ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

17/7/11

Asedio al Alcázar - 6 de septiembre de 1936



Foto en la Escuela Central de Educación Física, tres dias antes de empezar la guerra y meterse en el Alcázar. Están Moscardó, como director de dicha Escuela, y todos los allí destinados entonces, entre ellos mi padre, Villalva, luis Alba, Jaime Calvo etc. etc.
Teresa Gastesi de Lara




Domingo, 6 de septiembre de 1936.

Durante la mañana y la tarde estuvimos sometidos a la monotonía del fuego de los cañones del 15,5 y 7,5 cm.; más de setenta y cinco disparos del primero e innumerables del segundo, con el buen espíritu por parte de todos y la seguridad de que al verse impotentes para reducirnos, no les queda más que este esfuerzo desesperado y las mentiras constantes que comentamos siempre que se ocupa de nosotros la emisora y el Gobierno. Por la tarde, y con motivo de un pequeño incidente en Puerta de Hierro, pudimos comprobar el excelente espíritu de todas las fuerzas, deseosas de que alguna vez den la cara nuestros enemigos; esto se veía en la alegría y el deseo de combatir, queriendo todos acudir a los sitios de mayor honor y sin importarles para circular el estar en alarma del fuego de artillería de 15,5 cm., se debatían en tan ejemplar conducta, lo mismo el benemérito Cuerpo de la Guardia civil como los soldados y paisanos de todas las agrupaciones, y tanto en el Alcázar como en la Sección de Tropa.



Hoy tuvimos la visita de uno de nuestros aviones del frente Norte, que nos ha traído víveres y unos mensajes que contenían una carta del ilustre general Mola, enalteciendo nuestra defensa y comunicándonos que pronto estarán aquí las columnas y manifestándonos cómo las cosas marchan del mejor modo posible; también traía una carta para el alumno señor Miláns del Bosch, con un saludo del aviador que ha realizado el vuelo, señor Kindelán, hijo del general del mismo apellido, que es el que manda la aviación de nuestro Ejército; es un piloto civil seguramente movilizado y su profesión la de ingeniero de minas. Se contenía entre los mensajes uno de las señoritas de Burgos para los defensores del Alcázar. El celo y prestigio de cuantos cobijados en estos muros, a los que era difícil añadirles gloria, y que Dios nos ha dado la satisfacción de que podamos añadirla, se muestra en todo momento, lo mismo en los de prueba que en los de satisfacción, y los que los contemplamos, por obligación de esta información, un poco desplazados del estado de vibración de nobles pasiones, no podemos menos de experimentar satisfacciones inmensas en nuestros sentimientos al ver cómo todos son susceptibles ante los principios que postulan el mejor y más sano de los patriotismos y del espíritu militar; no hay excepciones; todos los Cuerpos, el benemérito Instituto y todas las agrupaciones de paisanos llenan esta misión honrosa dentro de lo que exige nuestra gloriosa tradición histórica. Precisa, pues, que los que aquí nos reunamos al calor de los más puros ideales, después de haber corrido los mismos riesgos y luchando juntos, nos solidaricemos con los lazos más entrañables y el más perfecto compañerismo que en su intensidad nos lleve a considerarnos como hermanos.
Pérdidas.- Un llavero perteneciente al maestro armero de la Academia, con llaves de gran interés en relación con su profesión. Depósito de una moneda de plata y dos de cobre.
Un reloj de bolsillo depositado por el guardia segundo de la 3ª Compañía Juan Delgado Martín.
También nos participa el joven Fernando Pacheco haber perdido recientemente un pequeño reloj de pulsera, de plata, con cadena niquelada, marca “Ancora”, recuerdo de familia, rogando lo entregue en nuestra Redacción quien lo hubiere encontrado.
Orden de la Comandancia militar de Toledo del día 6 de septiembre de 1936.-
Artículo 1º En caso de alarma, sea cualquiera el motivo que la produzca, todos los individuos tomarán las armas y se concentrarán en el lugar que de ordinario tiene señalada su compañía o unidad equivalente, al que acudirán los respectivos oficiales y quedarán.
Los individuos empleados en servicios (enfermería, cocina, agua, etcétera) permanecerán en sus puestos esperando órdenes. Las condiciones de defensa del Alcázar nos ponen a salvo de sorpresas en las que tuviera que intervenir la iniciativa individual, siendo el exceso de fuerza dentro de él más bien un inconveniente que hay que contrarrestar con orden y disciplina.
Cuando dicha alarma sea de noche, se procurará encender luz en los sótanos.
Art. 2º Queda prohibido propalar noticias alarmantes entre las familias, para evitar el que, como ayer ocurrió, cundan entre aquéllas pánicos injustificados que tanto pueden dañar la moral de todos. El anunciar, con voces y aspavientos, “el asalto” del enemigo (que no llegará nunca); la oposición de éste en cualquier sitio o algo análogo son desahogos histéricos, pero no actitudes guerreras. El que tenga que comunicar alguna novedad al Mando, lo hará directamente a éste.

