ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

17/1/12

Que está pasando?



¿PERO QUÉ ESTÁ PASANDO …?
(Publicado en "La Nación" el 12/01/2012 por un antiguo profesor de Caballería de la AGM)

Días pasados escribí que había habido lentitud en la designación del cargo de JEMAD por parte del Ministro de Defensa. A la semana justa se hizo dicha designación. El Ministro de Interior volvió a “dividir” las Fuerzas de Seguridad – Policía Nacional y Guardia Civil en sus dos Direcciones Generales, ¡qué jamás debieron de unificarse! - en dichas dos ramas, como toda la vida fueron, incluso cuando la Policía Armada era de “carácter” militarizado. 
Ayer mismo, 11 de enero de 2012 el Ministro de Interior dio otro paso que dignifica su departamento – cesó fulminantemente a todos los “jefazos” del cuerpo de Policía Nacional – ya que mantener a esa caterva de Comisarios y “hermanos mártires” - era un disparate, como ocurrió con Aznar que mantuvo a los de González ¡y así les fue el 11 – M!, cuando “Ruvalcabra” y el PSOE iban muy por delante del Ministro Acebes y sabían perfectamente TODO lo que había sucedido, estaba sucediendo y tendría que suceder … ¿está claro?.
Nunca es tarde si la dicha es buena, y ahora parece que ha espabilado el actual Ministro, aunque se le ha seguido “escapando” un tiro por la culata. Y me refiero a que igual que ha actuado con la Policía Nacional, no lo he hecho con el otro Cuerpo – de mayor solera, dignidad y profesionalidad – la Guardia Civil.
Desde su fundación, el duque de Ahumada, comprendió que al ser un cuerpo militar, su Director General debería – y pienso así debería seguir siendo – ser un militar profesional; por ello entre otras causas, el Director General siempre fue un teniente general del Ejército – recordemos, aunque a alguien se les abran las carnes, a los generales Alonso Vega, Iniesta Cano, Aramburu Topete … El propio Cuerpo logró tener tenientes generales, posiblemente para que no hiciera falta designar a un miembro de las Armas, lo cual es ciertamente aceptable, que un profesional del propio Cuerpo fuera su Director General. 
¡Pues no señor!, se han triplicado los empleos del generalato en la Guardia Civil, de un general de División sólo que tuvo se ha pasado a los treinta y tantos generales – desde teniente general, generales de división y de brigada – que ahora figuran en el escalafón. Y aquí viene mi reflexión. 
Al parecer en el Cuerpo existe “indignación”, ya que consideran ¿todos? sus componentes que para dirigir y representar dignamente a la Institución se necesita “alguien” que conozca MUY BIEN el funcionamiento interno del Cuerpo. ¡Correctísimo!. Y por ello comprendo perfectamente esa “indignación” ante el flagrante y desafiante nombramiento de un Director General – político inoperante y sin siquiera el bachiller, al estilo Pepiño Blanco, gallego como él – con escasísima preparación “académica” pero amiguete de Rajoy por su galleguismo. 
Pero, item más, ¿es tolerable que en el mismo Cuerpo sean los Suboficiales los que muestren más “indignación” por dicha designación?, ¿Dónde están esos tenientes generales, esos generales de división, de brigada, coroneles, tenientes coroneles … escalafonados y profesionales?, ¿acaso sólo son profesionales los Suboficiales?, ¿acaso NO se sienten indignados los mandos comprendidos en Oficiales generales y Oficiales particulares?. 
En tal caso, si ellos no se sienten “indignados” ¿tan mal os enseñamos  vuestros profesores de la Academia General (pues seguro que fui profesor de alguno de vosotros, hoy generales y coroneles) y de la Especial a sentir el “HONOR” militar que no aparece, ni por asomo, en vuestro silencio bochornoso?.  
Señores mandos de la Guardia Civil, el “honor” es virtud personal, propio de cada uno; la “honra” es aquella que la sociedad, los hombres, os conceden, u os quitan de un plumazo, ante vuestra actitud exterior. Y muy grave debe ser que no os sintáis – generales, jefes y oficiales (a la antigua usanza) -  deshonrados interiormente, cada uno, y aceptéis la ignominia de ser “dirigidos” por un “MINDUNDI que no sabe de vosotros ni siquiera el color de vuestro uniforme. 
Eso sí, al parecer, cuando era “delegado del gobierno” regional, ¡bien que sabía pararse frente a vuestras “casas cuartel” para que el servicio de puerta saliera a darle novedades!, ¡a tan alta jerarquía! … Por ahí empieza la indignidad del personaje, así como “faroleaba ante sus amigos  PIJOS” de prepotencia institucional mediante el uso de banderines; un imbécil que no tiene – o no tenía, porque ahora se habrá forrado el riñón – donde caerse muerto, cosa que  él mismo ha fraguado con su “indigna” actuación académica personal. 
Por lo visto – y es un axioma – tanto los socialistas como los miembros del PP tienen los mismos fallos, por mucho que se quiera decir lo contrario. La designación de este amigote de Rajoy y – por desgracia para sus familiares de la Armada que fueron, son y serán dignísimos caballeros – este pájaro ha venido a ser la “deshonra” familiar. Claro que aún se está tiempo; generales de la Guardia Civil y otros mandos, ¡ seguid el ejemplo de vuestros dignos Suboficiales! 
¡Plantarle los bastones de mando, los tricornios y los guantes encima de la mesa de despacho del Ministro! … que en el peor de los casos no vais a tener que pedir limosna en la puerta de una iglesia, e incluso si así fuera ya lo dijo un marino – gallego por demás – “Más vale honra sin barcos que barcos sin honra”, ¿sabéis quien fue? 
Pues no olvidéis vuestro lema y divisa “El honor es la principal divisa de la Guardia Civil”, y el Director General de vuestro Cuerpo recibe ese honor por el vuestro, ¡no al revés!
Se os ha colocado un elemento semejante a aquel que os deshonró y robó hasta los fondos de vuestros huérfanos – Luís Roldán – que hoy pasea por la calles de Zaragoza tan fresco; no deis tiempo a que os vuelvan a pisotear, a que os vuelvan a señalar con el dedo como indignos hijos de España; así lo jurasteis y prometisteis. Que España no vuelva a ser víctima de otro sin escrúpulos, ni de espurios manejos, por muy políticos que sean, de un nuevo presidente de gobierno … que empieza a asomar la “patita” por debajo de la puerta y a dejar mucho que desear. Y ¡van dos metidas de “matute”, una tal Vela y un tal Fernández.

Manuel Ruiz Sierra
Cartagena, 12 de enero de 2012.  

1 comentario:

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Mi Coronel, no puedo estar mas de acuerdo con tu brillante exposición. Y especialmente con tu visión.
¿Recuerdas aquello de la clase de Cooperación Aeroterrestre de "AGOS lo que AGOS te dan por el COS? Esperemos que la cúspide de nuestra siempre honrada Guardia Civil, reaccione.
Un abrazo y a tus órdenes.