ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

1/5/12

Asedio al Santuario de Santa María de la Cabeza












           Hoy, 1 de Mayo, se cumple el 75 aniversario de la gran gesta  y heroico comportamiento de un grupo de Guardias Civiles y paisanos, que al mando del Capitán Cortés, “murieron, pero no se rindieron”.

         Durante la Guerra Civil, el jienense Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar, fue escenario de un hecho de armas, que ha quedado vinculado a su historia.
                

    La resistencia de 165 Guardias Civiles al asedio republicano en el Santuario, es una de las más heroicas gestas que ha llevado a cabo la Benemérita. 
    A mediados de Agosto de 1.936, se refugiaron en el palacete de la finca del Lugar Nuevo, en el valle del río Jándula, 65 Guardias Civiles y 15 paisanos, con sus respectivas familias. Días después, se atrincheraba en el recinto sagrado, 165 Guardias Civiles, familiares, 44 paisanos y cuatro Sacerdotes. En total 1.135 personas.
     El Capitán D. Santiago Cortés González con anuencia del Capitán Ramírez, más antiguo en el escalafón, los Tenientes Rueda García, Ruano Beltrán y Porto, éste del Cuerpo de Carabineros, y los Alféreces Hormigo y Carbonell, más otras clases del Benemérito Instituto, se erigió en Jefe del Campamento.
     Al otro lado de los muros, las milicias abrían fuego desde más de 1.500 fusiles, y la artillería pesada, los morteros y los carros de combate rusos T-26 amenazaban con abrir brecha en las defensas de la Benemérita. Mientras tanto, la aviación republicana surcaba el cielo dejando caer sus bombas. El segundo día de asedio, las tropas republicanas, dirigidas por el Capitán de la Guardia de Asalto y diputado a Cortes por el PSOE, Pedro Martínez Cartón, hicieron llover plomo sobre los sitiados, que aguantaron un intenso cañoneo de 400 bombas. Las izquierdas pretendían liquidar pronto esa pequeña bolsa de enemigos.


LA NUMANCIA VERDE
        Sin embargo, y haciendo honor a su lema "siempre fiel a su deber", los Guardias Civiles mantuvieron una defensa numantina durante los más de siete meses y medio que se prolongó el largo asedio republicano. Fue angustiosa en muchas ocasiones, la falta de víveres y ropas que se paliaba en lo posible,  con los suministros aéreos. El Ejército Nacional proveyó hasta en 157 ocasiones - de las que el Capitán Haya protagonizó 70 -, dejando caer una ayuda que nunca era suficiente para las cerca de 1.200 personas ahí resguardadas.
        A pesar de que Franco autorizó la rendición del santuario, por su nulo valor estratégico y puramente sentimental, el Capitán Cortés insistió en su defensa hasta el final.



Pintura recreada en el abastecimiento  del Capitán Carlos Haya,  al santuario de la Virgen de la Cabeza.

    







       Tras nueve meses de bombardeo y combates, el 1 de mayo de 1.937 el Ejército Republicano lanzó el ataque final. Superados en número, en proporción de diez a uno, atacada por varios millares de hombres, milicianos y tropa regular. Los Guardias Civiles sucumbieron a la oleada roja, que ocupó el cuasi arrasado Santuario de Santa María de la Cabeza.
        En el combate, y debido a su pretensión de defender todos los puntos por los que amenazaba con penetrar el enemigo, el Capitán Cortés fue herido mortalmente por el impacto de una granada de artillería. La noticia hizo cundir el desánimo, e inmediatamente después se produciría la rendición. Al día siguiente, el Capitán Cortés fallecía poco después del medio día.

En la visita al Santuario, podemos ver en el monumento a los Caídos, la imagen de la Virgen con la LAUREADA, y debajo el Rombo con el Emblema de la Guardia Civil.

        La primitiva imagen de la Virgen de la Cabeza, desapareció durante estos días de asedio del Altar Mayor y se piensa, según la opinión mayoritaria, que fue enterrada por algún Guardia Civil o familiar en algún lugar desconocido de la Sierra de Andújar. Hasta la fecha no ha aparecido y su paradero actual es toda una incógnita. La actual imagen de la Virgen data del año 1.944.
       El balance de bajas, entre los sitiados, sobrepasó los ciento cincuenta muertos, alcanzando los heridos una cifra cercana a los doscientos cincuenta, tanto entre los combatientes como en la población civil. Los supervivientes quedaron en estado de lamentable depauperación, al que empezaron a poner remedio, humanamente, las tropas sitiadoras.
Cruz Laureada de San Fernando
  
          
     
         Se ponía así punto final a uno de los episodios más heroicos protagonizado por la Guardia Civil, concediéndole una CRUZ LAUREADA DE SAN FERNANDO a título colectivo, de las cuatro que le otorgaron en la Guerra Civil Española.
    


