ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

11/1/13

LA MATANZA DE BADAJOZ QUE NUNCA EXISTIÓ










BADAJOZ: PRIMERA GRAN DERROTA REPUBLICANA

3.000 NACIONALES TOMAN LA CIUDAD DEFENDIDA POR 6.000 HOMBRES

TOMA DE BADAJOZ
El 14 de agosto de 1.936, Badajoz amaneció bajo el ruido de los aviones Fiat CR-32 “Chirri”, que desde muy temprano bombardearon las defensas que las tropas republicanas habían colocado en los accesos al municipio. Poco después, los cañones Schneider tomaban el relevo en el ataque a las posiciones defensivas.

El avión italiano Fiat CR-32 –Chirri durante uno de sus vuelos.
Fue elemento básico de la Caza nacional durante la Guerra Civil, con un máximo de diecinueve escuadrillas en vuelo en agosto de 1938.

El entonces Coronel Juan Yagüe había planificado minuciosamente el asalto; por eso fue posible tomar una ciudad amurallada y defendida por 6.000 soldados con unos efectivos que no llegaron a 3.000 hombres.
Al empezar la tarde, los Legionarios de Yagüe asaltaban la Puerta de la Trinidad, que caía tras varios intentos fallidos. Una vez dentro de la ciudad, a la que también accedieron los Regulares del Coronel Serrano Montaner por la Puerta de Carros, los combates continuaron cuerpo a cuerpo hasta la conquista definitiva, que solamente se logró bien entrada la tarde. Dura lucha, el Coronel Puigdendolas abandonó a sus tropas y la ciudad y escapó a Portugal. Antes, ordenaría el fusilamiento de una Unidad de la Guardia Civil que había intentado pasarse al bando sublevado.
La caída de Badajoz en manos de las tropas de Franco repercutió de tres maneras a favor de los sublevados. En primer lugar, era la primera conquista importante desde el inicio de la Guerra Civil, un mes antes; en segundo lugar, mejoró la moral de las tropas del Ejército del Sur, al ver cómo eran capaces de conquistar una ciudad fortificada con efectivos y material muy inferiores a los de los defensores y, por último, rompió el contacto de la zona republicana con Portugal, a la vez que unía las dos zonas de la Península en manos nacionales. Los Legionarios y Regulares del Ejército español atacaron por la Puerta de la Trinidad, logrando abrir una primera brecha; poco después, rompían las defensas en la Puerta de Carros y acabaron conquistando la totalidad de la ciudad en una lucha cuerpo a cuerpo que duró hasta bien entrada la noche.
OFENSIVA NACIONAL
Asalto a la Puerta de la Trinidad:
Tras un bombardeo de la zona que se mantuvo a lo largo de toda la mañana de aquel 14 de agosto, una unidad de Legionarios atacó en varias oleadas el acceso a la ciudad, teniendo que recorrer más de 100 metros bajo el fuego enemigo que se encontraba defendido por nidos de ametralladoras. Tras varios intentos y sufrir numerosas bajas, lograron romper la resistencia republicana.

Puerta de la trinidad, acceso a la ciudad en los años 30. En la actualidad, reconstruida como zona ajardinada.

Cae la Puerta:

                                                                                             


Parapetados tras varios carros de combate, los legionarios acceden al interior de la ciudad, donde entablan una lucha a la bayoneta. En estos enfrentamientos es donde se produce la mayor parte de las bajas en ambos bandos. El peso del asalto lo soportaron unidades de Legionarios y Regulares.


Carro de Combate Modelo 1.937






Ataque en el sur:
Después de la primera incursión en la ciudad, unidades de Regulares de Tetuán rompen las defensas por el sur, en la zona de la Puerta de Carros. Una vez dentro, luchan al arma blanca contra los defensores, que les doblan en número.
Consecuencias:
Tras la caída de Mérida y Badajoz, el Ejército del Sur, a cuyo frente se encontraba el Coronel Juan Yagüe, se podrá centrar en el avance rápido hacia Madrid. En poco más de un mes, recorriendo la ruta que hoy delimita la Carretera de Extremadura, se situó en la Casa de Campo y ocupó Carabanchel. Solamente se desvió a la altura del municipio de Maqueda, donde se decidió liberar el Alcázar de Toledo antes de enfilar la capital de España. La conquista de la villa extremeña permitió unir las dos zonas dominadas por los sublevados.



