ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

29/9/11

PREVENCIONES A LAS BANDERAS Y IX


Quiero agradecer al hoy Coronel Juan I. Salafranca, sobrino nieto del Capitán laureado héroe de Abarrán, el que en 1998 me regalara dedicado un ejemplar de estas maravillosas Prevenciones a la Banderas. Todo un honor.

Siendo Tcol Jefe de la I Bandera del Tercio “Gran Capitán 1º de la Legión” las reeditó.

Y como dice en su prólogo, “…este Mando me obliga, por una parte, a aplicar las Prevenciones a las Banderas, sin mas variaciones que las obligadas por el tiempo y situación y por otra a tratar de transmitir su espíritu vivo a quienes hoy formáis la I Bandera que fundó el Comandante Franco”

4 comentarios:

José Antonio dijo...

Gonzalo, querido compañero poeta; desde el día 21-09 he venido siguiendo con toda avidez y añoranza tus oportunas entregas de Prevenciones a las Banderas. Unas veces, su lectura me hacía reconocer en algunos pasajes el embrión de algún artículo del Decálogo del Cadete; otras veces, me hacía recordar las teóricas o la instrucción táctica con los soldados en mi fase de teniente; otras veces, el pensamiento me llevaba a las preocupaciones de capitán para que las comidas de la tropa a mi cargo colmasen con agrado el buen apetito de sus jóvenes destinatarios, o que en las marchas calurosas los mismos pudiesen disponer de agua fresca, o que el vestuario y el equipo atrajesen el interés por lucirlo puesto y conservarlo en buen estado; otras veces, sentía aquel malestar que siempre queda cuando hay que imponer alguna sanción ejemplar, aunque otras veces quedara compensado al tener la satisfacción de felicitar por actos meritorios y de elevar propuestas de recompensas justamente ganadas.

Y también me han recordado la confianza que se tenía en los mandos que te transmitían sus órdenes o instrucciones de manera clara, breve en lo posible, precisa y, a ser posible también, por escrito.

Oye, no lo tomes a broma; las Prevenciones a las Banderas me han hecho estar a punto ahora de ir a presentarme en algún Banderín de Enganche (no sé si existen ya) y firmar un compromiso de cinco años de permanencia como caballero legionario. Bueno,… termino porque me asoma una nostálgica lagrimilla…

¡Muchas gracias y a tus órdenes!

Santi Z dijo...

Coincido, como no podía ser de otra manera, en los elogios a esta serie realizados por mi antiguo y respetado José Antonio, enganchado desde la primera entrada también he captado las similitudes con el decálogo del Cadete, después, sin duda después, de Los X Mandamientos nadie ha dicho tanto con tan pocas palabras. Siempre llegará uno de EM que lo desarrolle y la jo.... Muchas gracias Gonzalo

Santi Z dijo...

Por cierto, si no me sumo a la cola del banderín de enganche de la Legión es porque no se si a estas alturas desabrochar el segundo botón podría desencadenar la erupción del Hierro y no quisiera perjudicar a mis queridos paisanos avanzadilla de España en el Atlante.

Javier de la Uz dijo...

También me hago eco de los anteriores comentarios, sobre todo por despertar ese Espíritu Militar que tenia adormecido debido a los años que llevo fuera del Servicio Activo. Que como los que me conocéis, sabéis, fue debido a la incompatibilidad entre mi Destino y un problema familiar grave y que opté por dedicarme por entero a éste. Dejando así, la Milicia y mi mayor afición: los caballos.
Gracias mi Tte. Coronel por permitirme con estas entradas, respirar de nuevo el mismo aire.