ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

31/7/12

PARA PREOCUPAR


Cuando uno lee estas cosas se preocupa; casi todo lo que leo, veo, y escucho, me preocupa.




Lunes 23 de Julio de 2012 01:01
Por Colectivo Alborán

En febrero pasado hablamos ya de lo que se avecinaba en Defensa, así como en los Departamentos que guardan relación con ella, especialmente Economía, Interior y Exteriores. Hemos dado mucho más de los 100 días usuales en los medios periodísticos para elaborar una visión de cómo está la Defensa Nacional con el Gobierno gestado el 20N-2011, por lo que consideramos que el análisis está suficientemente documentado. Por cierto, cada vez vemos más claro que los que diseñaron tal fecha, dentro de una campaña general de acoso y derribo al Valle de los Caídos y a la tumba de Franco, sin duda se vieron constreñidos a no echar toda la carne en el asador y, de alguna forma, dejar, inteligentemente, el peso de la crisis y sus trágicas reformas al partido centroprogresista.
Aventuramos en febrero que, tres meses después del cambio de Gobierno “…no se han reducido, prácticamente, la estructura megalítica de las Autonomías de un Estado federal en la práctica, ni los megasueldos de los políticos y las canonjías sindicales. Por el contrario, para los que tenemos nóminas del Estado, sólo en 2010 y 2011 y teniendo en cuenta la rebaja de sueldo, la congelación salarial y el IPC, hemos perdido, aproximadamente, un 14% de poder adquisitivo; si a ello sumamos la congelación de sueldos del 2012, el IPC, el aumento del IRPF (400-500 € menos, según nómina), etc… en la práctica hemos sufrido una reducción del 20%”. Pues bien, así seguimos, pero muchísimo peor, de forma que, en cuestión de sueldo, con la supresión de la paga extra y el pago de la comida, los militares estamos sufriendo un recorte en nuestro ya mínimo sueldo de mucho más de la cuarta parte. Y mientras, a modo de ejemplo, Mariano Rajoy, Sáenz de Santamaría y ocho ministros más cobran dietas de “alojamiento y manutención” en Madrid.
Por supuesto, el fraude fiscal y la huída de capitales, las Autonomías, los megasueldos y la miríada de consejeros y cargos públicos, las televisiones autonómicas y locales, y un largo etcétera… ni tocarse.
Y hemos empezado por el sueldo porque es algo que todo el mundo entiende, aunque no haya hecho ni la mili. Pero es que la situación de nuestros medios no puede ser más trágica, sobre todo cuando una posible Tercera Guerra Mundial está llamando a la puerta de la mano de “La primavera árabe”, Irán-Siria, Rusia-China y un Israel recrecido; por no hablar de un Marruecos que compra cazas F-16 y carros Abrams yanquis, corbetas y fragatas europeas, y mil cosas más como si fuera Venezuela y tuviera su petróleo.
El presupuesto de Defensa para 2012 es de 6.316 millones (0’59% del PIB), con una reducción del 8’84% respecto al año pasado. El problema es que llueve sobre mojado, ya que el recorte en los últimos cuatro años ha sido de casi el 25% (más de 1.800 millones), con lo que estamos ante un Presupuesto peligrosísimamente irrisorio y los recortes son más que dramáticos; y más del 70% del presupuesto, unos 4.600 millones de euros, se consume en gastos de personal. En el caso del Ejército el presupuesto para este año es de 2.523 millones, lo que inicialmente supone una reducción de 167 millones respecto a 2011(un 6’2% menos). Sin entrar en la realidad de las cosas, que es mucho peor, solo por la prensa podemos saber, a la vez que cualquier agregado militar extranjero, que vendemos o paramos casi definitivamente, y sin relevo práctico) nuestro portaviones (el similar nuevo BPE