ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

23/7/11

LA 13 DIVISIÓN EN LA BATALLA DEL EBRO IV









ACCIONES  CLAVES  EN  LA  BATALLA
LA  DISPUTA  DE  LA SIERRA DE PÀNDOLS:
La primera contraofensiva  Nacional, fue desalojar de su cabeza de puente entre Fayón y Mequinenza a la 42ª División enemiga. Al contraataque le acompañó el éxito una vez que se conquistaron los altos de los Auts, clave de defensa. Inmediatamente de liquidada esta cabeza de puente, el Cuerpo de E. Marroquí se dispuso a librar la segunda fase de la batalla, en que el objetivo sería la sierra de Pándols, como paso previo para la reducción de la bolsa y para la expulsión del enemigo al otro lado del río.
La misión fue encargada a la 4ª División de Navarra. Una vez ocupada la sierra, debía alcanzar la carretera de Gandesa a Pinell, lo que permitiría el posterior envolvimiento de la sierra de Caballs, la separación de los Cuerpos de Ejército V y XV y, eventualmente, caer a la espalda de las Divisiones 45ª y 46ª del V Cuerpo de Ejército, que cubrían las márgenes del río Canaleta y a las que fijaría la 84ª División.
                 Vista de la Sierra de Pàndols.
La disputa encarnizada, sangrienta, durísima de la Sierra de Pándols, entre dos Divisiones de gran calidad “4ª de Navarra y 11ª  del Ejército Popular”, constituye uno de los episodios más destacados de la batalla del Ebro, y por tanto de la guerra en su conjunto. (Diarios de la 4ª y de la 84ª División). En Pàndols han sufrido casi cinco mil bajas, más de un 50 por 100 de los efectivos de la 11 División al comenzar la batalla de la Sierra. Los héroes de la 4ª División de Navarra suman casi 2.600 bajas.
 
 



El día 10 de Agosto, en el parte de la 4ª División de Navarra al mando del  General D. Camilo Alonso Vega dice que en este día se ocupa el macizo de Pándols en la parte comprendida entre la cota 644 y 626. <<El enemigo –señala- opuso tenaz  resistencia con numerosas armas automáticas, contraatacando las posiciones alcanzadas y siendo enérgicamente rechazado>> El peso de la operación había ocurrido a cargo de los tres Batallones de Flandes – I, II y III- de la I Brigada de la 4ª de Navarra. Las bajas son 39 jefes y oficiales y 123 de tropa.
El parte de la 11 División al mando del Teniente Coronel Lister dice que el enemigo inicia a las seis y media, tras intensos bombardeos de la aviación, una fuerte preparación de artillería sobre las cotas 644 y 626, que son ocupadas a las tres y media de la tarde. Hay 300 bajas, entre ellas el jefe de la IX Brigada, muerto.






Teniente Provisional de Infantería D. Antonio Jiménez de Llano
(Hermano de mi madre).   Medalla Militar Individual  en la Sierra de Pàndols.        






 En los meses siguientes de septiembre y octubre aún se continuó combatiendo entre Gandesa, Villalba de los Arcos y Corbera del Ebro, combates en los que poco a poco, las miles de bombas soltadas por la artillería y la aviación alemana (Legión Cóndor) sobre las líneas republicanas, fueron permitiendo el avance Nacional sobre estas poblaciones.

CONCLUSIONES:
A la caída de la tarde del día 15 de Noviembre, bajo las órdenes del Teniente Coronel  Tagüeña, empiezan el cruce del Ebro, por el puente de hierro de Flix, las últimas tropas republicanas. En la madrugada del día 16 atraviesan los restos de la 13ª Brigada Mixta de la 35 División, después de lo cual Tagüeña manda volar el puente, y el 18 de noviembre de 1938, el general Yagüe entraba en Ribarroja de Ebro, última cabeza de puente de los rojos. La batalla del Ebro había terminado, y el Ejército del Ebro quedaba totalmente destruido como fuerza de combate operativa.
Atrás quedan 116 días de combate y numeroso material de guerra perdido por parte del Ejercito del Ebro, como todo el terreno que  había conquistado en dos días. La Batalla del Ebro acabó con la capacidad de resistencia del Frente Popular de  la República.

Boletín informativo de la División.

Propuestas de Recompensas Colectivas de las Unidades de la 13 División en el Frente de Aragón y Frente del Ebro.
CRUZ  LAUREADA  DE  SAN  FERNANDO:
16ª Compañía (4ª bandera de la Legión)

MEDALLA  MILITAR  COLECTIVA:
73 Batallón del Regimiento de Toledo
Batallón 262 Cazadores de Ceuta
5º Tabor de Regulares de Melilla                                   
5º Tabor de Regulares de Melilla
6º Tabor de Regulares de Melilla
1º Tabor Tiradores de Ifni
3º Tabor Tiradores de Ifni                  
3º Tabor Tiradores de Ifni
4º Bandera de la Legión                                    






Medalla Militar Colectiva concedida a los Tabores de Regulares.






La Batalla del Ebro ha costado a la 13 División, 223 bajas de Oficial (el 76% de sus efectivos de Infantería)  y 5.649 de Tropa (el 60%), y otras 700 en los combates de Fayón y Amposta. “Según el Boletín Informativo de la División”.
                

                                                   Francisco Javier de la Uz Jiménez
                                                                                                                Comandante de Caballería




BIBLIOGRAFIA CONSULTADA:
·         “La Batalla del Ebro” por el Coronel de Artillería José Manuel Martínez Bande.
·          Boletín Informativo y Diario de Operaciones de la 13 División.
·          Testimonio de un Alférez Provisional, padre del autor del artículo.
·         “Historia General de la Guerra de España” por Ramón y Jesús María Salas    Larrazábal.
·         “Galería Militar Contemporánea.  Tomo III. Medalla Militar.  Segunda Parte.”   Editado por el ESTADO MAYOR CENTRAL DEL EJÉRCITO.  Servicio Histórico Militar.







