ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

29/11/11

FEN


FEN
Entre mis asignaturas no estaba la de "educación para la ciudadanía", que de eso se encargaba mi madre, mi padre no entraba en pequeñeces; a cambio tenía FEN, "Formación del Espíritu Nacional", y con esta, según la Pasionaria"
 http://comentariosbrevesjinetes.blogspot.com/2010/02/la-pasionaria.html
me robaron el alma.
El asunto es que se entendía todo.



Alguna duda?

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
XXX de Caballería

2 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

La asignatura de FEN, era por supuesto, un conjunto de conocimientos que los alumnos debían estudiar, mediante los cuales demostraban un conocimiento suficiente de la organización del Estado, sus instituciones y sus elementos fundamentales.

Uno de esos libros de FEN, venía a decir que la verdadera democracia no proviene de la representación de los partidos políticos, que en esta teoría “se consideran corruptos, oligárquicos y otras cosas más”. ¡Qué visión de futuro!

José Antonio dijo...

Muy mal deberían andar las cosas en la Comandancia de Valencia. Sería interesante saber quién firmó esa orden (si es que llegó a ser firmada) y si llegó a ser distribuida.

Opino que los términos en que está redactada esa orden eran inadecuados para guardias civiles veteranos; estos tenían más que sabido y asumido cuáles eran sus obligaciones reglamentarias, a pesar de cinco años llamados de república y tres de guerra civil. Ello me hace suponer que podría haber un considerable contingente de guardias ingresados después del año 1931 y que la mayoría de ellos lo fueron por motivaciones políticas partidistas, con objeto de desnaturalizar el Cuerpo.

Oí contar a mi padre (ingresado en 1922 y cabo en 1936) que en un día de agosto del 36 recibieron orden urgente de concentrarse sobre la cabecera de la Compañía; seguidamente ésta se trasladó a Villalba (Madrid) y a los pocos días fue trasladada a Guadarrama, para emplearla en los combates de la Sierra. Pero temerosos los mandos rojos de que esa circunstancia fuese aprovechada por muchos guardias para pasarse a zona nacional, siendo de madrugada fueron despertados con voces de ¡a formar! Formaron con toda rapidez (como cuando se tocaba generala) y se encontraron frente al Coronel Asensio Torrado, y medio ocultos en las sombras un numeroso contingente de guardias de asalto que les apuntaban con sus fusiles.

El mando de la Compañía fue pasando por entre las filas de la formación e iba mandando salir a determinados individuos; pronto advirtieron que los que salían eran los modernos, los conocidos por su lealtad a los políticos. Cuando acabó aquella selección, a los que quedaban, a los veteranos, les quitaron el armamento y la munición, los hicieron subir a unos camiones y los devolvieron a Villalba. Durante varios días estuvieron esperando con el temor a ser fusilados; pero, un día, de nuevo a los camiones y los trasladaron a sus puestos de origen, en donde quedaron inactivos bajo estricta vigilancia de los milicianos locales.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M