ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

5/10/11

VOLUNTARIOS Y RESERVISTAS


Este artículo publicado en la Revista Minerva, de la Academia General Básica de Suboficiales, según mis informaciones le ha costado el puesto al SBMY del Ejercito de Tierra que lo escribe.


VOLUNTARIOS Y RESERVISTAS 

El Ministerio de Sanidad acaba de publicar el Reglamento de Voluntarios de la Sanidad Pública, donde se fijan los requisitos para que estos vean satisfechas sus aspiraciones y sean recompensados por sus servicios prestados, confiriéndoles el título de “Voluntario honorífico”. 

Las condiciones para ser voluntario en la Sanidad Pública son las siguientes:

Para ser médico basta con tener aprobados los estudios de cualquier primer ciclo universitario, para ser enfermero estar en posesión del título de bachiller o prueba de acceso a la universidad, para la categoría de auxiliar de enfermería se valorará tener el título de graduado en educación secundaria obligatoria.
La formación sanitaria básica durará como máximo 30 días, la específica se adecuará a las características de la plaza que vaya a ocupar, sin exceder de 30 días. Los voluntarios serán activados de acuerdo con los planes anuales en periodos de 30 días. En caso de participar en programas de formación continuada, 30 días al año, percibiendo las mismas retribuciones que los profesionales sanitarios de equivalente categoría y especialidad. El tiempo de activación se computa a efectos de derechos pasivos.
El compromiso inicial tendrá una duración de 3 años (en situación de catástrofe puede ser de un año) y podrán firmar nuevos compromisos, en periodos de 3 años, hasta 61 años de edad los médicos y enfermeros y de 59 los auxiliares de enfermería.
Para incorporarse a los hospitales de la sanidad pública deben superar un reconocimiento médico.
Los médicos podrán ejercer la especialidad que deseen y los enfermeros el título de técnico que se les antoje cuando hayan permanecido 6 años como voluntarios y trabajado 60 días en los hospitales públicos durante esos 6 años.
Al cesar en la condición de voluntario recibirá el título de voluntario honorífico y mantendrá su adscripción con carácter honorífico al hospital que elija de entre las que haya prestado sus servicios, pudiendo asistir a los actos y ceremonias del hospital vistiendo el uniforme médico.
En la situación de voluntario activado tendrá consideración de profesional de la sanidad y le será de aplicación el juramento de Hipócrates.
Los dos primeros meses realizará guardias como adjunto y a partir del 3º como titular.
Podrán asignársele los cometidos propios de los profesionales de la sanidad que ocupen puestos similares, pudiendo ejercer las atribuciones disciplinarias que le corresponda en función del cargo que ostente y del puesto que ocupe.
A efectos del servicio y del protocolo tendrá la consideración de “más novato” entre los de su cargo o especialidad…
A estas alturas ningún lector duda de que se trate de una broma de mal gusto. ¿Cómo es posible frivolizar con la sanidad, un área del conocimiento y de la profesionalidad que tanto sacrificio, preparación y responsabilidad entrañan? Lo mismo se podría decir del resto de áreas profesiones:
Política, justicia, economía, docencia… excepto una: La Seguridad y Defensa en la parcela que corresponde a la milicia, como así prueba el Real Real Decreto 383/2011 de 18 de Marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Reservistas de las Fuerzas Armadas.
A continuación expongo una breve sinopsis comentada (en negrita) del reglamento:
La legislación actual (Ley Orgánica de la Defensa Nacional y Ley 39/2007) establece la posibilidad de incorporación de ciudadanos a la Defensa en caso de crisis, cuando las necesidades de la defensa nacional no puedan ser afrontadas por los efectivos de  militares profesionales. No parece que en el momento actual exista tal necesidad.
El reglamento fija los procedimientos y requisitos de los reservistas “para que vean satisfechas sus aspiraciones y sean recompensados por los servicios prestados”, a saber:

Para acceder a la categoría de oficial se exige tener aprobados los estudios de primer ciclo universitario, a la categoría de Suboficial estar en posesión del título de bachiller o prueba de acceso a la universidad, a la categoría de Tropa se valorará tener el título de graduado en educación secundaria obligatoria.
Es curioso que Tenientes y Sargentos profesionales, amén de un bagaje profesional infinitamente superior, tendrán mayor nivel académico (Grado en el primer caso y Técnico Superior en el segundo) que los potenciales capitanes y brigadas que les van a “mandar”.
La formación militar básica durará como máximo 30 días, la específica según las características de la plaza que vaya a ocupar, nunca más de 30 días.
Oficial o Suboficial en escasos dos meses, los que a aquellos costará cinco y tres años respectivamente.
Serán activados de acuerdo con los planes anuales, en periodos de 30 días. En caso de participar en programas de formación continuada, 30 días al año, percibiendo las mismas retribuciones que los militares profesionales de equivalente categoría y empleo. El tiempo de activación se computa a efectos de derechos pasivos.
Mis dos primeros años de duro régimen académico no me computan para nada. Retribuciones sin comentarios.
El compromiso inicial tendrá una duración de 3 años (en situación de crisis puede ser de un año) y podrán firmar nuevos compromisos, en periodos de 3 años, hasta 61 años de edad en categoría de Oficial y Suboficial y de 59 la Tropa.
Pueden incorporarse en el destino asignado en misiones o UCOs del MINISDEF, una vez superado un reconocimiento médico.
Cómo más adelante se verá podrán desempeñar cometidos propios de los militares profesionales, a quienes se exige superar, además del reconocimiento, unas pruebas físicas (TGCF) ¿Qué garantía ofrecen los reservistas para cumplir con las exigencias de su puesto?

