ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

13/12/11

VALLE DE LOS CAÍDOS


ESTE ES EL COMUNICADO DE LA FUNDACIÓN PRESIDIDA POR CARMEN FRANCO ANTE EL INTENTO DE EXHUMACIÓN.


Ante la emisión del Informe de la “Comisión de Expertos sobre el futuro del Valle de los Caídos”,  hecho público en el día de hoy, la Fundación Nacional  Francisco Franco,   MANIFIESTA:

Primero.-  Que el citado informe carece de efectos vinculantes.

Segundo.- Que el informe obvia la circunstancia de que el Valle de los Caídos es propiedad privada, perteneciente  a la “Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos”.

Tercero.-  Asimismo, adolece de falta de rigor técnico, con numerosas contradicciones e imprecisiones,  por lo siguiente: -       
Porque atribuye al  Estado  competencias que éste transfirió  a la Comunidad de Madrid hace ya 25 años, en virtud del Real Decreto 1359/1984, de 20 de junio, sobre cementerios y policía sanitaria mortuoria en general.  
Porque el artículo 16 Ley Memoria Histórica consagró al Valle de los Caídos como  lugar de culto y cementerio y, por lo tanto, corresponde al Derecho Canónico y a la autoridad eclesiástica la competencia sobre el mismo.  Por ello, y con base en la aconfesionalidad del Estado y del reconocimiento de la inviolabilidad de lugares de culto consagrado en el artículo  1.5 del Acuerdo celebrado con la Santa Sede sobre asuntos jurídicos, el Estado carece de toda competencia sobre el Valle de los Caídos en relación con cementerios, exhumaciones y traslados de restos.

Cuarto.- Sobre las iniciativas escultóricas y arquitectónicas que se proponen, como  la “potente” intervención en la explanada; la construcción de un centro de interpretación;  el memorial a los muertos, etc, tales propuestas, hoy por hoy, son irrealizables por las razones que siguen: -       
 El conjunto monumental del Valle de los Caídos está catalogado como elemento arquitectónico especial, grado de protección integral, que única y exclusivamente permite “obras de rehabilitación y mantenimiento”,  siendo necesario para el resto de actuaciones, como las que se plantean en el Informe, la elaboración de un Plan Especial Urbanístico, de competencia municipal. -      
  Sobre la posibilidad de ejecución de elementos escultóricos y arquitectónicos, fuera del conjunto monumental, la parcela sobre la que se asienta está clasificada como Suelo NO Urbanizable especialmente protegido, que únicamente permite actuaciones encaminadas a la conservación de la integridad de sus valores y restauración de los degradados, nada que ver con lo que se propone. Por todo ello, el Informe padece de defectos tales que, de seguir sus criterios para su puesta en práctica, invalidaría cualquier actuación por la Administración que pretendiera su ejecución.

FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO.
Ricardo Alba .Secretario General


                                                                                           Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda 


9 comentarios:

José Antonio dijo...

Aun cuando ya con anterioridad he mandado un enérgico comentario al respecto, ahora y en solidaridad con este Comunicado emitido por la Fundación Nacional Francisco Franco, presidida por la Excma. Sra. Dª. Carmen Franco Polo, Digo:

1º Me opondré con toda la energía que sea necesaria, a cualquier intento de criminal ultraje institucional contra el Monumento Fúnebre Nacional denominado Valle de los Caídos (único monumento de su clase habido en el mundo) y que forma una parte inseparable del patrimonio histórico común del pueblo español, pasado, presente y futuro.

2ª Desde finales del año 1946 y hasta finales de 1952, fui testigo desde Villalba (Madrid) de las obras de construcción de ese monumento; en cuyas obras participaron laboralmente varios vecinos de dicha localidad y algunos de cuyos hijos eran compañeros escolares míos.

3º En el caso de producirse algún acto ultrajante por vía de hecho o por omisión del deber de custodia fiel, demandaré ante el Tribunal de Dios, a los responsables.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Ramón Muoz dijo...