Legionarios por las calles de Badajoz.

LAS FUERZAS NACIONALES   
                    
Total: 3.000 soldados
(44muertos;141heridos)                                                                                                                                                        
El Coronel Yagüe marchó hacia Badajoz con 2.250 Legionarios, 750 Regulares marroquíes y cinco baterías, dejando al Comandante Tella atrás para mantener Mérida.
- Agrupación Asensio, integrada por:
IV Bandera de la Legión (Comandante. José Vierna Trápaga).
I Tabor de Tetuán (Comandante Serrano Montaner).
Batería de Artillería (Capitán Barón).
- Agrupación Castejón:
V bandera de la Legión (Capitán Tiede Zen).
II Tabor de Ceuta (Comandante Amador de los Ríos).
Batería de 105 (Capitán Ruiz Mateos).
- Agrupación Tella como reserva (Mérida).
          


Coronel Yagüe

LAS FUERZAS REPUBLICANAS

Total: 6.000 milicianos
(750 muertos, 3.500 heridos o capturados)
Coronel  Puigdendolas



Mérida cayó tras una dura lucha en las orillas del Guadiana, dejando a la vecina Badajoz aislada y como la última posición de la República en la frontera.

Dentro de la ciudad-fortaleza, el Coronel Ildefonso Puigdendolas dirigía a unos 6.000 milicianos republicanos. Cuando el Ejército sublevado se acercaba, un grupo de guardias civiles intentó desertar al· bando sublevado. Puigdendolas aplastó la revuelta, pero minó la confianza de sus hombres.
                                                                                                     







EL MITO DE BADAJOZ


Plaza de Toros de Badajoz después del bombardeo, por albergar camiones y blindados del Frente Popular



La propaganda republicana que “compraron” los historiadores
         

Los “soldados de papel” es el sobrenombre con el que han pasado a la historia las decenas de reporteros que cubrieron la Guerra Civil española incrustados en las filas del bando republicano. Su misión, subvencionada por la Internacional Comunista, no era otra que vender la bondad de los izquierdistas y la maldad intrínseca de los que apoyaron el levantamiento. Fruto de esta práctica del periodismo interesado se ha montado toda una realidad paralela que establece que en la Plaza de Toros de Badajoz se asesinó, con la parafernalia de una corrida y las “mujeres burguesas” vestidas de mantilla, a entre 2.000 y 4.000 personas.


Defensores de la memoria Histórica han editado una parodia de cartel de corrida de toros en el que culpan de la falsa matanza al alto Mando de Franco. Entre los “matadores” han incluido el Cardenal Gomá y otros religiosos.

 



Hoy sabemos – y sin duda lo sabían entonces los creadores del mito – que no hubo tal “fiesta” en la plaza de toros, el día 15 de Agosto ni el día siguiente, y seguramente ninguno. El día 15 el periodista portugués de izquierdas Mario Neves escribe en sus crónicas para el periódico lisboeta O Seculo:”Nos dirigimos enseguida a la plaza de toros, donde se concentran los camiones de las milicias populares. Muchos de ellos están destruidos. Al lado se ve un carro blindado con la inscripción “Frente Popular”. Este lugar ha sido bombardeado varias veces. Sobre la arena aún se ven algunos cadáveres. Todavía hay, aquí y allá, algunas bombas sin estallar, lo que hace difícil y peligrosa una visita más pormenorizada”.

En esas condiciones, el espectáculo descrito por la leyenda es imposible. Pero corrió el rumor, en la muy próxima frontera portuguesa, de que en la plaza fusilaban gente, y Neves volvió el día 16. Allí vio “algunas decenas de prisioneros que aguardan su destino. Pero la plaza no tiene un aspecto diferente del que observamos ayer, lo que nos lleva a suponer que el rumor es infundado. Los mismos automóviles destruidos y los mismos cadáveres, que ayer tanto me impresionaron y que aún no han sido retirados”. (Pío Moa)

Un reciente libro, “La matanza de Badajoz” ante los muros de la propaganda, obra colectiva escrita por Francisco Pilo, Moisés Domínguez y Fernando de la Iglesia, demuestra que, si bien hubo represión en Badajoz, esta dista mucho de alcanzar aquellas cifras. La sitúan en el entorno de las 200 personas.

