ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

29/1/12

PRIMER INSTANTE DE LA EXISTENCIA DEL INDIVIDUO


Preguntémonos, ¿nos resulta conocida alguna descripción satisfactoria sobre cómo es el comienzo de la existencia, de la vida terrena, de los individuos? Quizá sea ése el primer concepto filosófico que debiera ser abordado para luego poder llegar a adquirir una auténtica filosofía personal de vida. En caso de respuesta afirmativa, comparemos aquella descripción que conozcamos, con la descripción siguiente; o en caso de respuesta negativa, consideremos esta misma que sigue:
- - -

Supuesta la concurrencia de todas las condiciones biológicas necesarias para el correspondiente inicio del proceso genético fecundativo embrionario. En el primer instante de la existencia del individuo, ocurre que:

- Tiene efecto la llegada del alma que es enviada por Dios, dotada con los necesarios sentimientos genéricos y con las necesarias motivaciones y guías y luces existenciales (Código Genético Divino), para que el nuevo individuo surgente pueda llevar a cabo su periplo por la vida terrena como partícipe-beneficiario y cooperador en la Obra de la Creación (como criatura filial de Dios).



- El alma llegada toma posesión de los necesarios materiales fecundativos (los compuestos orgánicos, ovogenésicos y seminales, necesarios para con ellos poder realizar la fecundación biológica embrionaria); materiales que han de haber sido reunidos de modo complementario por una madre y por un padre.

- En acto seguido o simultáneo, el alma llegada recibe la información genética funcional específica y familiar (código genético genealógico) que, instintivamente, le inspira el alma de la madre y la que le inspira el alma del padre.

- De inmediato, ese alma llegada sintetiza y unifica la doble información genética funcional específica y familiar (paterno-materna) que ha recibido, y obtiene así su, inicial, personal modelo genético codificado; al cual modelo, y con toda la capacidad de fidelidad instintiva que le faculta el componente genético Código Genético Divino, procurará ir adaptando ese alma sus actividades existenciales y funcionales.

- A partir de ese instante, ya existe un nuevo individuo que con toda fidelidad instintiva a los designios de Dios procurará realizar el proceso biológico denominado fecundación e ir desarrollándose y capacitándose orgánicamente para poder llegar a ser un eficaz colaborador en la Obra de la Creación.



- Aunque el gran problema empezaría cuando ese individuo llegase a alcanzar uso de razón –alma racional–, ya que entonces y siempre que él pudiera actuar con libre voluntad, tendría que decidirse por actuar con intención de fidelidad a los, intuidos, designios de Dios o con intención de ignorarlos o de tergiversarlos.
- - -
• Conclusión:

La descripción expuesta de manera tan escueta pudiera dejarnos dudas importantes; por ello y a modo de aclaración, se añade:

- Para hacer posible una procreación mediante el sistema sexual, se necesita la aportación natural realizada por una madre y por un padre. Es imposible aportación científica sustitutoria alguna; si bien luego sean posibles determinadas intervenciones modificativas en la labor genética realizada por la criatura. Fuera del sistema sexual, existen posibilidades procreadoras germinativas (partenogénesis o clonación) en las que tan sólo se necesita la aportación natural realizada por una madre; son posibilidades naturales que en ciertas especies animales muy poco evolucionadas culminan de forma satisfactoria, pero que en las especies superiores culminan en fracaso o graves taras para la nueva criatura surgida.

- En cualquiera de los casos posibles de procreación, Dios ha de aportar el alma, debidamente dotada con el Código Genético Divino, el cual conlleva los componentes genéticos motivadores y guías existenciales necesarios para que el nuevo individuo pueda integrarse de modo activo en el marco general de la vida terrena.

- El alma de la madre y el alma del padre, de manera instintiva e inconsciente, inspirarán el alma filial, a efectos de que ésta pueda conducirse desde su primer instante de vida (inicio de la fecundación) conforme a las características específicas y tendencias, genéricas y familiares, propias de sus procreadores y demás antecesores.

- El nuevo individuo humano, es individuo humano desde el primer instante en el que su alma inicia el proceso biológico denominado fecundación.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción AGM

4 comentarios:

José Antonio dijo...

El contenido de esta entrada ha venido siendo difundido, desde hace varios años, entre los más elevados ámbitos religiosos cristianos, institucionales españoles, gubernamentales españoles (PP y PSOE), doctorales universitarios, además de en algunas prestigiosas revistas científicas, algunos blogs religiosos o estudiantiles, algunos blogs periodísticos españoles o argentinos o mejicanos.

El texto constituye un apretado resumen del de dos libros publicados por el autor, a comienzos de los años 1996 y 2000 y que fueron distribuidos con carácter gratuito, en ejemplares con dedicatoria personal, entre personalidades del máximo rango ejercientes en los ámbitos arriba dichos. Un buen número de las referidas personalidades tuvieron la deferencia de acusar recibo verbalmente o mediante amable y estimulante carta.

G. uillermo dijo...

DIARIO ABC 29.01.12
Entrevista a Ana Botella.

P. ¿Qué le parecen los cambios legales planteados po Ruiz-Gallardón en la Ley del Aborto?

R. La comparecencia de Ruiz-Gallardón en la comisión del Congreso puso de manifiesto la gran tarea política que tiene: él va a hacer la revolución judicial y va a transformar la Justicia española, igual que transformó la ciudad de Madrid. Todo lo que sea trabajar por una Justicia independiente y no politizada, estoy absolutamente a favor. Y lo que anunció en la comisión era en realidad el programa electoral del PP.
.....

¡Vaya oficio!...así se eluden los problemas, y no se pierden votos. ¡eso creen éllos!

Ramón Muoz dijo...

Yo, la verdad, no me fío nada de los políticos, sean del signo que sean. Y ahora, para más fastidiar, publican a bombo y platillo que van a congelar sus sueldos... ¡Qué poca vergüenza! Y, respondiendo a tu comentario, Guillermo, esto no es un oficio y así no se eluden los problemas, porque éstos no se disuelven en el aire. Estos en un chollo y así se aplazan los problemas hasta que vengan otros que lidien con ellos (es un decir) y los hagan pasar más o menos desapercibidos mientras siguen cobrando de lo que pagamos todos y cada uno de los españoles que cotizamos (porque no podemos evitarlo, como hacen ellos). Este ácido comentario es aplicable a los impuestos, a la ley del aborto, a la paridad, a la memoria "histérica" y a toda ley, norma o reglamentación que inventen estos políticos de m... que nos gobiernan. Pero... ¿quién tiene la culpa? La respuesta es simple: Nosotros que nos dejamos acogotar.

G. uillermo dijo...

Amigo Ramón, lo decía con ironía, porque ni siquiera se ha molestado en contestar la pregunta.
¡como hacen todos los políticos!.

También me he leído otra entrevista de ABC que le han hecho a Gallardón...y tampoco hay por donde cogerla...en muchos puntos de los tratados.