ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

21/7/11

RUBALCABA TRAIDOR

 

 

 

El caso Faisán y la reacción del PP

Agapito Maestre

¿Quedará todo el caso Faisán en una operación de desgaste electoral del PSOE o se llevará hasta sus últimas consecuencias la posible colaboración del gobierno socialista con una banda armada? Sospecho lo peor.

El caso Faisán es de tal gravedad que incluso la reacción del PP me parece tibia. Eso me lleva a preguntar: ¿quedará todo el caso Faisán en una operación de desgaste electoral del PSOE o se llevará hasta sus últimas consecuencias la posible colaboración del gobierno socialista con una banda armada? Sospecho lo peor. El "sistema" político, o mejor, la casta política no llegará hasta el final, más aún creo que será tapada la indignidad de Zapatero de haber negociado y, sobre todo, colaborado con los terroristas para que no sean apresados. Mis dudas vienen no sólo del PSOE sino del PP. En efecto, si el auto del juez Pablo Ruz contra la cúpula del ministerio del Interior es tal y como desentraña el editorial de ayer de El Mundo, entonces no entiendo por qué el PP ha actuado con tanta displicencia en el Congreso de los Diputados a la hora de arrinconar al antiguo ministro del Interior e incluso al propio presidente del Gobierno.
Lo instruido ahora por este juez y vislumbrando, durante casi tres años, por un sector del PP, especialmente representado por el señor Gil Lázaro en el Parlamento, no es sino la indigna consecuencia de una política de negociación del gobierno de Zapatero con la banda criminal ETA. Si la cosa es tan evidente, y así lo explica y expresa brillantemente el editorial de El Mundo, estamos ante un caso de flagrante colaboración del gobierno con una banda armada. Pero, a pesar de ser tan grave la acusación, la reacción del PP, aunque retóricamente seria y responsable, no deja de ser un tanto tímida: sólo actuará, según su portavoz Esteban González Pons, en el Parlamento. Eso es poco.
Naturalmente, si desconfío de la reacción del PP, es porque, en mi opinión, llueve sobre mojado; aparte de que el PP no ha actuado con la suficiente contundencia en las preguntas formuladas a Rubalcaba en el Congreso de los Diputados, pues que, a veces, parecía que se trataba de una cuestión casi personal entre el señor Gil Lázaro, diputado del PP, y el antiguo ministro Rubalcaba, ahora, cuando el juez Pablo Ruz ha procesado a tres altos cargos de Interior, el PP dice que no hará otra cosa que acciones parlamentarias. Eso no sólo es poco sin raro. Rarísimo. Un partido político de la entidad del PP, que posiblemente gobernará en la próxima legislatura, ya tenía que haber hecho algo más para desgastar al PSOE y su candidato. El señor Rajoy tendría que haber salido ya a la palestra para pedir responsabilidades y dimisiones a Zapatero.

Múltiples son las acciones que pudiera hacer el PP para mostrar la gravedad de esta situación. He aquí dos inmediatas: en primer lugar, debería haber puesto en cuestión toda la política antiterrorista del Gobierno retirándole el apoyo al gobierno socialista del País Vasco. En segundo lugar, el PP ya tendría que haberse querellado con el juez que tuvo paralizada la investigación del caso Faisán durante más tres años. Hay algo en el caso Faisán que, a pesar de la instrucción "perfecta" del juez Pablo Ruz, no veo con claridad. Hay algo rugoso que no consigo alisar. Ese algo, en mi opinión, le impide al PP tirarse al ruedo y tratar de torear con valentía. En fin, quizá esa dificultad tenga que ver con la propia instrucción de Ruz, por ejemplo, ¿imagínese que uno de los procesados, pensemos en el señor Ballesteros, no fuera el responsable de las llamadas registradas con el resto de procesados? ¿La sustitución de un nombre por otro podría cargarse toda la argumentación de la instrucción para todos los procesados?
El caso Faisán no es tan plano como parece.
                                                                                           Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda
                                                                                               Teniente Coronel de Caballería

4 comentarios:

G. uillermo dijo...

Gonzalo... ¡ni que nos hubiéramos puesto de acuerdo!.
Saludos

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Guillermo,efectivamente. Pueden leerse sin solución de continuidad.
Uno, el tuyo, mas "histórico". Otro, el que pego yo, mas de actualidad para el traidor. Y para el PP de ahora y el de Marzo de 2012.

G. uillermo dijo...

¡ya sabes! Gonzalo, la tibieza de la derecha...antes, ahora y ¿siempre?.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

EXTRAIDO DE COMENTARIO DE ANTONIO DE LA TORRE EN EL BLOG “MOTIVOS PARA QUE RUBALCABA NO SEA PRESIDENTE DEL GOBIERNO”
- Secretario de Estado de Educación (después Ministro del ramo), cuando se empezó la reforma de la Ley de Educación que inició la caída en picado del sistema educativo, después miembro destacado del partido y los gobiernos que consumaron el desastre de colocarnos en el primer puesto de la mala educación.
- Portavoz del Gobierno de Felipe González, cuando el caso de los GAL, auténtico terrorismo de Estado, en el que estuvo implicada toda la cúpula de interior, Barrionuevo, Vera, San Cristóbal, etc.
- Portavoz y auténtico cerebro de la manipulación del atentado del 11-M, convocando a las concentraciones en las sedes del PP el 13 de Marzo, día anterior a las elecciones generales de 2004 y rompiendo la jornada de reflexión. Recordemos aquello de "España se merece un Gobierno que no mienta". ¿Quién fue a decirlo?
- Responsable máximo del caso de la comisaría de Sevilla, de la que "desaparecieron" en condiciones misteriosas hasta la fecha 100 kilos de cocaína.
- Ministro del interior en el caso del chivatazo del Bar Faisán, por el que se evitó la captura de los que iban a recibir el dinero de las extorsiones de ETA a empresarios vascos.
- Cerebro de la negociación con ETA, iniciada antes de la llegada de ZP a la Moncloa, en contra del Pacto contra el Terrorismo firmado con el PP firmado con una mano mientras se desarrollaba el "proceso de paz", se dejaba escapar a Josu Ternera y se elogiaba a De Juana Chaos, permitiéndole toda clase de trato de favor hasta su fuga, etc., que ha dado como resultado la entrada de BILDU en las instituciones vascas y navarras, con la inestimable ayuda de sus amigos del Tribunal Constitucional.
El hombre que mejor miente del mundo, ese que lo sabe todo de todos: "Veo todo lo que haces y oigo todo lo que dices", le espetaba en el Congreso a un diputado del PP, cero que se trataba de Carlos Floriano.