¡Es de locos! Don Francisco Franco no pidió ser enterrado en el Valle de Los Caídos sino en el cementerio de El Pardo. Fue el gobierno de la época el que decidió usar el Valle. Por otra parte, estos "comemierda" indocumentados vuelven a intentar hacer las cosas de la única manera que saben: doblemente mal. Y es doblemente mal porque, primero, no es legal lo que pretenden, y segundo, porque sólo intentan fastidiar y vengarse. Sencillamente idiotas sin remedio.

G. uillermo dijo...

Pero...vamos a ver...una pregunta:
Ramón ¿dónde aprendiste a escribir tan bien?.
Fuerte abrazo.

14/12/11

Anónimo dijo...

yo no estoy ni a favor ni en contra pero nose, ya que a estado tantos años alli enterrado, ¿para que lo vais a menear? y que mas da donde enterrarlo por lo menos esta enterrado no como a tantas personas que metieron en fosas comunes, por pensar diferente o por que les gustara algo distinto o cosas asi ... encima de que esta muerto le da igual que lo entierren en un sitio que en otro ya falleció no va a despertar para decir .. haber donde me han enterrado... encima de que le entierran en un sitio que se lo hicieron porque a el le salio de las narices hacerlo en su honor que mas quiere? bueno ahora ya nada porque no es que vaya a hablar mucho.
ah! y eso de ... con Franco estabamos mejor porque no hay tanta maldad como ahora.. que me estas diciendo?
que es peor que uno se destroce el oslo la vida fumando porros o bebiendo alcohol que matar a gente asi porque si, porque le salia de los cojones? pues yo no lo veo asi ..

Chevi Sr. dijo...

Haber Hanónimo, para que nos hentendamos, Franco no pidió ser enterrado hayí, sino en el Pardo, fue el Rey quién quiso enterrarlo en el Balle. Pues como esto, lo demás.
Un habrazo.

Javier de la Uz dijo...

La Historia, no se puede cambiar a gusto del consumidor, es la que es. Queda suficientemente explicada en el anterior comentario.

En cuanto a las fosas comunes, fueron actos propios de los dos Bandos en una Guerra Civil, no como dicen ahora en la época del Franquismo.

Por cierto, es verdad que con Franco vivíamos mejor. En el Bachiller nos enseñaban gramática, ortografía, historia y en la asignatura de religión, nos enseñaban a no mentir y a perdonar (EL Octavo Mandamiento de la Ley de Dios: no dirás falsos testimonios ni mentirás).

Después de la Guerra, sólo se juzgó por delitos de sangre, como después de la Segunda Guerra Mundial. En aquellos años, en el Mundo Occidental existía la pena de muerte, y tanto a la terminación de una, como de otra, se condenaron estos actos en Consejos de Guerra (por ej. Núremberg), que en muchos casos se conmutaron por años de prisión.

Si después de esto, quieres seguir fumando porros o bebiendo alcohol, eres libre.

Por mí, como si te operan.

G. uillermo dijo...

Querido Javier, te ha faltado lo del pez de espada,mundialmente famoso dicho del Col. Goróstegui.

Un abrazo fuerte, Poeta.

José Antonio dijo...

“A perro flaco, todo son pulgas”. Ese clásico refrán se me ha presentado al considerar mi estado actual, en el que estoy intentando dar forma a un extenso asunto urgente y, por cualquier lado me surgen “pulgas”, es decir, reclamos muy dignos de incorporarles mi humilde y voluntariosa opinión; como es este que comentamos.

Como ya he dicho en otras ocasiones, considero que todos quienes escribimos en Cajón de Sastre lo hacemos con sinceridad. Así, todas las opiniones son fruto del conocimiento y de la consiguiente manera de poder pensar de su respectivo autor; por ello, habremos de aceptar tanto las opiniones que nos gusten, como las que no nos gusten por no coincidir con las propias, puesto que no parece razonable el pretender que alguien finja para conformar a todos a la vez. Por otra parte, no podemos negar que son tan útiles pedagógicamente las afirmaciones más acertadas, como las menos acertadas; cuando se analizan ambas con atención.