El libro se centra en la revisión de los artículos de los 20 periodistas acreditados en Badajoz durante los días que rodean a la toma de la ciudad. Ese minucioso trabajo, y la ocultación del material gráfico realizada por los periodistas, demuestra que la Plaza de toros no pudo usarse por haber sido bombardeada durante los días anteriores, de lo que se deduce la creación de un mito.

Además, el único de los autores, que hasta el día de hoy ha mantenido que fue testigo de la supuesta matanza de los nacionales, fue Jay Allen, periodista norteamericano y gran creador del mito, que también presumió de haber entrevistado al Coronel Yagüe, quien habría reconocido que se estaba procediendo a una limpieza entre los pacenses.

Los autores demuestran que Allen no se encontraba en aquellos días en Badajoz y que escribía desde un puesto fronterizo portugués, donde los gendarmes lusos le informaban de lo que contaban los republicanos que huían de la ciudad.

Otros autores, que sí entrevistaron al Coronel Yagüe, como Mario Neves y el fotoperiodista Ferreira da Cuna, desmienten esa versión partidista. Neves ha explicado que los fusilamientos se estaban produciendo en la zona trasera del hospital y junto al cementerio, y da Cuna es el autor de la fotografía que muestra el estado en el que quedó la plaza tras los bombardeos nacionales.

Los autores también desmontan otros de los mitos que rodearon la toma de Badajoz, como la existencia de asesores militares alemanes que acompañaban a las tropas del Coronel Yagüe, un personal que no llegó a España hasta dos meses después de los sucesos de Badajoz.

JUAN E. PFLÜGER.- La Gaceta.


El periodista Jay Allen, estaba comprometido de lleno con la causa del Frente Popular, era amigo de Largo Caballero y Negrín, y por tanto próximo a las posturas soviéticas. Habría llegado nueve o diez días después de los hechos, mucho después que Neves y otros cuyas crónicas no indican haber sido “pastoreados” por los vencedores. Más veraz suena cuando dice que sabía bien lo que buscaba.

El mito de las matanzas parece sólido sobre todo por lo mucho que se ha repetido, copiándose unos autores a otros, pero que examinadas sus fuentes, suscitan profundas dudas. Esto ha dado pie a varios estudiosos, como el británico McNeill-Moss, a negar en redondo los hechos. Al margen de las que más improbables masacres de la plaza de toros (suena más veraz la visión de Neves de las docenas de presos “aguardando su destino”).Otros corresponsales que llegaron al día siguiente de la lucha, y vieron cadáveres aquí y allá, y en la Plaza de toros, que podían corresponder a fusilados o a caídos en bombardeos o en focos de resistencia, como el de la Catedral.

Puede afirmarse, pues, la casi segura falsedad de las historias de cientos o miles de prisioneros masacrados en la plaza de toros u otros puntos, por no hablar de los sádicos espectáculos añadidos. Pero entonces, ¿por qué esa extraordinaria inflación de las cifras y la tenaz insistencia de la propaganda? El historiador Ricardo de la Cierva sospecha que pudo ser muy bien un maniobra de Jay Allen para borrar o desviar la impresión mundial causada por la matanza de la CÁRCEL MODELO de Madrid, ésta si bien conocida, y ocurrida entre los días 22 y 23. Es sólo una conjetura, pero no desdeñable, pues Allen dice haber ido a Badajoz el día 23, precisamente.


PÍO MOA.- Los Mitos de la Guerra Civil.


