ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

15/10/11

Santiago Cortaflores





Me envían estas fotos, intuyo que ya publicadas en alguna bitácora, muy signficativas de una actitud timorata de algunos clérigos, incluidas jerarquías, con el Islam, igual que la que se tuvo con el marxismo hasta que llegó Juan Pablo II.

Santiago Matamoros en el interior de la catedral de Santiago de Compostela. La fotografía de la izquierda muestra la imagen del Santo tal cual es. En la de la derecha se observa como está actualmente, con un enorme ramo de flores para ocultar las figuras de los moros que aparecen a los pies del caballo.
Lamentablemente son mucho más que una anécdota, y son representativas de una actitud irenista, muy extendida entre los católicos.
Esta actitud es más grave porque se produce precisamente cuando el islam vuelve a ser un peligro real en España, después de cinco siglos.
No sólo son los numerosísimos inmigrantes musumanes que no se integran y que, con apoyo extranjero se organizan para vivir la umma (امة), dirigidos por un imán (إمام) y regidos por la Sharía (شَرِيعَة ), sino los muladíes apóstatas indígenas (la mayor parte exmarxistas).
Todos ellos tienen en común un proyecto: destruir España para transformala en al-Ándalus (الأندلس). Conceptos que aunque se refieran al mismo territorio encierran cosmovisiones opuestas.
Y son especialmente peligrosos pues representan un pensamiento fuerte, aunque sea falso, frente al pensamiento débil que domina, de forma inconsciente en muchas de sus víctimas, a los cristianos


¿El espíritu de D. Oppas renace?

Manuel Morillo

Chevi Sr.

7 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

Oppas

Prelado de la Bética visigoda, que vivió entre los siglos VII y VIII, arzobispo de Sevilla (ca.710†).
Fue hijo de Egica y hermano o hermanastro del rey Witiza, por lo que estuvo muy ligado a los asuntos de Estado, dada su pertenencia a la casa real, gracias a la cual recibió algún nombramiento político muy importante, con el poder y la influencia correspondientes. Cayó en desgracia bajo el nuevo rey, Rodrigo quien, al ser elegido, reorganizó los cargos de relevancia entre los que figuraban algunos inherentes a la Iglesia cristiana de entonces.
Trató de mantener los derechos hereditarios de sus sobrinos Agila II y probablemente, Ardón. Para ello, buscó apoyos en los bereberes musulmanes del Magreb. Su figura está muy ligada a la del conde don Julián, a quien pudo haber incitado a la rebelión pidiendo ayuda a los musulmanes.
Durante el desembarco de Táriq en Gibraltar, marchó al sur junto a las huestes de don Rodrigo. Durante la batalla de Guadalete (711), el ala que estaba bajo su mando, a la señal convenida, cambió de bando y atacó a las tropas godas cristianas, traicionando así a su propio ejército y al bando cristiano. Cuando Muza instaló el nuevo valiato dependiente de Ifriqiya, Oppas consiguió de nuevo su título de arzobispo metropolitano, que mantuvo de por vida.
De acuerdo con la leyenda, sirvió como mediador antes de la Batalla de Covadonga, en 722, con don Pelayo, sin más resultado que mantener sus prebendas. Tras este episodio, desaparece de la Historia de la España visigoda.
Wikipedia.

G. uillermo dijo...

¡Lo cotidiano!
Da lo mismo mitra,gorra de plato,traje de alpaca o mono de trabajo.. ¡primero yo y luego yo!. ¡lo que siempre se ha conocido por bien común!
En cuanto al sobrenombre..¡cuidado! con los "ecologistas" y las ordenanzas municipales.

José Antonio dijo...

Ya tenemos a Gran Jefe Chevi de regreso y, con él, Cajón de Sastre recupera bríos y esto se anima. Así que, directos a trabajar los poetas.

Cuando yo era pequeñito y como todos los de mi quinta, me tomaba las cosas al pie de la letra. Por ello, es muy posible que durante mi infancia entendiese, al ver esa imagen plástica de Santiago, que el Apóstol, entre teórica y teórica evangélicas, se iba allí en donde hubiese guerra entra moros y cristianos y echaba una mano a estos, por considerarlos de sus mismas acertadas creencias y, además, haber sido los agredidos en su casa por aquellos que venían a quedarse con las casas y a vivir con el sudor de la frente (de los antiguos propietarios que quedaran vivos).

Y desde que empecé a ser mayorcito, ya no creo haber interpretado nunca, la comentada imagen, como representativa de un hecho verídico cruento o de incitación homicida contra moros ni contra nadie más. Prueba de que en el cole progresaba yo adecuadamente, era el que pude llegar a ver en dicha imagen una representación alegórica de la necesaria firme defensa incruenta de las ideas teológicas acertadas que hayan de permitirnos convivir todos de modo fraterno (como Dios manda).

De donde vengo a deducir que el que haya puesto tantas flores, previamente cortadas de modo cruento, no ha debido progresar adecuadamente en el cole, ni es ecologista.

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Ya han pasado mas de 24 horas desde esta entrada. Pensé en hacer un mas o menos extenso comentario a la misma.
Sólo se me ocurre decir ¡¡¡Que gilipollas somos!!!

José Antonio dijo...

Gonzalo, creo que inadvertidamente te has metido a ti mismo en un subconjunto que no te corresponde. Por ello, en donde pones “somos”, yo leo “son”.

G. uillermo dijo...

Aquí, siento discrepar, amigo José Antonio.
Creo, en la distancia, conocer a Gonzalo, y entiendo que lo que dice de "somos", es "unos" por hacerlo y "otros" por permitirlo, vamos que "todos".
Saludos.

José Antonio dijo...

G.uillermo, has dado en el diez de la diana.

Así es que donde dige "Diego", digo "envaino". Y cumplo gustoso las reglas del juego.

Saludos.