ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

26/1/12

LA VIRGEN DEL ROSARIO EN LA VICTORIA DE LEPANTO




 ReligionenLibertad.com, 25 de Enero de 2012

La talla de la Virgen del Rosario, que se encontraba en "La Real" durante la batalla de Lepanto, está siendo restaurada en el Museo Naval.


Estuvo muchos años perdida pero, finalmente, ha sido encontrada y está en buenas manos. Se trata de la talla de la Virgen del Rosario que estuvo presente en la gloriosa batalla de Lepanto de 1571, en la imponente y poderosa Galera Real, la nave capitana de los buques de la Liga Santa que derrotó a los turcos.

Cuenta el ABC que "La Real" era "el buque más formidable de su tiempo" que además de reunir toda la tecnología punta del momento, "era en su zona de popa un auténtico palacete" con una lujosa ornamentación en rojo y oro y numerosas esculturas y bajorrelieves. Su dueño: Su Majestad Católica Felipe II y su capitán, Don Juan de Austria, Almirante en Jefe de las fuerzas marítimas españolas en aquella batalla que cambió el curso de la Historia.


"La Real", fue la nave que se enfrentó con éxito a "La Sultana", el buque insignia otomano, en el que viajaba Alí Pachá.

Entre los pertrechos de la nave capitana en Lepanto había una talla de la Virgen que tras muchos años en los que se le había perdido de vista se encuentra ahora en restauración en el Museo Naval. Señala el diario español que es una Virgen del Rosario, "que tal festividad era cuando le dimos lo suyo al Gran Turco" y se le conoce también -razones obvias- como la Virgen de la Victoria.

Es
ta imagen de la Madre de Dios fue un regalo hecho por los aliados venecianos a don Juan de Austria. Cuando éste dejó los mares quiso que la virgen, pasara a manos de la Cofradía de las Galeras de la iglesia de San Juan de Lebrón de El Puerto de Santa María. En 1854 llegó al Colegio de Guardiamarinas, donde fue restaurada. Sin embargo "el tiempo fue inclemente con ella. Hasta hoy".
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Misión es una revista editada por ReligionenLibertad de suscripción gratuita para las familias católicas de España, que presenta de manera atractiva y dinámica temas actuales y de interés desde una perspectiva católica.
Para ti que quieres dejar a tus hijos el legado de unos valores sólidos.

                                                                        Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda


2 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

Los Marinos españoles, siempre han tenido una devoción especial a la Madre de Dios.

La vinculación de la Virgen con los hombres de la mar es muy antigua. De tiempos muy tempranos data el himno titulado Ave Maris stella (Salve Estrella del mar) dedicado a la Virgen y hallado en un manuscrito de San Gall en tiempos tan tempranos como el s. IX.

Una imagen de su Patrona, la Virgen del Carmen (La estrella del Mar), siempre va en la Cámara de los Buques de Guerra. Acudiendo con frecuencia a Ella en sus cuitas marineras, bien sea en Paz o en Guerra.

Lo cierto, sin embargo, es que no siempre fue la Virgen del Carmen, como lo es ahora, la Patrona de la Armada Española. Según la propia Armada Española: “La Virgen del Rosario, custodiada actualmente en la Iglesia de Santo Domingo de Cádiz, fue la Patrona de la Armada desde Lepanto hasta el 23 de abril del 1901. Y actualmente se mantiene la tradición de embarcar su imagen en el Juan Sebastián de Elcano durante los cruceros de instrucción. Entre los Galeones, buques oceánicos de gran porte, se extendió la costumbre de embarcar imágenes de la Virgen, llamadas genéricamente “Galeonas”, estos buques surcaron los mares en la Carrera de Indias, llegándose a institucionalizar la ceremonia solemne del embarque de la Patrona desde el templo hasta el buque mediante procesión antes de “dar vela con destino a Tierra Firme, devolviéndose al templo al regreso”.

Tanto así que de hecho, la fiesta de la Virgen del Rosario quedó establecida por el Papa San Pío V, que como se sabe, estaba precisamente rezando el rosario cuando recibió la noticia de la importantísima victoria cristiana en aguas de Naupacto (Lepanto), en el 7 de octubre, la fecha en la que se había producido la victoria.

Poco a poco, sin embargo, la devoción de la Armada hacia la Virgen se va desplazando de la del Rosario hacia la del Carmen.

José Antonio dijo...

Don Juan de Austria, con esfuerzo,
antes de la batería
en una veloz fragata muy de presto se metía.

Va de galera en galera,
cómo aquí se os contaría,
en la su mano siniestra
un Crucifijo traía.
Su estoque en la otra mano lleva,
que grande ánimo ponía,
animando los soldados,
de esta suerte proseguía:

Amigos y hermanos míos,
esforzada gente mía,
hoy se muestra vuestro esfuerzo,
la muy sobrada osadía,
en defensión de la fe y morir en este día por Cristo crucificado, por Dios y Santa María.

Los turcos, como leones,
cada cual fe defendía,
seis galeras les dan gente
con diligencia muy viva.

El Marqués, con tres galeras a Don Juan favorecía.
Los soldados, belicosos, pelean quien más podía, invocando a Santiago, a Dios y a Santa maría.
- - -
De los Romances de Lepanto,
que Antonio de la Fay hizo en 1629.