Francisco Javier de la Uz Jiménez

15 comentarios:

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

A. Manuel Barragán Lancharro

Indalecio Prieto, el líder del PSOE más rápido con la pistola, tiene el honor de ser el autor intelectual de una de las más arraigadas mentiras de la Historia de España del siglo XX. Me estoy refiriendo a la matanza de la plaza de toros de Badajoz. Simplemente es una mentira porque nunca existió. El PSOE de Extremadura a través de dos de las tres instituciones que hasta hace poco tiempo ha controlado, despilfarradoras en extremos insospechados como son la Junta autonómica y las dos Diputaciones (hoy el PSOE sólo pasta en el presupuesto de la de Badajoz), no ha podido aportar ninguna prueba de la supuesta matanza de la plaza de toros. Ésta -simplemente- no existió. Ni con el millón largo de euros derrochado han sido capaces de encontrar nada. Fue una trola propalada por Indalecio Prieto. Precisamente el día de la supuesta matanza, la plaza de toros de Badajoz era un lugar especialmente peligroso porque había sido utilizado por la milicias del Frente Popular para concentrar camiones, los cuales fueron atacados por la aviación que auxilió la toma de Badajoz por las fuerzas dirigidas por el Teniente Coronel Juan Yagüe, existiendo bombas sin explotar en el recinto. Lo demuestra esta fotografía realizada el 15 de agosto de 1936, día en el que la propaganda dice que se produjo la matanza dela plaza de toros. Cuando posteriormente ésta estuvo desalojada de todo peligro, fue utilizada como centro de clasificación de detenidos. Unos eran fusilados previo traslado al cementerio, y otros, si acreditaban no haber participado en los hechos eran libertados.

El diario barcelonés La Vanguardia, incautado en aquellas fechas a sus legítimos propietarios, publicó en su edición del 20 de agosto de 1936 un resumen de un artículo firmado por Indalecio Prieto en el diarioInformaciones. Para levantar la moral de sus huestes nada más que con la mentira, extendió la supuesta historia de la matanza de la plaza de toros. Porque la mentira, como decía Lenin, es una poderosa arma revolucionaria. Prieto escribió con detalles sensacionalistas como había ocurrido, y esto sin aparecer por Badajoz, lo cual tiene mucho mérito:«En Badajoz -agrega- los prisioneros fueron encerrados en el local de la plaza de toros y obligados luego a salir al ruedo por la puerta del chiquero. Cuando aparecían en el redondel, desde los tendidos, gradas y palcos les ametrallaban los facciosos a placer. En la Roma de los nerones, los cristianos, empujados hasta la arena del circo, sucumbían despedazados por fieras auténticas, leones, tigres, etc. El emperador, su corte, y la plebe eran solamente espectadores de la matanza. Al cabo de veinte siglos, registramos la innovación de que los espectadores sean a la vez autores en el martirio y las fieras tengan traza humana. Es posible que en el palco presidencial del circo extremeño haya sido sustituida la clámide imperial que pendía en el palco del circo nerosiano, por la zamarra de cualquier cacique ávido de disfrutar de la orgía sangrienta».Ciertamente, es la izquierda la que en la guerra civil ensayó sistemas de ejecución en masas, como por ejemplo Paracuellos del Jarama.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

(Contibnuación) …..René Brut, cámara de la productora francesa Pathé-Journal, filmó en el cementerio de Badajoz hileras de incinerados y otra sin incinerar. Fue en la mañana del 18 de agosto. En cuanto a las imágenes de los incinerados se puede observar que no humea, lo cual demuestra que sólo se había hecho una vez. Esos cuerpos, por mucho que ahora la propaganda neomarxista y neostaliniana se empeñe, eran tanto milicianos muertos en las luchas como también efectivos caídos de la fuerza asaltante. En las memorias del Coronel Puigdengolas, Comandante Militar del Badajoz rojo, dejó dicho que la cifra de milicianos en la ciudad las horas previas de la toma, el 14 de agosto de 1936, no llegaba a 275 (doscientos setenta y cinco). Ni 2.000, ni 4.000 ni 8.000, sólo 275. En resumen, Indalecio Prieto, uno de los personajes más dañinos que padecido la política española, fue el inventor de la más impresionante trola de cabecera de la seudohistoriografía izquierdista de nuestros días.