       Finalizada la Guerra Civil, el lugar continuaba en ruinas, por lo que el General José Moscardó, que vivió un episodio similar en el Alcázar de Toledo, y que tras la contienda ostentaba el cargo de jefe de la Casa Militar del Jefe del Estado, decidió reconstruir el lugar sacro.
                                      -------------------------------------------

CAPITÁN CORTÉS, MUERTE ANTES QUE RENDICION

El Capitán Cortés, postrado en una cama herido de muerte.
    Nació en una acomodada familia de Valdepeñas de Jaén un año antes de que España perdiera Cuba y Filipinas. Su familia le obligó a estudiar Medicina para lo que tuvo que trasladarse a Granada pero en 1.917, con 20 años y una edad mayor que la del resto de sus compañeros, ingresó en la Academia de Infantería de Toledo. Su primera acción importante, la que le valió el ascenso a Capitán, fue la lucha contra los mineros en Asturias durante la revolución de 1.934.
        En agosto de 1.936 se hizo fuerte en el santuario de Santa María de la Cabeza, en Andújar, al frente de poco más de 200 combatientes, en su mayoría Guardias Civiles, y protegieron a más de 1.000  personas hasta que fueron conquistados.
       Desde allí protagonizaron una defensa agónica a la espera de ayuda del General Queipo de Llano. El bloqueo era tan férreo que el Capitán recurrió al atípico uso de palomas mensajeras. Se comunicaban solamente por este medio. La resistencia tuvo tal repercusión, que el día del ataque final del Ejército republicano había presentes dos diputados y el poeta Miguel Hernández, que no se quiso perder el espectáculo.
       Fue descrito por el Coronel Antonio Cordón, jefe de las tropas republicanas que asediaban el Santuario como: “Sereno pero justo, que no permitía el menor atentado a la disciplina y que no admitía privilegios (…) era el  primero en cumplir las órdenes”. Tras su muerte en el ataque final, el 2 de mayo de 1937, fue enterrado en una fosa común y después, fue trasladado a la cripta del santuario tras su reconstrucción.
----------------------------------------------------


UN HOMENAJE A LOS HEROES
A tal efecto, se hizo pública la voluntad del Gobierno y se autorizaron las donaciones particulares para llevar a cabo las obras.

     Monumento a los héroes del Santuario.

        En el primer documento consta como encargado de llevar a cabo la tarea en el Santuario el Director General de Regiones Devastadas y Reparaciones, que entonces era José Moreno Torres. Sin embargo, las empresas no se vieron seducidas por el proyecto, y el concurso para adjudicar la obra fue declarado desierto –sin ofertas- ante Moreno Torres, a la sazón también vocal de la Junta encargada de la reconstrucción, tal y como se observa en la carta dirigida a José Gómez Millán, decano-presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía.
         La colecta aumentaba exponencialmente a medida que pasaban los meses. Ya en 1.939 se recibían las primeras pesetas para ejecutar el encargo, y los envíos continuaron durante todo 1.940. Como justifican los altos mandos, la restauración se hacía “en homenaje a los defensores” del monasterio, que ahora luce una placa con la leyenda “La Guardia Civil muere pero no se rinde”.
Leyenda y cementerio de los caídos en la heroica defensa del Santuario.
       












          El General Moscardó, que protagonizó una heroica resistencia al Ejército Republicano en el Alcázar de Toledo, no quiso dejar en el olvido la resistencia de 165 Guardias Civiles en el santuario de Santa María de la Cabeza. Por ello, se propuso reconstruir ese lugar, como homenaje a los héroes. Las aportaciones de los ciudadanos españoles resultarían vitales para hacer renacer de sus cenizas el templo jienense. También el Alcázar tendría esa suerte, y su reconstrucción, llevada a cabo por el Ministerio de la Vivienda, finalizó las obras en 1.961, dedicando un pequeño espacio a un museo sobre el asedio y el resto a sus funciones militares.

Santuario de Santa María de la Cabeza.

       Sin embargo, el Régimen se planteó mantenerlo en ruinas como testimonio de la barbarie de los rojos y la heroicidad de los nacionales. El monumento fue visitado oficialmente por Nixon (1.963), Mohamed V (1.956) Y el Sah de Irán (1.957), entre otros Jefes de Estado y presidentes de Gobierno. La reconstrucción de Santa María de la Cabeza y del Alcázar ha facilitado que, aún hoy, ambas gestas permanezcan en la retina de los españoles.