tiene muchísimos problemas y muy poco dinero para arreglarlos), los submarinos, casi todos los carros Leopard (con el Rey, antiguo Jefe Supremo de las FAS, como especial promotor), así como entran en “parada de larga duración” los medios de artillería autopropulsada y antiaérea. Los gastos para mantenimiento se han recortado inicialmente un 10%, lo que obligado no solo a hibernar los tanques más antiguos, sino también a paralizar el 30% de la flota de vehículos acorazados (más de 50 carros de combate de los 108 Leopard 2A4 de segunda mano que España compró a Alemania “hibernados”, de momento, en Zaragoza), mecanizados y, como hemos dicho, artillería de campaña, antiaérea e ingenieros. Las grandes maniobras se han eliminado o reducido y el gasto en combustible se ha recortado, de partida, en un 44%; como consecuencia, la Armada ha reducido de 49 a 40 los días de mar por buque y el Ejército del Aire volará unas 67.000 horas de vuelo, frente a las 82.000 previstas. Otro dato: los polvorines pasarán de 17 a 9; algo “normal”, total, para la munición que hay. En este contexto recientemente han llegado las noticias de que, al menos de momento, no hay ningún Submarino operativo, y no se realizarán cursos de pilotos de helicópteros terrestres este año.
¡Ah!, y encima hay que tener en cuenta lo que nos gastamos por anticipado en la indigna guerra contra Libia.
El desfase más dramático se produce en los llamados programas especiales de armamento, paralizados en la práctica. A ello hay que añadir que el tan cacareado mantenimiento externalizado no se puede pagar, así que, como en el caso de la Sanidad Militar (prácticamente no tenemos ni hospitales ni médicos), una vez que hemos destruido las capacidades logísticas propias…. no tenemos dinero para los mínimos contratos externos, ni siquiera para la limpieza (habrá que dar teóricas sobre el significado de zafarrancho y que el limpiar es cosa de hombres -y de mujeres y “homox”-).
Este año el Ministerio de Defensa ha suspendido las convocatorias para incorporar nuevos soldados y marineros, una situación inédita desde que acabó el servicio militar obligatorio en 2001. ¿Quién nos vendió la burra de que el (teórico) “ejército profesional”, pasando por encima del “Derecho y Deber constitucional de defender a la Patria”, era la panacea universal. ¿Quién sigue sin pensar en hacer una Ley de Movilización en lugar del cadáver anterior? Recordemos que fue el mismo partido hoy en el poder.
Pero eso sí, entre muchísimos otros puestos y misiones en el extranjero, seguimos yendo a cubrir la retirada de un Ejército Norteamericano que sale de Afganistán, quizás para concentrarse con vistas a su empleo en ¿Irán? ¿Cuánto dinero y cuánta sangre nos costará eso? ¿Respetarán nuestros “aliados” ingleses y marroquíes, por decir lo más obvio, nuestra extrema debilidad cuando no lo han hecho en épocas más luminosas para nuestras armas?
Además, y esto es lo peor, ¿en qué estado se encuentra la moral de los militares llamados a malvivir con esos sueldos, poco apreciados por la sociedad (solo hay que observar el puesto que ocupan en cualquiera de los múltiples documentos que recogen el protocolo de las diversísimas Administraciones) y conscientes de que carecen de los mínimos medios capaces de una disuasión creíble? A ello hay que añadir que a la Institución Militar le han arrancado, y lo que es peor, hecho arrancar, centenares de símbolos trascendentales que la representaban a ella y a sus héroes, con la Ley de la Memoria Histórica o con las disposiciones de UCD (hace mucho tiempo que Daoíz, Velarde y Ruiz no figuran a la cabeza de sus escalillas).