Fuente: http://historiademonesterio.blogspot.com.es/2013/01/la-matanza-de-la-plaza-de-toros-de.html

José Antonio dijo...

Francisco Javier, mi Tte. Col.: Dada la acumulación de reclamos urgentes de estos últimos días, me veo obligado a sacrificar la sustancia en beneficio de la puntualidad; quiero acusar recibo, ya, de este muy interesante trabajo que has elaborado y que además de su interés por cuanto da a conocer el desarrollo de las operaciones militares habidas lo tiene también en el aspecto político propagandístico que la verdadera gestora y manigera de la guerra civil –la Masonería, instrumento del trisecular imperialismo globalizador– quiso hacer y sigue haciendo para dividir las conciencias españolas y crear una permanente espiral de violencia fratricida destinada a la neutralización del pueblo español y la consiguiente aniquilación de España, que es la cabeza de la Hispanidad. Y como es un hecho obvio e innegable, el alma de la Hispanidad es el único obstáculo moral, espiritual e intelectual con el que se encuentra el actual imperialismo globalizador inane, a efectos de poder implantar el su-abúlico paraíso mundial de las masas; en refuerzo de la Hispanidad podría haber estado el “alma mater” francesa, pero por desgracia el “alma mater” francesa está muda (no sé si viva o muerta) desde hace un siglo.

De tu trabajo, destacar que hay cosas notables que me ayudan a aprehender los hechos, la ilustración fotográfica muy de mi gusto –cinco de las fotos, las desconocía y son muy sugerentes–. Y, por otra parte, he dedicado unos minutos a revisar el diario ABC de Madrid (rojo) y hasta el día 25 de agosto del año 1936 (diez días después de la toma de Badajoz) ni siquiera cita la palabra Badajoz; luego ello confirma que lo de tal matanza fue un tardío montaje de la miseria intelectual masónica.

Te felicito…

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción AGM

José Antonio dijo...

Hoy, he revisado revisado el diario ABC de Madrid (rojo), hasta el día 5 de septiembre del año 1936 (veintiún días después de la toma de Badajoz) y aún no se ha citado la palabra Badajoz; aunque al coronel Puigdendolas le situaban el día 3 en Navalmoral de la Mata. Está claro que el montaje difamador propagandístico de la tal matanza en Badajoz, fue creado después con tanta maldad como vagancia.

José Antonio dijo...

¡Por fin! En el número del día 8-09-1936 (veintitrés días después de la toma de Badajoz, por los nacionales), he podido ver escrita en él la palabra Badajoz. Sobre un pequeño mapa en el que se describe el reparto de las dos zonas; pero de la pérdida de la ciudad por los rojos, ni una palabra; y de represión o matanza por parte de los nacionales, ni una sola palabra. Y en el número del día 9, ni una sola alusión a Badajoz. Habrá que seguir indagando, hasta ver cuándo montaron el infundio…

José Antonio dijo...

Pues ahora sí que ¡Por fin! En el número correspondiente al jueves, día 24-09-1936, página 9, del diario ABC de Madrid (rojo), aparece la primera referencia a la tal matanza. Hasta entonces (después de transcurridos cuarenta días del supuesto hecho), ni ese periódico (y supongo que ningún otro español, porque si no la redacción del ABC habría sido acusada de colaboracionista con los nacionales), ni ningún directivo de partido político integrante del Frente Popular (rojo y antiespañol) que diariamente pronunciaban sus discursos y hacían sus llamativas declaraciones convenientes para sus fines; nadie había avisado de “los horrores cometidos en Badajoz por los facciosos”. La tal referencia, la hace el ABC (cuarenta días después del supuesto hecho) como extraída de una crónica aparecida (hacía días) en el diario estadounidense “Daily News”. A mi entender, los redactores del ABC andarían con la “mosca detrás de la oreja”, porque el hecho de situar tal noticia en una página interior y con caracteres tipográficos de tamaño medio, algo de duda denotaba.

Y como yo me he tomado el trabajo de hacer esa pesada indagación, me considero con derecho a decir que, el tardío infundio difamador masónico contra las tropas nacionales, había de tener alguna finalidad monstruosa: El justificar los miles de asesinatos ya cometidos por los verdugos del Frente Popular y que seguían cometiendo a diario; pero sobre todo los fusilamientos genocidas que ya se estaban preparando en Paracuellos de Jarama.