Los oficiales podrán alcanzar los empleos de Alférez, Teniente y Capitán, los suboficiales Sargento, Sargento 1º y Brigada, la Tropa Soldado, Cabo y Cabo 1º. El ascenso se produce cuando hayan permanecido 6 años en el empleo anterior habiendo sido activado 60 días en UCOs del MINISDEF.
Es decir, Teniente, Sargento 1º y Cabo en 4 meses de servicio como máximo. Capitán, Brigada y Cabo 1º en otros 2 meses ¡Eso es hacer carrera!
Al cesar en la condición de reservista recibirá el título de reservista voluntario honorífico y mantendrán su adscripción con carácter honorífico a la UCO que elija de entre las que haya prestado sus servicios, pudiendo asistir a los actos y ceremonias de su UCO vistiendo el uniforme. No obstante, incluso en periodo de disponibilidad (no activado) podrán vestir el uniforme con ocasión de su asistencia a actos castrenses y sociales, con conocimiento del Subdelegado de Defensa correspondiente.
Esto es envidiable. En el momento de pasar a la reserva tras 40 años de servicio a los profesionales nos despiden con mucho afecto, aunque el acto de despedida de cuadros de mando que pasan a la reserva está regulado (IG 10/94: Despedida de la bandera, himno del arma, desfile de la fuerza, entrega de metopa y vino español), pero no se suele cumplir.
En la situación de activado tendrán consideración de militar y les serán de aplicación las leyes penales y disciplinarias. Los dos primeros meses realizarán guardias como adjuntos y a partir del 3º como titulares. Podrán asignársele los cometidos propios de los
militares profesionales que ocupen puestos similares (técnicos, logísticos, administrativos, docentes, incluso operativos), pudiendo ejercer las atribuciones disciplinarias que les correspondan en función del empleo que ostenten y del puesto orgánico ocupado.
Entre tanto despropósito este se supera: Jefe de una guardia, cometidos propios de los profesionales, incluyendo operativos y ejerciendo atribuciones disciplinarias. ¡Qué frustración! A mis casi 37 años de servicio, destinos en primera línea, cursos, idiomas, carrera universitaria, misiones y medallas, ostentando el puesto que se supone máximo de la Escala de Suboficiales… no llego a esa responsabilidad.
Tendrán la consideración de los más modernos dentro de su empleo para el servicio y el protocolo.
¡Menos mal! Estaba temiendo que los integraran (aunque ojo, al tiempo)
Aquí acabo este resumen con mi opinión. Que no se me malinterprete. He conocido a algunos reservistas voluntarios, todos me han demostrado su “voluntariedad” y me han parecido excelentes personas, pero esto no es sinónimo de profesionalidad ni excusa para el agravio que se está haciendo con los verdaderos profesionales, los que lo son por vocación, no por afición.
Los militares profesionales al servicio de España son los artífices de que las FAS sean la Institución mejor valorada, en base a su esfuerzo y dedicación, sin olvidar el sacrificio de sus familias, siempre dispuestas a hacer de nuevo las maletas.
Siempre hemos acogido como compañeros a la gente de bien, y lo seguiremos haciendo. Quizás hubo un tiempo en que era necesario acudir a personas con formación para responsabilizarles del mando de determinadas unidades, pero en la sociedad española del siglo XXI no es necesario.
Mi respeto a los reservistas voluntarios que desean contribuir en nuestras Fuerzas Armadas, pero para ello no hacen falta estrellas ni galones, no hace falta ofender a nadie.

Juan Antonio Baena Muñoz
Suboficial Mayor de Infantería

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría

10 comentarios:

José Antonio dijo...

El hecho de que un artículo sea publicado en la Revista Minerva, de la Academia General Básica de Suboficiales, ya me proporciona una suficiente garantía de que su autor sea una persona formal, responsable y atendible.

El hecho de que el autor del artículo haga constar su nombre y apellidos y su empleo militar, para mí duplica la garantía dicha. Aunque, seguramente sin esos requisitos el artículo no habría sido publicado.

