ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

6/12/12

PRESESENTE Y PASADO











Dos balances: franquismo y antifranquismo









Pío Moa

El antifranquismo es una verdadera y destructiva enfermedad moral.
El modo como la evidencia histórica más importante ha sido tergiversada y reducida a cenizas por los políticos y muchos intelectuales es toda una lección de lo que puede alcanzar una propaganda bien orquestada y masiva si no halla contracción en el momento oportuno. Así ha podido circular la pretensión de que el Frente Popular, un amasijo de totalitarios, golpistas y racistas, representaba la libertad y la democracia. O que esta ha llegado a España en oposición al franquismo.
Si contrastamos los logros y los errores del franquismo, queda al final este balance:
1.-  Venció a un proceso revolucionario de corte totalitario.
2.-  Libró a España de la guerra mundial.
3.-  Derrotó al maquis, que fue un intento de volver a la guerra civil.
4.-  Inició el periodo de paz más prolongado que ha vivido España en dos siglos, y que dura.
5.-  Derrotó un aislamiento internacional perfectamente injusto.
6.- Reconcilió a los españoles, haciendo olvidar los feroces odios que destrozaron a la república.
7.- Presidió una reconstrucción del país en condiciones dificilísimas, para luego entrar en la época de mayor y más sostenido desarrollo económico en varios siglos, a un ritmo superior al resto de Europa.
8.- Régimen autoritario, permitió no obstante una considerable libertad personal, de expresión y de diversos tipos, gracias a lo cual no tuvo oposición democrática. No había demócratas en sus cárceles.
9.- El régimen evolucionó progresivamente hacia una liberalización que, junto con la reconciliación y la prosperidad, permitió el paso sin muchos traumas a una democracia normal, no convulsa como la republicana, e impulsada por la propia clase política franquista.
No creo que haya habido un régimen tan reparador y beneficioso para España en al menos tres siglos. Pero durante la Transición se impuso el ataque calumnioso al franquismo desde la izquierda y la pasividad complacida con tal indignante demagogia  por parte de la derecha. Antifranquismo se igualó a democratismo y lucha por la libertad, con lo que los mayores demócratas en España pasaban a ser el Partido Comunista y la ETA, ya que otra oposición real y persistente no tuvo aquel régimen. ¿Cómo es posible una tergiversación tal, semejante a la del Frente Popular como “defensor de la libertad”? Pues ha sido posible y se ha impuesto. Estos años han estado contaminados por el imperio del embuste, de modo similar a lo que ocurría en la URSS y países semejantes. En lugar de construir sobre la enorme obra dejada por Franco, ha habido un empeño en denigrarla y echarla abajo.
¿Qué balance puede ofrecer el antifranquismo entre sus logros, buenas palabras y errores?
1.- “Cien años de honradez” perfectamente ficticios.
2.- Ataque a Montesquieu, es decir, politización y supeditación de la justicia a los partidos.
3.-  La mayor oleada de terrorismo del siglo XX en España, más mortífera aún que la de los dos primeros decenios del siglo XX; y colaboración de facto de los gobiernos con ella.
4.- Una CONSTITUCIÓN muy deficiente, que permite el vaciamiento del estado y hace promesas puramente demagógicas.
5.-  Oleadas de corrupción e intentos desvergonzados de taparla.
6.-  Falsificación de la historia por ley, una ley por eso mismo totalitaria, calumniosa, no solo del franquismo, sino de la historia de España, tergiversada hasta límites inverosímiles.
7.- Un crecimiento económico a saltos, con frecuentes crisis, desindustrialización y una tasa muy alta de paro.
8.- Maniobras cada vez más amenazantes para disgregar a España en varios estaditos impotentes.
9.- Tendencia a diluir la soberanía e independencia nacional en un “Europa”, como se llama a la UE, cuya historia y rasgos reales no se conocen o no se analizan.
Puede decirse que todo lo construido desde la Transición ha sido gracias a la brillante herencia dejada por el franquismo. Y que casi todo lo que se ha echado a perder, hasta llegar a la brutal crisis que vivimos, procede del antifranquismo. El antifranquismo es una verdadera enfermedad moral que encubre la hispanofobia. Un país no puede vivir, prosperar, respetarse ni ser respetado sobre la base de unas falsificaciones tan violentamente estúpidas. Pero estas se han convertido en la ideología dominante. O la desenmascaramos a fondo, o las dificultades del país empeorarán.


Francisco Javier de la Uz Jiménez

1 comentario:

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

¡Qué cosas dice este hombre! Deduzco que debe ser Guerrillero de Cristo Rey, militante activo de Comunión Tradicionalista, o del ala más radical de Fuerza Nueva. Vamos de la derechona mas rancia. De los nostálgicos e inmovilistas franquistas. Si no, no se comprende.