Morenés

¿Y qué responsabilidad tiene en este desaguisado el actual Ministro?
Pues prácticamente toda. Primero porque a él le incumbe y la ha asumido, pero también porque no es un recién llegado a Defensa y porque está dispuesto a pasar, como se ha visto, por lo que haga falta y sin rechistar, por la incapacidad de los medios para cumplir las misiones. Es más, está elaborando un Plan Estratégico que dejará en pañales los recortes actuales. Y, encima, para que a ningún mílite se le ocurra opinar, también tiene en marcha unas medidas (véase Nota 1) que, en resumen, son una vuelta de tuerca más a la disciplina mal entendida, es decir, “una de doma” en argot cuartelero.
Él nos está vendiendo la reducción de 20.000 soldados más de unos efectivos más que mínimos en los que cuatro de cada diez son “cuadros de mando” (Ver Nota 2), 15.700 son mujeres y 3.600 extranjeros (y, además, con la sangría de la UME y sus casi 5.000 miembros). ¿Alguno de ustedes ha oído que se vayan a recortar las plantillas de la Guardia Civil, de los Mozos catalanes o de la Erchancha? Desde luego estamos peor que en los más negros momentos del siglo XIX, cuando las Milicias sujetas al poder político mangoneaban y daban golpes por doquier. Claro, que entonces había guerras, intestinas o no, y los políticos tenían que tener una mínima fuerza para zurrarle fundamentalmente a los carlistas; hoy ni eso, con unos pocos batallones, que puedan ir cada año, en reiterada procesión, a Afganistán o donde cuadre, basta. Eso sí, tenemos más “policías” que piojos en costura y, después de arrancársenos la Protección Civil tenemos que dispersar nuestros ya mínimos medios y dineros en la UME, casualmente desgajada de la línea de mando militar y a la que no le afectan los cambios políticos.
¿Cree alguien que tocará la malhadada Enseñanza Militar? Pueden jurar que no, ni siquiera las enseñanzas de la “Alianza de Civilizaciones” introducidas por el PSOE, así como que seguirá con el resto de las traumáticas y disolventes disposiciones de la última Ley 39/2007 de la Carrera Militar, a pesar de los desafueros y las protestas generalizadas de todos los Cuerpos y empleos, con varios miles de recursos interpuestos. Por supuesto, tampoco “resucitará” el Cuerpo de Mutilados, no vaya a ser que le tachen de franquista, haciendo en su lugar un esperpéntico salto circense con la “reincorporación de los heridos en misiones”. No obstante lo anterior, Irene Domínguez, la Subsecretaria de Defensa, ha reconocido en el Congreso la labor del anterior Ejecutivo en la reforma de la enseñanza militar.
Tampoco modificará la peligrosa de Derechos y Deberes, por lo que tiene de sindicalismo de clase (apenas hay asociaciones de oficiales), fuente, ya lo verán, de un sindicalismo de izquierdas al estilo del de la Guardia Civil. Y, por supuesto, no se aligerarán de políticos las ya de por sí encefalíticas estructuras del Ministerio y aledaños (ISDEFE, por ejemplo).
De todos es sabido que Morenés no se ha opuesto a que Defensa se quede, en la práctica, sin Servicios de Información, tras el paso de CNI a Presidencia. Curiosamente su anterior jefe permanece en el cargo, manteniéndose, como durante mucho tiempo en la “cúpula militar”, el equipo del Gobierno anterior.
Y, poniendo un poco la lupa en la “letra pequeña”, es llamativo que la socialista Ana María Molina, hasta hace poco Directora de Desarrollo de Negocios y segunda de a bordo de ISDEFE, sea ahora la nueva Jefe de Gabinete del Secretario de Estado de Defensa (Pedro Arguelles), que Jorge “Jordi” Marsall permanezca como Adjunto Civil al Director del CESEDEN, y que el ex Ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo (famoso cazador sin licencia e íntimo del juez Garzón) sea fiscal de sala de lo militar del Tribunal Supremo (campo este de la justicia militar que merece un análisis por separado).
No les quepa duda, en Defensa hay “consenso” entre la mayoría de los partidos políticos desde antes del 23F.
Pero, además, Pedro Morenés, fue un “técnico” del equipo del Ministro Eduardo Serra (1996-2000), aquel hombre de la industria de armamento norteamericana que pasó de Subsecretario de Defensa con un Gobierno socialista (1982-1984) a Ministro con otro de los populares (impuesto, según todo el mundo sabe, por el Rey por similares motivos).
Morenés, para acabar de componer el retrato, desairó públicamente a Esperanza Aguirre y restado importancia al ultraje al himno nacional durante el partido de futbol del final de Copa, y ha manifestado
que el “Ejército no intervendrá en Gibraltar”, dejando la “patata caliente” a la Guardia Civil, no dándose por enterado que mientras el Rey inauguraba un pequeño guardacostas del Instituto, la Royal Navy desplegaba un moderno crucero en la Bahía de Algeciras.
Morenés fue consejero (entre 2005 y 2007) y representante (hasta octubre de 2011, aunque desde Defensa aclaran que dejó de serlo en marzo de 2009) de la empresa Instalaza, a la que el Ministerio ya mandado él ha tenido que indemnizar con 40 millones de euros por incumplimiento de un contrato de compra de bombas racimo.
Alguien, con más buena voluntad que juicio y estudio de los antecedentes, pensó que Morenés iba a dimitir porque la carga que le había tocado, la de suprimir, si quiera sea temporalmente, los Ejércitos, no la podía asumir en conciencia. Y se esperaba eso antes de las vacaciones de verano, para lo que había mantenido a la “cúpula” militar, los JEMES, en su puesto para no comprometer al posible sucesor con un baile en esos comprometidos puestos. Pues verán ustedes que llega el agosto y sigue, y que lo de conservar los JEMES “viejos”, hombres del partido anterior, ha sido, seguramente, una estratagema para que, agradecidos de seguir medio año más en el cargo (y, como alguien ha escrito, puede que dedicándose “a blindar su futuro personal, a recolocar de forma estratégica a sus adeptos y a disolver los rastros de una gestión que no siempre ha sido profesional ni al servicio del Estado”), no le pusieran pegas en sus drásticos recortes y draconianas disposiciones.
El Plan Sur (Supresión Unidades Restantes) es, al menos de momento, una realidad.
Con estos antecedentes, esta peligrosísima situación no duden ustedes que puede empeorar y que les costará algo más que rascarse el bolsillo.
NOTAS

