ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

27/11/11

SINVERGÜENZA DE GÉNERO

 



 

¡Sin 'vergüenza' de Género!

 

Javier García Angosto

¡Qué bien! Ya ha pasado el Día Mundial contra la Violencia de Género ¿Y qué?  En Melilla celebramos este año la poca vergüenza y la doble moral de los dirigentes políticos de nuestra urbe. Éstos, que cada año hacen el paripé frente a las puertas de la Asamblea guardando un minuto de silencio; disimulando mientras escuchan un alegato en contra de la violencia machista, se dedican a proteger y cobijar a maltratadores condenados por la Justicia (Sí, la Justicia, la dama obligada a trabajar en lupanares y cuya espada está mellada en Melilla).

No hay derecho. Clama al cielo, siento vergüenza al ver a los dirigentes de mi ciudad poner cara de solemnidad mientras miran para otro lado cuando se trata de uno de los suyos. En condiciones normales, cuando un partido político descubre en sus filas a un animal, que se dedica a golpear a las mujeres, se le escupe y repudia lo mas lejos posible de la formación, pero no para condenar su actuación, no se vayan a creer, sino para evitar que el asunto explote en el seno del partido. En Melilla al Gobierno,  y perdonarme la expresión, se la sopla. No les hace falta casi ni disimular.


A muchos les interesa no hacer leña del árbol caído, enterrar el asunto y a otra cosa mariposa. Pues no, no me da la gana. Recordando la historia se construye un futuro mejor, una Melilla sin cobardes en las administraciones.

Llegados a este punto cualquier lector de Melilla sabe de qué estoy hablando, del caso de Mimón Mehamed. Pero, ¿quién es Mimón Mehamed?  Fue diputado de CpM desde 1995 a 1999, donde llegó a ocupar el cargo de consejero de Bienestar Social. Más tarde, en 2007 ostentó otra vez el cargo de  diputado y formó parte del Ejecutivo como viceconsejero de Participación Ciudadana, esta vez de la mano  del Partido Popular (interesante cambio de chaqueta).

 Y ahora lo interesante:

En 2006, Mimón Mehamed es condenado por maltratar a la que ahora en su exmujer. Pena menor de 2 años y no pisa la cárcel, como aproximadamente el 40% de los maltratadores. Nadie se entera en su partido de lo ocurrido y Mehamed cumple su condena en silencio cobrando sus 3.500 euros largos de viceconsejero. No sería hasta abril de 2011 cuando se abriría la caja de Pandora. Los partidos de la oposición no dudaron en sacar tajada de la situación, con las municipales tan cerca, y parece que filtraron la noticia o al menos la avivaron. Mehamed, en las listas para seguir chupando del bote tras las elecciones, se vio obligado a dimitir de todos sus cargos y fue apartado de la candidatura del PP. Hasta aquí lo esperado por parte de todos los actores de esta 'comedia' llamada realidad. Lo realmente avergonzante e insultante es lo que ocurre poco después de las elecciones:

El Excmo. Sr. Presidente del Consejo Rector del Instituto de las Culturas, P .D. (Resolución de 18-07-2011, BOME 4863, de 22-07-2011) (Juan José Imbroda), mediante Resolución num. 49, de 25 de julio de 2011, ha RESUELTO lo siguiente:


"En virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 12 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público y del artículo 22 de los Estatutos del Instituto de las Culturas, una vez aprobada por el Consejo Rector, en sesión celebrada el día 21 de julio de 2011, la modificación de la Plantilla del Instituto, DISPONGO el nombramiento de D. Mimón Mehamed Abdel-Lal, con DNI 45.289.366-C, como personal eventual, monitor-asesor de actividades, Grupo C1."

Lo que se publica para su general conocimiento. 
Melilla, 25 de julio de 2011.
La Secretaria del Instituto de las Culturas.
Pilar Cabo León.

Acabáis de leer un extracto del Boletín Oficial de Melilla de 26 de julio de 2011. Aquel que se hizo el tonto; el sorprendido al enterarse de sopetón de la noticia, Juan José Imbroda, le regalaba un puesto a dedo en la administración local a Mimón Mehamed. Podríamos preguntarnos qué cualidades posee Mehamed para ese puesto de monitor-asesor y cuántos aspirantes existían para la labor, pero es tontería, lo mismo de siempre.

Respecto a la contratación del reo 'por la cara', quise en su día conocer la opinión de la recién llegada viceconsejera de la Mujer, Fadela Mohatar. Precisamente, aprovechando la entrevista para el  programa "Son Humanos", pregunté sobre la cuestión para los servicios informativos. Apuesto a que la respuesta que me dio no fue del agrado de Gobierno popular, o quizás la pregunta es la que no fue bien vista... 

¿Por qué? Porque fuentes cercanas a un medio de comunicación me revelaron que la viceconsejera de la Mujer pedía que no se le interrogara sobre la contratación de Mimón Mehamed, porque un servidor había publicado declaraciones 'off the record' sobre el tema. Consciente de que la entrevista está grabada y que no me dijo nada en 'petit comité'; de hecho una compañera periodista estuvo presente y puede corroborarlo, llego a la conclusión que la bronca en el seno del Gobierno fue curiosa por hablar del tema. Para salir del paso Fadela Mohatar acabó matando al mensajero como excusa barata. Muy feo viniendo de una compañera periodista reconvertida a la política.

Sin duda 'off the record' sería publicar el testimonio de algunos trabajadores de Bienestar Social acerca del "carácter temperamental" de Mimón Mehamed durante su etapa de consejero. Éso sí.

                                                                                                       Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda



1 comentario:

Chevi Sr. dijo...

Está el blanco, está el negro. Está la paz, está la guerra. Está el bien, está el mal. Está la justicia, está la injusticia. Están los hombres buenos, y están los políticos. Están los políticos, y están los políticos españoles.
Que hartura.