Mi actual alejamiento de legislaciones y sus normativas complementarias, me llevan a que no pueda pronunciarme con prudencia sobre lo acertado de la exposición hecha y su subyacente reclamación.

Por otra parte, ignoro también todo cuanto otro rodea el caso con derecho a ser considerado: Incidencia sobre el interés general del Cuerpo de Suboficiales, conducción previa de la información o reclamación por las vías reglamentarias, etc.

Y, por otra parte, no ignoro el general estado de desconfianza existente acerca de las labores legislativas gubernamentales y ministeriales. Si se me permite mi particular apreciación al respecto, diré que toda la opinión pública ha pasado de la esperanza en el propagandistamente anunciado “estado del bienestar”, al presentido o real “estado del malestar”. Serán cosas de la globalización descarriada, digo yo.

En todo caso, estoy del lado del Suboficial Mayor D. Juan Antonio Baena Muñoz, en todo aquello cuanto sea justo y razonable. De igual modo que lo estoy del lado ministerial, en todo aquello cuanto sea justo y provechoso para las partes implicadas.

Y para terminar con un símil poético; se me ocurre que el compañero Juan Antonio ha alzado un vuelo de necesidad emocional y profesional. Y como sería absurdo y ofensivo el comparar a todo un Suboficial Mayor, con un simple pajarillo volador, lo comparo con un águila real, aguerrida y capaz de soportar todos los traumas que conlleven las contingencias de su acción.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Javier Villalvilla dijo...

Normalmente me limito a disfrutar de todo lo que se escribe en este blog. Pero hoy no me puedo contener y me veo en la obligacion de expresar lo que pienso y siento.

Comparto palabra a palabra y letra a letra lo escrito por el Suboficial Mayor.

Desde el mayor respeto a los reservistas voluntarios, es una aberracion entregar el mando a quien, por falta de formacion y experiencia, no esta capacitado para ello. Si se tratase de que un Capitan reservista recibiese el mando de una Cia/Escon/Bia unicamente formada por personal reservista, podria ser considerado como una broma menor. Pero que profesionales dedicados a la milicia (oficiales, suboficiales y tropa) puedan ser mandados por reservistas me parece una autentica falta de respeto hacia los profesionales y una burla hacia la carrera militar.

El conceder un determinado empleo al reservista es lo de menos, siempre y cuando el mismo ocupe puestos en los que puede aportar sus conocimientos civiles a la profesion militar (periodistas en oficinas de comunicacion publica, medicos especialistas, etc.) Pero dar el mando de unidades con militares profesionales, que realicen guardias de orden o de seguridad, etc... es para que alguien mire la salud mental de quien ha tenido a bien esta idea.

Javier Fernandez Villalvilla

Chevi Sr. dijo...

Este Javier es hermano de Santi, el desterrado por malo. Javi fue Capitán mio en el 14; qué Capitan.
Javi a ver si escribes más, aunque no sepas; mira Zerolo, Colubi,Guillermo etc.

Gonzalo Rodriguez-Colubi Balmaseda dijo...

Siendo yo en 1978 CAC de Caballería en la AGM tuve un proto, Cap Enrique López-Sors Vergara, que con frecuencia decía en tono irónico: "Para que se van a hacer las cosas bien, si se pueden hacer mal".
Años mas tarde,siendo yo Tte en "Alcántara", Jesús Soroa de la XXXIII de la AGM utilizaba, cuando no entendía nada, la mas que gráfica frase "esto es la descojonación de Espronceda".
PUES ESO.

G. uillermo dijo...

En esta entrada no iba a hacer ningún comentario, por no tener conocimiento del asunto que trata, solo digo lo que decía un profesor que tuve hace muchos años:
Cuando trates un asunto que no conoces ¡aplica el sentido común!
¡Pues eso! como dice Gonzalo.
Por otro lado:
Hasta que Chevi decida crear una sección de humor, me conformo con meter alguna cuñita:
Chevi, ¿a los mencionados nos pones como ejemplo de escribir mucho o de escribir mal? ¡es que no lo cojo!
¡viva el humor!

Chevi Jr. dijo...

Guillermo, aquí me atrevo a contestar yo, y creo que es por las dos cosas. Y es que llegar al nivel poético y prosaico del presidente está muy complicado...

G. uillermo dijo...

Gracias Chevi, se confirma lo que pensamos del asunto de la entrada:
Arriba, ¡los que más saben!, abajo ¡los que tenemos que aprender!
¡¡Hay disciplina!!

G. uillermo dijo...

P.D.
Aprovecho nuevamente para felicitaros por la reciente alegría que habéis tenido en tu familia.
A tus ordenes Capitán.

Chevi Jr. dijo...

Yo voy con los que tenemos que aprender, que bastante tenemos con lo nuestro.

Muchas gracias Guillermo.

Chevi Sr. dijo...

Ya era hora que un subordinadisimo se adelantara a la intención del mando. Guillermo no desesperes, siempre nos queda Paris.