3 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

González del Yerro:
“ZP es analfabeto: no sabe qué es la Memoria Histórica”
18-07-2011.
Cree que “la guerra era inevitable” y la Transición “necesaria”. Herido tres veces, fue héroe de la
batalla del Ebro y de la División Azul, donde combatió en Krasny Bor.
Alfonso Basallo.

El 18 de julio le pilló de vacaciones en San Rafael. Era un cadete de 20 años. El único que queda vivo que ha llegado a Capitán General. Medalla al Mérito Militar, herido tres veces, héroe de la División Azul en Leningrado, cree que “la guerra era inevitable”, y la Transición “necesaria”. Trató de convencer a su amigo y colega Milans del Bosch de que diera marcha atrás el 23-F.
“La guerra era inevitable. O al menos esa era la sensación que se respiraba desde meses antes”, afirma el Teniente General Jesús González del Yerro (Burgos, 1916). Y da dos datos del clima de anarquía y dejación de sus responsabilidades del Gobierno de la República. “Los cadetes dormíamos vestidos y armados”; “un monje benedictino venía a dormir todas las noches a casa de mis padres, porque en su convento no estaba seguro”.
Estamos hablando de las semanas previas al 18 de julio. Jesús llevaba sólo unos meses en la Academia, después de hacer el primer curso de Exactas, y, cuando se quiso dar cuenta, recibió el bautismo de sangre. La guerra comenzó el 18 de julio y a principios de agosto fue herido en un brazo por una esquirla de un bombardeo. Después, como él dice, hizo “la Academia en el frente”. Fue herido dos veces más, una
de ellas al ser atravesado su vientre por un balazo. Combatió en la Legión y recibió la Medalla Militar por su audaz actuación en el paso del Ebro por Quinto. Trataban de tomar una posición, en la otra orilla, y los republicanos mataron al Capitán, de forma que el joven Teniente le sustituyó al frente de la compañía y logró batir al enemigo.
Al acabar la guerra luchó en Rusia con la División Azul, distinguiéndose en la batalla de Krasny Bor, la más espectacular actuación de los expedicionarios españoles. David contra Goliat en los arrabales de Leningrado: sólo 6.000 hombres frente a 44.000 infantes soviéticos. Los españoles tuvieron cerca de 4.000 bajas, pero lograron frenar el avance de los rusos. “Era el 10 de febrero de 1943”. ¿Nunca habrá vuelto a pasar tanto frío como entonces? Le preguntamos. “Tampoco pasé tanto. Soy de Burgos”.
“Con la perspectiva de los años, veo necesaria la guerra, tal como estaban las cosas, pero también veo
necesario el esfuerzo de los españoles por superar aquello con la Transición”, apostilla. González del Yerro era Capitán General de Canarias cuando la intentona del 23-F y trató de convencer a su amigo y colega Jaime Milans del Bosch, Capitán General de Valencia, de que depusiera su actitud. “Se equivocó.
Teníamos buena relación, era sólo un año mayor que yo, y por eso quise convencerlo”. Monárquico a
machamartillo, González del Yerro, se mantuvo en contacto telefónico diario esas horas con el Rey.
Meses después, sonó su nombre para presidir la Junta de Jefes de Estado Mayor.
¿Y Armada? ¿Y el elefante blanco? Pero González del Yerro prefiere no entrar en el asunto: “Es un amigo y un caballero”.
El único Cadete del 36 actualmente vivo que llegó a Capitán General, cree que la Memoria Histórica del
Gobierno Zapatero es “una porquería” y “un despropósito”. “No tiene sentido volver 70 años después a
una guerra, sobre todo después de la Transición”. Piensa que el Gobierno trata, así, de desviar la
atención de otros problemas.
“Lo que pasa -añade- es que Zapatero es un analfabeto y no sabe ni lo que es la Memoria, ni lo que es la Historia”.
“Zp es analfabeto, pero con mucho resentimiento, mucho odio y muy mala leche. Es antiespañol integral

G. uillermo dijo...

"En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría de los sueños se roncan". (Jardiel Poncela)

Zapatero evidentemente no ha leído a Enrique Jardiel, seguramente de pequeño, cuando aún creería en los Reyes Magos, supongo que los rojos de pequeños tambien creerán en ellos, y que sus sueños se cumplirían, estoy convencido que en sus cartas pedía una "máquina del tiempo", para transportarse a los primeros años 30 e irse de parranda con aquellos.... socialistas que tanto añora.

En el año 2000, los socialistas le pusieron de jefe, entre otras cosas porque ponen a cualquiera, y mientras él, en vez de gobernar, se dedicaba a sus fobias, los otros a vivir de puta madre.

En el año 2011, cuando ya no les vale, ponen a otro de jefe, siguen poniendo a cualquiera, para intentar seguir viviendo de aquella manera, y él.... pues no lo sabemos.

¿Que va a ser de este hombre?... no nos importa en absoluto.

Anónimo dijo...


Mi abuelo sirvió en la 13 División (la mano negra).
Me contó infinidad de historias y anécdotas. Cayó herido casi finalizando la batalla del Ebro, y acabó mutilado por metralla.
Si alguien tiene más información o algún documento, listados... agradecería que se pusiera en contacto conmigo: flozano78@gmail.com
Muchas gracias.