entre la población civil sino entre los profesionales militares, tal tema es conocido en muchos casos de manera perjudicial y poco edificante. Así que, por mi parte, trataré de aprovechar la ocasión que, con la acreditada firma del Coronel Juan Silvela Miláns del Bosch, nos acaba de llegar, y, aunque con la brevedad que la actual escasez de tiempo disponible me impone, diré cuanto me sea posible y crea de interés al respecto. Huelga decir que cada lector es muy libre de aceptar o de rebatir mi argumentación.

Entiendo que todo lo que expone el autor es verdad en términos generales; yo mismo habré dicho cosas tales, tomadas de obras muy serias y escritas por protagonistas. Valoro en la mayor medida ese par de fotografías de soldados de Regulares; ambas me eran desconocidas, y como siempre procuro obtener la mayor información posible de ellas. ¡Buena tropa, porque tenía buenos mandos! El problema que conlleva, el título del artículo, es que parece atribuir como única o principal causa del desastre la escasez de medios de nuestros ejércitos. De ello se ha dado cuenta enseguida el Coronel Martínez de Merlo, y lo ha hecho notar en su comentario.

Tampoco yo estoy conforme con aceptar esa causa, como única o más importante. En comentarios anteriores, algunos muy lejanos cronológicamente, he señalado otras causas:

(continuará)

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción AGM

Geppetto dijo...

Geppetto dijo...

Segun el General Jose Villalba Riquelme el desastre se debió a la equivocada política de España que pretendía civilizar al agreste Rifeño que no se dejaba y no temía al ejercito español,en vez de nominarlo manu militari, un moro que en ningún caso respeta la blanda política llevada a cabo por los politicos de turno, aseguraba también que el sistema de pequeñas posiciones ocupadas por fuerzas reducidas era permeable y dejaba las posiciones aisladas y en manos del enemigo.A la falta de material adecuado y de aviación se unía el que España no tenia dinero para hacer la Guerra y si lo tenia lo usaba en otras cosas y finalmente advertía que uno de los mas graves problemas era la falta de entusiasmo del solado español, no sentía odio al enemigo, no sabia que pintaba en África,se sometía al mando por miedo al castigo, no entiende los motivos por los que esta en Marruecos pegando tiros y en consecuencia no tiene entusiasmo alguno . Ademas recordaba que la política de Guerra no la llevaba el, el ministro de la guerra sino el Ministro de estado, demás de decir claramente en este memorandum que envió a SM el Rey que la única manera de terminar el conflicto era destruir las bases del poder de Ab-del Krin en Beni Urriagel, cerca de alhucemas.
Después llego Berenguer y su nefasta época y Annual.
Franco se apunto al análisis del que había sido su profesor de táctica , su coronel en la Academia y el Jefe que le permitió hacer armas en África y envió a el rey uno en el que pedía invadir esta zona del territorio desde Marruecos.
En este informe Franco se destaca por su buen análisis, su buena forma de enfocar el problema y la forma de resolverlo.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

José Antonio dijo...

El mundo gira y gira, las generaciones humanas se suceden en un natural afán de progreso sociable civilizado; el tiempo contempla tal espectáculo sin alterar su ritmo, como si supiera que ocurra lo que ocurra, los designios de Dios habrán de ser cumplidos. Tan sólo hay algo que resulta inmutable: los propósitos masificadores inanes de los agentes masónicos serviles marionetas del imperialismo globalizador. Por lo menos, así me parece a mí al estudiar lo que viene ocurriendo en el mundo, en general, desde hace casi tres siglos, y compararlo con lo que trasciende a la opinión pública sobre aquellos trágicos acontecimientos que metieron al pueblo español en un traicionero conflicto bélico con nuestros vecinos meridionales, los rifeños, con el fin de que Marruecos consiguiera su unidad estatal. Y es que el Protectorado, el español y el francés, tenía que ser bélico con objeto de enfrentar entre bastidores y crear los peores rencores entre las potencias que luego habrían de combatirse a muerte en la I Guerra mundial.

Pues a efectos de apoyar y hacer creíble dicho parecer mío, transcribo esa noticia que me he encontrado casualmente en el sitio que se cita:

RTVE.es/EFE 03.03.2013 - 11:09h: El presidente de Siria, Bachar al Asad, acusó al Reino Unido de "militarizar" e "incendiar" la crisis siria, al tiempo que reiteró su oferta de un diálogo con los rebeldes si dejan sus armas, pero "no con terroristas".
En una entrevista difundida este domingo por el dominical británico The Sunday Times, Asad dirigió duras acusaciones al Gobierno de Londres en su posición hacia Siria, que calificó de "inmadura, confusa y no realista", y avisó a Occidente de que no arme a los rebeldes.

Al Asad, que insistió en que no abandonará su país, aseveró que el Reino Unido ha desempeñado un papel "no constructivo" en Siria "desde hace décadas y algunos dicen que desde hace siglos" y está decidido a "militarizar" la crisis siria.
Al Asad aseguró que "la inteligencia, las comunicaciones y la asistencia financiera que se está suministrando es muy letal" e insistió en que el Reino Unido seguirá el mismo camino que EEUU y "enviará equipamiento militar a los terroristas".