Francisco Javier de la Uz Jiménez

Bibliografía  consultada:


Antonio Marín Muñoz  (Asedio al Santuario de Santa María de la cabeza de Andújar 1.936- 1.937)
Carlos Plaza y Juan E. Pflüger  (Documentos Inéditos de LA GACETA)

14 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

El Coronel de la Guardia Civil D. Santiago Cortés (hijo del heroico Capitán Cortés), siendo el 1º Jefe de la Academia de Guardias de Úbeda (Jaén) en 1.982. Pidió voluntariamente el pase a la situación de EXCEDENCIA y posteriormente a la de RESERVA, con anterioridad a la toma de posesión del Gobierno de la Nación por el nuevo Ejecutivo del PSOE al mando de Felipe González.
¿Casualidad o responsabilidad?, lo último es lo que yo pienso.

José Antonio dijo...

Por ley natural, el alma de los pueblos –la Patria– ha de forjarse con meritorio esfuerzo, y sólo cuando el esfuerzo es auténtico y más si es a base de sangre, sudor y lágrimas es cuando llega la Patria a ser inmortal. No podrá extrañarnos, entonces, el que la conmemoración de este 75 aniversario de tanta sangre, sudor y lágrimas, por Dios y por la Patria, haya tenido tan emotivas celebraciones divulgativas por cuenta de nuestros Grandes Jefes y poetas. Que Dios os lo recompense. Yo me las leo con todo detalle, porque cada una aporta su parte de verdad novedosa que engrandece la memoria de aquellos nuestros héroes.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Anónimo dijo...

LASTIMA NO HABER PODIDO CONCLUIR MI LIBRO DE LA VERDADERA HISTORIA DEL ASEDIO AL SANTUARIO, TAL VEZ PARAEL 75 ANIVERSARIO DEL FIN DE LA GUERRA.

ENHORABUENA POR ESTE TRABAJO.

uan Antonio Belmonte Agudo. dijo...

Hola, he leído el artículo que tienes en tu blog sobre el Asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza y la verdad es que me ha entusiasmado. Tratas el tema de manera objetiva e imparcial como debe ser todo estudio de la guerra civil española. Te informo por si no lo sabes que el escritor Antonio Marín Muñoz ha realizado una página web sobre el asedio que contiene interesantes secciones y temás de interés. Deberías de ponerla como enlace en tu blog. La dirección web es la siguiente: www.asedioalsantuario.com


Un saludo.

J

Anónimo dijo...

Hemos reeditado la mejor obra que trata la Gesta de la Guardia Civil en el Santuario de la Virgen de la Cabeza., escrita por el ya fallecido Julio Urrutia. Conviene conocer y apreciar la verdad, para que ésta no sea silenciada ni manipulada.
http://www.benemeritaaldia.org/cultura/228-se-reedita-el-libro-que-más-detalladamente-explica-la-gesta-de-la-defensa-de-la-guardia-civil-del-santuario-de-la-cabeza.html

Anónimo dijo...

Después de haber vivido algunos años en la población cercana de Andújar, alli nunca oí a nadie referirse al Santuario como de "Santa María de la Cabeza" sino como "Santuario de la Virgen de la Cabeza". Creo que hay una confusión con la esposa de San Isidro, Santa María de la Cabeza.

Javier de la Uz dijo...

Aunque en el encabezamiento del artículo, el nombre de SANTA MARÍA DE LA CABEZA, efectivamente, pueda dar lugar a confusión con MARÍA DE LA CABEZA -santa llamada “María Toribia”- esposa de San Isidro Labrador, como muy bien dice el anónimo. En el escrito, se empieza diciendo: el jienense “Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar”,… Como no podía ser de otra forma, porque así es conocido y nombrado.

Modestamente, me gustaría intentar aclarar, que dicho encabezamiento se refiere al nombre de la Virgen María como Madre de Dios, incluyendo el de la Virgen de la Cabeza o el de Nuestra Señora de la Cabeza.

En la historia de la Iglesia Católica, encontramos la fórmula veneranda del Concilio de Éfeso, definida en el año 431: MARÍA es MADRE DE DIOS”, como no dudaron los Santos Padres en llamarla. Así la invocaban los fieles ya antes de ese Concilio, en el siglo IV y quizás en el III.

El título "SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS" es el principal y el más importante de la VIRGEN MARÍA, y de él dependen todos los demás títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene.

Los santos muy antiguos dicen que en Oriente y Occidente, el nombre más generalizado con el que los cristianos llamaban a la VIRGEN era el de "Santa María, Madre de Dios".

San Bernardo: (Homilía sobre la Virgen María), "...Y el nombre de la Virgen era María, Santa María, Madre de Dios, Virgen”.

Angel Cervilla dijo...

como hijo de defensor del santuario y hermano de una bebe de meses muerta por inanición, me creo en la obliga el derecho a decir que la gesta fue utilizada por los poderes políticos , pero sus protagonistas , los héroes fueron olvidados, durante decenios hasta el dia de hoy.

Rafael Dueñas

José Antonio dijo...