José Antonio dijo...

Yo había considerado suficiente lo ya averiguado, para dejar demostrada la falsedad del montaje propagandístico sobre la tal inexistente matanza en Badajoz, pero me ha podido la curiosidad y me he ido al otro periódico grande del ámbito nacional, La Vanguardia, de Barcelona. En éste, la primera referencia al tema se hace el día 25-09-1936, un día después que en ABC, pero la sitúa en la penúltima página, con un corto número de líneas, con caracteres tipográficos del menor tamaño y entre otras varias noticias del mismo escaso relieve.

Todo ello, me ha dado que pensar favorablemente sobre la profesionalidad de las redacciones de ambos diarios, que no se dejaron arrastrar borreguilmente por el grotesco y masónico ¡Daily News”. El no dejarse arrastrar para difamar a los nacionales, lo considero casi un acto heroico en las circunstancias del momento –tanto en Barcelona como en Madrid, se cometían diariamente centenares de asesinatos contra personas consideradas “de derechas” e incluso contra personas moderadas “de izquierdas”–; desconozco si aquello de no dejarse arrastrar hubo de tener consecuencias fatales para los responsables de aquellas redacciones. Y otra cosa sería cuando la masonería ordenó montar la gran escandalera, entonces es de suponer que no habría periódico que no hiciese uso de los tipos de letra del mayor tamaño.

José Antonio dijo...

Considero que este tan insidioso asunto de acusar, tardía y falazmente, a las fuerzas nacionales que liberaron la ciudad de Badajoz, de haber cometido una multitudinaria matanza de prisioneros rojos, debiera ser investigado por nuestra parte hasta donde no quede lugar a duda alguna sobre la falsedad de tal acusación. Y es por ello, por lo que he continuado consultando los ejemplares del diario ABC, del Madrid sometido al antiespañol gobierno rojo del Frente Popular; he llegado hasta el correspondiente al día 6-10-1936 y no he encontrado ninguna referencia al tema (excepto la, poco relevante, ya citada del día 24-09-1936), ni en forma de noticia ni en forma de discurso de ningún orador en los continuos mítines propagandísticos incendiarios con los que se adoctrinaba a las masas para mantenerlas adeptas a los marionetas partidos rojos.

Pues, de momento, el dato está ahí; más de cincuenta días después de la fecha señalada en la tardía propaganda calumniosa, como fecha de haberse cometido la supuesta matanza, “ni desde el punto de vista periodístico ni desde el punto de vista de los partidos políticos ni desde el punto de vista parlamentario tal matanza había existido”. Por favor, tomen nota los de la masonería encargada de hacer los infundios propagandísticos con los que alimentar una permanente espiral de violencia entre los españoles, y tomen nota también los marionetas encargados de la “memoria histórica antiespañola”, y los blandengues historiadores que dicen querer defender la verdad, etc.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

DEFECAR SOBRE LA TUMBA DE LOS PADRES.
Una nota de la Fundación Yagüe: "La madrugada del 12 de octubre del pasado año, víspera del Desfile Militar del día de la Fiesta Nacional, fue decapitada la estatua del que fue Capitán General de la VI Región militar con sede en Burgos Excmo Sr. Don Juan Yagüe Blanco en su pueblo natal de San Leonardo de Yagüe. Soria.

En aquel entonces se acordó realizar un acto de Homenaje al General Juan Yagüe Blanco. En estos momentos, dicho acuerdo, se ha visto reforzado porque el Ayuntamiento de San Leonardo de Yagüe, con mayoría absoluta del PP, en contra de los vecinos de San Leonardo e incumpliendo todas las normas democráticas y legales decide demoler el Monumento alegando que así se cumple la Ley de Memoria Histórica. Por ello, la Fundación ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo esta misma semana ante el Juzgado de lo Contencioso de Soria contra la decisión del Ayuntamiento".