Nota 2: El Ministerio de Defensa hizo públicas los que componían las Fuerzas Armadas en junio de 2012: 25.814 oficiales (18’9%), 28.952 suboficiales (21’2%) y 81.487 de tropa y marinería (aproximadamente el 60%), lo que suma un total de 136.253 militares en activo (http://www.revistatenea.es/revistaatenea/revista/articulos/GestionNoticias_8973_ESP.asp).

La Guardia Civil tenía 84.316 “agentes” (léase guardias, es decir, tropa) en octubre de 2010 (http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/10/espana/1286716059.html), a los que hay que añadir 2.580 oficiales, incluidos 34 generales, y 3.705 suboficiales, con un total de más de 100.000 miembros. (http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rd1073-2006.html).

La Policía Nacional tiene unos 83.000 agentes de un total 87.872 policías en junio de 2011, casi como la Guardia civil (http://es.wikipedia.org/wiki/Cuerpo_Nacional_de_Polic%C3%ADa_(Espa%C3%B1a)#Escalas_y_categor.C3.ADas y http://www.policia.es/prensa/20110613_2.html).

La Erchancha tiene “unos 8.000 agentes” (http://es.wikipedia.org/wiki/Ertzaintza).
Los Mozos de Escuadra son “unos 20.000 policías” (http://es.wikipedia.org/wiki/Mozos_de_Escuadra).




PP, PSOE e IU insultan a UPyD por pedir que se limiten los sueldos de alcaldes y concejales

No es verdad que todos los políticos sean iguales. Pero sí es cierto que los ciudadanos tienen motivos para estar enfadados con muchos de ellos. En España hay muchos alcaldes que ganan mucho más que el presidente del Gobierno. También hay concejales y alcaldes que, además de su sueldo, cobran otro por ser diputados autonómicos. A estos sueldos pueden sumar otros por estar en consejos de administración de organismos públicos, por ejemplo. UPyD pidió en la Asamblea de Madrid algo tan de sentido común como que se estableciera un baremo para los sueldos de los alcaldes y evitar así casos escandalosos y abusivos. También pidió que no pudiera cobrarse más de un sueldo. ¿Cuál fue la respuesta de PP, PSOE e IU? El insulto. En este vídeo se puede ver el nivel de los argumentos y del estilo de muchos de los que se supone que tienen que representar a los ciudadanos. 



Chevi Sr.

