ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

29/5/12

EL IDIOMA CASTELLANO





Pero yo lo hago mejor;
y no son ganas de hablar,
pues les voy a demostrar
que es preciso meter mano
al idioma castellano
donde hay mucho que arreglar.

¿Me quieren decir por qué,
en tamaño y en esencia,
hay esa gran diferencia
entre un buque y un buqué?

¿Por el acento? Pues yo,
por esa insignificancia,
no concibo la distancia
de un presidio a presidió.

Ni de tomas a Tomás,
de un paleto a paletó
ni de topo a que topó
ni de colas a Colás.

Mas dejemos el acento
que convierte, como ves,
las ingles en un inglés
y vamos con otro cuento.

¿A ustedes no les asombra
que diciendo chico y chica,
majo y maja, rico y rica
no digamos hombre y hombra?

Y la frase tan oída
del marido y la mujer
¿por qué no tiene que ser
el marido y la marida?

El sexo a hablar nos obliga
a cada cual como digo;
si es hombre, me voy contigo;
si es mujer, me voy contiga.

¿Por qué llamamos tortero
al que elabora una torta
y al sastre que ternos corta
no le llamamos ternero?

Como tampoco imagino
ni el diccionario me explica
por qué al que gorros fabrica
no se le llama gorrino.

¿Por qué las Josefas son
por Pepitas conocidas,
como si fueran salidas
de las tripas de un melón?

¿Por qué el de Cuenca no es cuenco,
bodoque el que va de boda,
y al que los árboles poda
no se le llama podenco?

Cometa está mal escrito
y por eso no me peta;
¿hay en el cielo un cometa
que cometa algún delito?

Y no habrá quien no conciba
que llamarle firmamento
al cielo, es un esperpento;
¿quién va a firmar allá arriba?

¿Y es posible que persona
alguna acepte el criterio
de que llamen monasterio
donde no hay ninguna mona?

De igual manera me quejo
al ver que un libro es un tomo;
será un tomo si lo tomo
y si no lo tomo, un dejo.

De largo sacan largueza
en lugar de larguedad;
y de corto, cortedad,
en vez de sacar corteza.

Si el que bebe es bebedor,
el sitio es el bebedero,
y hay que llamar comedero
a lo que hoy es comedor.

Comedor será quien coma,
como es bebedor quien bebe:
y de esta manera debe
modificarse el idioma.

¿Y vuestra vista no mira
lo mismo que yo lo miro,
que quien descerreja un tiro
dispara, pero no tira?

Este verbo y más de mil
en nuestro idioma es un barro;
tira el que tira del carro,
no quien dispara un fusil.

Si se le llama mirón
al que está mirando mucho,
cuando ladre mucho un chucho,
hay que llamarle ladrón;

porque la sílaba –on
indica aumento, y extraño
que a un ramo de gran tamaño
no se le llame Ramón.

Y, por la misma razón,
si los que estáis escuchando
un buen rato estáis pasando,
estáis pasando un ratón.

¿Y no es tremenda gansada
en los teatros que sea
denominada platea
lo que nunca platea nada?

De la cárcel al rector
se le llama carcelero;
luego a quien es director
de una prisión, ¡por favor!
Hay que llamar prisionero.

Ya basta para quedar
convencido el más profano
que el idioma castellano
tiene mucho que arreglar.

Aquí se acaba la historia.
Si ahora, para terminar,
unas palmadas me dan,
ustedes no extrañarán
que les llame palmatorias.
Autor: Pablo Parellada, ”Melitón González”

4 comentarios:

G. uillermo dijo...

Me gusta esta entrada, principalmente por tres motivos:
Porque trae a nuestro blog a un personaje, el Ilmo. Coronel Parellada "Melitón", que con mucho ingenio y humor nos habla de nuestro precioso idioma.
Porque venimos defendiendo el Humor, y nuestro querido Gonzalo hace una valiosa aportación a nuestra lista de autores y además en este caso un militar, que por cierto tiene por ahí otra rima "Las Chimeneas", también muy divertida y crítica.
Porque "devuelve" a nuestro blog a un poeta, Tcol. Rodríguez-Colubí, ¿o debo decir Coronel?, que aunque no baja la guardia nunca, últimamente está más volcado en la sección de Facebook....y por aquí también se le echa de menos.
Un abrazo.

José Antonio dijo...

Pasan los tiempos y se desmontan las máquinas, pero sus obras quedan patentes cuando son obras meritorias, genuinas y constructivas.
Pasó el tiempo y la máquina, Coronel Pablo Parellada, “Melitón González”, se desmontó, pero su obra literaria, meritoria, genuina y constructiva, nos es recordada ahora por el poeta, Coronel Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda.

Seguidamente, el poeta Maestro Guillermo nos amplía y complementa eficazmente la perspectiva de la citada máquina y sus obras.

Por mi parte, quiero mostrar mi agradecimiento a ambos grandes poetas nuestros, por su acierto al recordarnos esas ejemplares huellas de un pasado reciente en el tiempo, pero alejado respecto a la mentalidad generalizada habida entonces y, la más pobre, actual, sobre el valor trascendente de lo meritorio, lo genuino y lo constructivo. El poema titulado “Las chimeneas”, que ha sido citado, lo conocí en el año 1953, en Barcelona; estaba escrito, mecanografiado, en un folio, doblado a tamaño octavilla y depositado entre las hojas de un ejemplar de Ordenanzas Militares para los Ejércitos, que mi padre consultaba con frecuencia. Por mi parte, animo a alguno de ambos citados poetas, para que le den entrada aquí, en nuestro blog.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Anónimo dijo...

So I made a decision to complete some reading within the subject
of energy and conditioning.

Here is my blog: click the next internet page

Anónimo dijo...

This tends to require straightforward stretching, or heading at thirty % intensity
for that to begin with 5 or ten minutes right up until your
muscle tissue are prepared for a thing far more powerful.

Stop by my weblog; bowflex selecttech dumbbells