Es decir, el PP redondea la labor de los vándalos y colabora con la memoria chekista y la industria de la trola montada por su partido-guía, el PSOE de Zapo. Porque no es, seguro, una decisión autónoma de los peperos de San Leonardo, unos pobres ignorantes genuflexos ante la dirección, como suelen ser los de los pueblos. La Fundación Yagüe hará el 29 de junio un homenaje en el lugar donde estuvo el monumento, con misa del abad de San Pedro de Cardeña e intervenciones del periodista Alfredo Amestoy y del profesor de Economía José María Álvarez de Eulate.

Dos observaciones:
a) La misma izquierda que venera y doctorea a Santiago Carrillo, finge horrorizarse por la gamosa "matanza de la plaza de toros de Badajoz", el 15 de agosto de 1936, achacada a Yagüe. Matanza, que no tuvo lugar, pero ha sido uno de los más exitosos productos de la industria izquierdista de la trola.
b) Los "estrategas" del PP se unen así a la "memoria chekista", defecando sobre la tumba de sus propios padres y contribuyendo al engaño al pueblo español. Pero de momento tienen éxito, y eso es lo que cuenta, a sus ojos.
Los ojos de los defecantes señoritos futuristas.

Desde esta pag, donde sabemos hay algún "dirigente" del PP solo les diremos que de volver a haber una contienda, Dios no lo quiera pues los rojos parece que si, ellos serian los primeros buscados y reducidos a cenizas, así que, no os juntéis mucho con la canalla.

Anónimo dijo...

pero que fascista eres majete

Javier de la Uz dijo...

Anónimo, si fueras valiente darías la cara firmando con tu nombre y apellido. Pero como eres un cobarde y además un analfabeto histórico, no tienes argumentos para desmentir los del artículo basado en hechos reales contrastados.
En este Blog, se tiene un respeto a las opiniones y sobre todo no insultamos, y menos escondiéndonos en anonimatos.

¡¡Si eres hombre, da la cara!! y si no, no entres más, aquí estás de sobra.

Anónimo dijo...

pero que banda de fascistas sois, majetes

Javier de la Uz dijo...


Pues si anónimo, somos majetes, pero no una banda. Las bandas, suelen ser grupos de delincuentes que bajo el anonimato, insultan y agreden sin más, ¿te suena?.

Antonio Marín dijo...

Entonces, ¿por qué no corrige usted la entrada en la Wikipedia sobre la matanza de Badajoz, que usa de referencia más de 65 artículos y contenidos? Ah, claro, sencillamente porque no puede. -> https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Badajoz

Javier de la Uz dijo...

D. Antonio Marín, siento decepcionarle diciendo que no todo lo que se lee en Wikipedia es varad.

Ciñéndome al artículo, le puedo comentar, porque está demostrado, que Jay Allen, principal promotor de la falsa noticia de los cuatro mil muertos y que, además copió de otros periodistas que sí estuvieron en la ciudad inmediatamente después de ser tomada, como es el caso de Mario Neves, del Diario de Lisboa, Marcel Dany, corresponsal de la Agencia de noticias Havas y Jacques Berthet, del periódico francés Le Temps.

Uno de los primeros lugares a los que se dirigen al entrar en Badajoz el día 15 es a la Plaza de Toros. Sobre esta visita, Mario Neves en su crónica del día 15, dice: “Sobre la arena aún se ven algunos cadáveres, lo que da a la plaza un aspecto macabro de teatro anatómico”. Es decir, nadie pone en dudas que en la noche del 14 al 15 de agosto se vio en ese lugar a un número indeterminado de personas, algunos de cuyos cuerpos aún permanecían en aquel lugar cuando lo visitaron. Mario Neves describe la visita por algunos sectores de la ciudad, en especial la brecha de Trinidad diciendo “hay algunos cadáveres que todavía no han sido retirados”; la calle de San Juan de la que dice: “cerca de la cual fueron pasados por las armas los milicianos que cayeron en poder de los rebeldes” y la Catedral, donde dice que en la nave central vio dos cadáveres.

Aun así, está claro que la propaganda del Frente Popular republicano y sus seguidores influyeron y siguen influyendo en la “verdadera memoria histórica