ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

2/2/12

PROTECCIÓN CIVIL




Interior designará al general Juan Díaz Cruz al frente de Protección Civil y Emergencias

El Ministerio del Interior nombrará a un militar al frente de Protección Civil y Emergencias. El General de Brigada Juan Díaz Cruz será nombrado este viernes en el Consejo de Ministros junto a la nueva directora de la DGT, María Seguí Gómez, a propuesta del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, informa TVE.
Además de ser ayudante de campo del Rey, Díaz Cruz ha estado destinado en Irak, Sarajevo y ha sido también Coronel Jefe de la Guardia Real. Sustituirá a María Victoria Sánchez, quien ocupaba ese cargo desde el pasado mes de julio.
El General Cruz, de 56 años de edad, ha estado destinado en los últimos meses en Valladolid. En 1973 ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza y en 1976 obtuvo el despacho de Teniente de Infantería, informa Europa Press.
Entre su hoja de servicios figuran destinos en Unidades de operaciones especiales (COE) de Bilbao y de San Marcial (Burgos), ejerciendo además como Capitán profesor de la Escuela Básica de Suboficiales y de la Escala Superior.
Un veterano de Irak
Como Comandante en el año 1995 fue nombrado ayudante de campo del Rey don Juan Carlos, puesto en el que permaneció durante seis años hasta que ascendió al empleo de Teniente Coronel.
En el 2002 pasa a ocupar la jefatura de la Brigada de la Legión, siendo destinado a la fuerza multinacional Plus Ultra III destacada en Irak, en cuyo país se encontraban destinadas unidades españolas.
Tras ascender a Coronel en el 2004, pasó a ocupar un puesto en la división de planes del EMAD y posteriormente, en junio del 2005, es nombrado Coronel Jefe de la Guardia Real.
En marzo del 2008 Díaz Cruz es destinado como Jefe de la Subinspección del Mando de Canarias y Comandante Militar de Santa Cruz de Tenerife. El 12 de noviembre del 2009 pasó a la Eufor en Sarajevo, en Bosnia Herzegovina.

                                                                                      Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda

6 comentarios:

José Antonio dijo...

Aun cuando desconozco personalmente al Gral. Díaz Cruz, voy a aportar mis impresiones respecto al tema tratado. Me gustaría luego que quienes le conozcan profesionalmente nos permitan compartir sus impresiones formales sobre el acierto de su anunciada designación.

Tengo que reconocer que ha sido ahora cuando me he detenido a considerar por primera vez la existencia de ese alto organismo del Ministerio del Interior. Y aunque he podido dedicar poco tiempo a ilustrarme algo sobre él dándome una vuelta por internet, me ha parecido muy interesante su conocimiento para el personal militar en activo, ya que ese organismo está integrado en la estructura civil de la en apariencia preponderantemente militar OTAN.

Considero que el currículo del Gral., le avala de modo notable para aportar experiencia en la resolución de los múltiples asuntos en los que habrá de entender –relaciones internacionales, coordinación de diferentes organismos, asistencia y protección a personas en situaciones de catástrofe o graves riesgos colectivos, etc.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

DECÁLOGO DEL CADETE, ARTÍCULO IX: “Tener amor a la responsabilidad y decisión para resolver”
No conozco al Gral Díaz Cruz pero creo que es una medida más que acertada nombrar a un militar al frente de Protección Civil. Por cuestiones evidentes de ejercicio en el Mando y toma de decisiones habitual en quien viste el uniforme.

Chevi Sr. dijo...

Para este tipo de cargos, el peor militar es bueno; quizás he exagerado...pero se entiende.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Tendréis todos los militares que entráis aquí, experiencias en vuestras respectivas Unidades de ayuda a la población civil en incendios, inundaciones, seísmos etc.
Yo resumo la mía en Écija un día de Diciembre de 1997, a las 03:00. Se desbordó a tope el Genil, que pasa por en medio de la ciudad, y si no llega a ser en una primera fase, tiempo o acción por el Depósito de Remonta y en segunda por la AALOG 21 (Sevilla), no sé que hubiera pasado. Os puedo asegurar que Protección Civil astigitana se limito a mirar como actuamos los militares.
Cuando, al mediodía del día siguiente la situación estaba al menos controlada, las televisiones llegaron al cuartel de la “Doma” (centro de operaciones) Se apresuraron a salir en la “foto” el Alcalde, el Jefe de Protección Civil y el impresentable Delegado del Gobierno de Sevilla

Javier de la Uz dijo...

Recuerdo perfectamente la fecha del 17 de Diciembre de 1.997. Se inundó medía ciudad de Écija, me tocó vivirla en directo, pero encerrado en mi casa sin poder salir hasta media tarde del día siguiente, que bajó el nivel del agua y el barro que había abnegado el portal de las viviendas.

Efectivamente, el Depósito de Remonta de Écija y más tarde la AALOG de Sevilla, salvaron la situación caótica desde los primeros momentos.

EL 21 de Diciembre de 2.010, hubo otra crecida importante del río Genil a la que se unió la incapacidad para conducir tanta agua el arroyo Argamasilla - que tiene parte de su cauce bajo el municipio - ocasionando éste, otra inundación que tuvo en vilo a media ciudad, pero esta vez, no tan devastadora como la de 1.997.

El Ejército, representado por la UME, asumió la situación con rapidez y eficacia. Protección Civil, se dedicó a pasear por las calles inundadas un todoterreno con la barra de luces de emergencia puestas.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Algunos datos, sin grandes detalles, de la de 1997.
Desde el momento que, a las tres de la madrugada, me llamó el primer Teniente de Alcalde y jefe de Seguridad Ciudadana Agustín Díaz Ostos,y previa mi orden al Cuerpo de Guardia de la Doma,
TODOS los oficiales, suboficiales, tropa y personal civil del DR, se "arremangaron" esa noche.
Camiones y vehículos estaban fuera apenas una hora después. Con mantas, agua, leche y café.
Mi Coronel, Fernando Fernández de Luz, al que llamé unos minutos después, respaldó mi primera decisión y dirigió las operaciones de esa noche.
Poco después, a disposición las camaretas de la tropa con sus camas. El comedor lo mismo,con sus mesas preparadas. Al rato, el picadero acomodado con colchones y mantas. El campo de fútbol, en coordinación con el EM del MRSUR, señalizado con cal para toma de helicópteros.
Impagable la labor de los jinetes del Depósito. Y de la profesionalidad de la AALOG que llegaron en tiempo recórd, desde Sevilla, y restablecieron la situación.