Sr. Don Rafael Dueñas Sevilla:

En nombre del Presidente de este blog, Coronel del Arma de Caballería, Don José Vicente Ruiz de Eguílaz y Mondría, y de todos cuantos somos sus colaboradores, me complace decirle que constituye un alto honor para nosotros el haber recibido su comentario que antecede y que deseamos pueda servir de llamada de atención a la conciencia de quienes, indudablemente, pusieron por delante sus miras políticas personales y en mayor o menor medida olvidaron a los heroicos realizadores de aquella Gesta histórica, y a quienes constituían sus familiares acogidos a la protección sagrada de los muros del Santuario.

También me satisface decirle que, por mi condición de hijo de guardia civil, me consta que durante muchos decenios el Cuerpo rindió el mayor sentido recuerdo y homenaje los realizadores de aquella heroica Gesta. En todo puesto de la Guardia Civil, en lugar preferente de su Sala de Armas figuraban dos retratos, el del Caudillo, Generalísimo de los Ejércitos nacionales y Jefe del Estado, y el del Capitán Don Santiago Cortés González delante de una vista de la fachada principal del Santuario. El mismo Francisco Franco, en los primeros días del mes de abril de1939, cuando se hallaba él inmerso en la multitud de problemas vitales que le reclamaban con la mayor urgencia, se trasladó al doblemente sagrado escenario de la Gesta y rindió su más sentido homenaje ante las 120 cruces que en el improvisado cementerio señalaban el lugar de enterramiento de cada uno de los que allí habían entregado su alma a Dios –una de las cruces, señalaba la sepultura de su angelical hermanita, Emilia–.

No puedo precisar el nombre de su Señor padre, pues hubo un Cabo llamado Don José Dueñas Romero (que resultó herido) y un Guardia Segundo llamado Don Manuel Dueñas Felipe (que también resultó herido). Este limitado espacio no me permite extenderme más. Reciba Usted mi más respetuoso saludo y mi fraterno abrazo de hijo del Cuerpo.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Angel Cervilla dijo...

Estimado José Antonio, agradecerle su comentario a mis palabras, le diré que mi padre se llamaba Manuel
Dueñas Felipe, mi madre que lo acompañó en el asedio Rafaela Cervilla Molina, mi abuela materna q también lo sufrió, Emilia Molina, y mi hermana fallecida María Emilia Dueñas Cervilla, erróneamente en páginas web se hace referencia a mi hermana
como Emilia Dueñas Sevilla,en cambio en el libro de Dn Juan Pedro Cortes Camacho, se recoge su nombre con exactitud, también un error común es una foto en el q se recoge a un combatiente siendo curado de una herida en el omoplato y el pié de foto tampoco es correcto pues es mi padre, que sale además en varias fotos en la salida del asedio.
Espero haber dado mas luz a este suceso tan especial de nuestra historia.

Un saludo.

Rafael Dueñas

Javier de la Uz dijo...

D. Rafael Dueñas, es un honor para mí, que alguien tan cercano en parentesco con aquellos héroes, haya podido recordarlos con este artículo.

Personalmente, no les he olvidado nunca y pienso que hay muchos españoles, que tampoco. Pero, al tener un hermano que pertenece al Cuerpo, mi cariño por ellos, ha ido aumentando. Por último, siempre he admirado a todos los héroes que han luchado por la Patria y han derramado su sangre por ella, de ahí, que quisiera aportar mi granito de arena recordándolos en este Blog.

Reciba un fuerte abrazo.
Javier de la Uz

Javier L.A. dijo...

Muy interesante su blog. Además, es muy raro que familiares de supervivientes hablen de tan grande epopeya, pues parece que algunos se avergüenzan. Tengo todo lo que se ha publicado hasta la fecha sobre el asedio al santuario de la Virgen de la Cabeza. Voy a visitar dicho lugar, al menos, una vez al mes. Disfruto recorriendo aquellos gloriosos cerros, masacrados por el desorden urbanístico, unos helipuertos muy inoportunamente colocados en pleno cerro de la IV, en lo que fueron los parapetos del gran cabo Torrús y todo el entorno lleno de basuras y escombros. Su padre, señor Dueñas, fue un héroe, y me alegra ver su testimonio escrito en este blog. No se callen ustedes; aquéllo fue uno de los hechos más heróicos de toda la guerra civil. Si llega a leer mi mensaje, reciba un caluroso saludo. Y a usted, Sr. de la Uz, enhorabuena por su blog

Javier de la Uz dijo...

D. Javier L.A., le agradezco su comentario sobre la entrada firmada por mí, pero quiero aclararle que yo sólo soy un colaborador de este Blog y no el dueño y administrador del mismo.

Anónimo dijo...

Alguien me puede confirmar si el Dueñas que citan es el mismo que estuvo en el cuartel de posadas?