En concreto, me refiero a la afirmación “de que le entierran en un sitio que se lo hicieron porque a el le salio de las narices hacerlo en su honor” y a la de “matar a gente asi porque si”, textuales y referentes al anterior Jefe del Estado y uno de los tres más dignos y eficaces patriotas estadistas que ha tenido España en toda su Historia: Francisco Franco Bahamonde.

Para mí, esas afirmaciones citadas son coincidentes con una infinidad de ellas que hay ahora en circulación y que tan sólo han podido surgir y ser difundidas un tercio de siglo después del fallecimiento de Franco y de la extinción las dos generaciones de españoles que con él crearon y sostuvieron el Estado nacional que rigió la resurrección de España y su ascenso hasta ocupar el octavo lugar entre los países más industrializados del mundo, y de cuyo patrimonio espiritual y material legado seguimos viviendo en paz todos los españoles actuales y toda una nube de inmigrantes de todo pelaje. Ahora ya, cuando apenas quedan testigos capaces de oponerse a los infundios, es posible intentar corromper el alma de los ignorantes españoles caídos en poder de la contracultura globalizada.

Como el tema es muy extenso, lo comentaré en otro momento y en otro lugar.

Javier de la Uz dijo...

En una entrevista que le hicieron hace algún tiempo al historiador Pío Moa a cerca del VALLE DE LOS CAIDOS, comentaba:
…… Para entonces mi animosidad hacia el franquismo había cedido algunos grados, una vez hube llegado a la penosa conclusión, tras años de darle vueltas, de que las ideas por las que tanto había peleado eran falsas de raíz, y por tanto engendradoras forzosas de errores y de horrores. Luis el de Burgos, en cambio, si bien nunca había luchado contra aquel régimen, le tenía la inquina, un tanto trivial, propia de los lectores de El País, y no paraba de hacer comentarios despectivos. Por cabrearle, le informé:

– Tengo entendido que no hubo un solo muerto en la construcción del monumento.
– Eso sería un milagro –dijo Daniel–. Las obras de este tamaño siempre causan accidentes mortales.

En la construcción de muchos rascacielos de Nueva York el número de accidentes llegó a ser muy elevado. A decir verdad, hubo muertos en el Valle de los Caídos, pocos para la envergadura de una obra prolongada durante dieciocho años, pero los hubo. No sé de dónde había sacado yo la falsa información.

El monumento fue concebido como un símbolo de reconciliación después de la Guerra Civil, pero difícilmente lo aceptarían muchos, al estar dominado por la cruz. Desde hace un año, el anticonstitucional Gobierno de Zapatero se aplica a recuperar los vetustos odios que llevaron al enfrentamiento civil, y a tal fin ha inventado una leyenda nada atípica, quiero decir muy tradicional en el arte de la propaganda izquierdista: el Valle de los Caídos se habría alzado sobre el sudor y la sangre de miles de prisioneros "republicanos" utilizados como trabajadores esclavos, al modo de los campos de exterminio nazis.

Ese engaño inmenso, aunque no mayor que tantos otros, lo difunden dentro y fuera de España los señores y señoras de los "cien años de honradez", valiéndose de los enormes medios propagandísticos a su disposición y de los fondos públicos, del dinero de todos. En realidad fueron muy pocos, unos centenares a lo largo de seis años, los presos empleados, al lado de una mayoría de obreros corrientes. Lo hicieron en condiciones privilegiadas para la época, redimiendo penas a razón de hasta cinco días por cada uno de labor, y cobrando el jornal corriente de un peón. Con grandes facilidades para huir, por la naturaleza del lugar y la escasa vigilancia, muy pocos lo intentaron. Por el contrario, muchos de ellos, cuando cumplieron su sentencia, siguieron en la obra como trabajadores libres.