2 comentarios:

De hombres honrados dijo...

Por Diego Mazón
11 Jul 2012

EL FUNCIONARIO DIFERENTE

El militar siempre calla. Bulle por dentro y en los pasillos y patios de los cuarteles protesta entre dientes, con sus compañeros, porque por desgracia, aún, en esta España sin conciencia sus problemas no son de dominio público. Cada vez que un Gobierno, y ya son muchos, les aprieta las tuercas, ellos respiran hondo y siguen sirviendo a España, tal es su vocación.
El Ejecutivo de Zapatero decidió bajar el sueldo a los funcionarios y en esa bajada incluyó a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado porque están integradas por funcionarios. Pero no todos los servidores públicos son iguales. No es igual un inspector de Hacienda o un funcionario de Correos que un militar o un guardia civil. La diferencia fundamental radica en que unos están dispuestos a dar su vida por el país al que sirven y los otros no. Que unos han jurado hacerlo así y los otros no.
Quizá Zapatero y los suyos no vieron esta diferencia tan radical. Hay más. No todos los funcionarios de éste país viven veinte cambios de destino en su vida profesional, trasladando familia y casa de una punta a otra del país sin rechistar; no todos son destinados seis meses a un país en guerra; no todos tienen un sueldo ridículo en comparación con el sacrificio que hacen; ni de broma todos tienen que entrenar a diario para mantener una forma física aceptable para cumplir con sus funciones; no todos tienen una disponibilidad permanente porque los que quieren atacar a su país no entienden de horarios; muy pocos corren el riesgo de ser mutilados, lisiados, heridos gravemente por las herramientas con las que trabajan o por las de sus “clientes”; y ni de lejos todos se visten cada mañana su uniforme con el convencimiento de que su patria está por encima de todo, por encima de convenios, de moscosos, de recesos, de sindicatos...
El Gobierno actual va a tener que apretar las tuercas a los funcionarios, sea en forma de bajada de sueldo o de modificar sus condiciones laborales. Quizá es mucho esperar, pero espero que el Ejecutivo de Rajoy entienda esas diferencias y mantenga a militares, marinos, policías y guardias civiles las condiciones que hoy tienen porque mañana, aunque también a ellos les recorten, esos mismos se levantarán y volverán a pensar “Todo por la Patria”. Y de vez en cuando no está mal que la Patria les dé las gracias.
dmazon@larazon.es

Javier de la Uz dijo...

¡Y tan diferente que es este funcionariado!

"Las tropas españolas en Afganistán sufren cinco ataques en 24 horas."

Uno de los ataques fallidos tenía como objetivo el convoy en el que viajaba el jefe del contingente español, el coronel Luis Cebrián Carbonell.

Las tropas españolas desplegadas en la provincia de Badghis han sufrido en poco más de 24 horas cinco ataques frustrados que no han dejado heridos ni importantes daños materiales, pero que ponen de manifiesto la situación de riesgo a la que se enfrentan los militares que participan en la operación de la OTAN. Uno de los ataques tenía como objetivo el convoy en el que viajaba el jefe del contingente español, el coronel Luis Cebrián Carbonell, informa Europa Press.
Según ha explicado el jefe de la Plana Mayor del contingente, teniente coronel Vicente Torres, a un pequeño grupo de medios españoles desplazados a Afganistán, entre los que se encuentra Europa Press, la caravana en la que viajaba el coronel Cebrián se vio sorprendida por la explosión de un artefacto explosivo improvisado (IED) que no provocó daños a los militares.
El artefacto estalló cuando la columna de vehículos militares atravesaba el conflictivo cruce de Sabzak, entre la provincia de Badghis y la provincia de Herat, en la tarde de ayer. El propio coronel ha explicado a los periodistas que desde el vehículo en que viajaba no llegó a escuchar la deflagración, que se le comunicó por radio, y ha apuntado que este tipo de situaciones se viven ya con "naturalidad".

http://www.libertaddigital.com/mundo/2012-08-24/las-tropas-espanolas-en-afganistan-sufren-cinco-ataques-en-24-horas-1276466788/