Art. 3º Se prohibe también vocear en el patio llamándose unos a otros, pues estas voces se


confunden siempre con las de “avión y fuego” y dan lugar a equivocaciones.
Art 4º a) Con motivo de intentar ayer el enemigo ocupar Puerta de Hierro, intento que fue
frustrado, la fuerza que compone el destacamento de Santiago reaccionó rápidamente, demostrandom espíritu y acometividad, por lo cual les felicito y espero que tantas veces como pretenda aquél repetir el intento será rechazado igualmente.
b) Este mismo hecho dió lugar a que todas las fuerzas del Alcázar mostraran también su buena disposición para la lucha, sin distinción de unidades ni de edades, desde los veteranos del benemérito Instituto hasta la tropa e individuos de las juventudes, a todos los cuales felicito también y especialmente a los jefes y oficiales.
c) Se cita como ejemplar el comportamiento del sargento de la Academia don Salomé Corrochano, que al notar la presencia del enemigo en el garaje del mismo, se lanzó bravamente hacia aquél con el cuchillo bayoneta, haciéndole huir.
Art. 5º El avión de nuestro Ejército que pasó esta mañana sobre este Alcázar nos trae un saludo del general Mola, jefe del Ejército del Norte, y un mensaje de las muchachas de Burgos.
La emoción y el cariño con que en todas partes se sigue nuestra actuación debe enorgullecernos y alentarnos para continuar la defensa con toda confianza y tesón.
Art. 6º Queda promovido al empleo de cabo, por méritos de guerra, el guardia civil de primera Antonio Ponce Sabater, por su buen comportamiento en el incendio del torreón del Nordeste de anteayer y el haberse mostrado incansable en el día de ayer acudiendo voluntario a todos los sitios de peligro bajo el fuego de cañón y fusil, no obstante no estar aún repuesto de una herida que sufrió en los primeros días.
Art. 7º Se cita como «muy distinguidos” al sargento de la Guardia civil don Manuel Cañizares González y al guardia Antonio Díaz Herrero, que no abandonaron sus puestos en la compañía de Tropa de la Academia durante el cañoneo de ésta por el enemigo, sufriendo heridas el guardia que han hecho necesaria la amputación de una pierna.
Art. 8º Por no abandonar su puesto, bajo el fuego de cañón, son citados como distinguidos los guardias Cándido Aibar Marín, Aproniano Mercado Flores, Ramón Jareño Sánchez, Perpetuo Tenorio Bagaz, Domingo Simplón Sánchez y corneta Paulino Martín Pereda. También se distinguen el guardia primero de la Comandancia de Cuenca Julián Marín Perea, que no abandonó su puesto a pesar de habérselo deshecho el enemigo de un cañonazo, y el guardia segundo Leocadio Brasero Corral, que en pleno fuego marchó a los pabellones incendiados, de donde había venido a coger su comida, a recoger su armamento y guerrera, teniendo que penetrar por las ventanas.
Se distinguió asimismo, por los motivos que se expresan, el personal siguiente: Por permanecer en su puesto en el torreón Noroeste del Alcázar aguantando el fuego de cañón durante la alarma de ayer: Guardia civil: cabo José Paniego Nadrés; guardias Esteban Gallardo, Ricardo Serrano Carvajal, Jesús de los Reyes Ruiz, Senén de la Sierra Garefa, Epifanio Muñoz Peletero, Aurelio, García Otero, Mariano Sánchez Martín, Eugenio Callejo Fernández, Inocente Sánchez de la Llave, Juan Vera Zamora, José Cuesta Corral, Segundo Sánchez Vázquez y Roque Ballesteros Herranz.
Escuela Central de Gimnasia: sargento Félix Gómez Navarredonda; cabo Alberto García Herranz; corneta Alejandro García Aranda Herranz; soldados Emilio Gálvez, Martín Cleto, Juan Giordano López, Francisco Camino Moreno, Luis Alba Navas y Julián Vega López.

Por presentarse voluntarios para ir al jardín del Coronel y atacar con granadas de mano a Puerta de Hierro durante la alarma: cabo de Seguridad Manuel del Monte Gómez y soldado de segunda de la Academia Paseasio Almodóvar.



Art. 9º Felicito por su brillante comportamiento al capitán don José Torres Pardo, teniente don Antonio Espiga y Sección mandada por este oficial al ocupar la cuarta cuadra y casa del guarda.
El Coronel comandante militar, Moscardó.
Copia de las cartas enviadas por avión por el general jefe del Ejército del Norte, don Emilio Mola.
-«Valladolid, 30 de agosto de 1936.- Ejército del Norte.- Referencia.- Asunto.-

El general jefe a los bravos defensores del Alcázar de Toledo:
Vencemos en todos los frentes y caminamos con paso seguro hacia la victoria. Espero seáis libertados dentro de poco. La columna Yagüe va camino de Talavera; la mía, más avanzada, cerca de El Escorial. ¡Viva España! ¡Vivan los bravos defensores del Alcázar de Toledo!
Un abrazo a todos de vuestro general, Emilio Mola.» - Rubricado.
«Valladolid, 30 de agosto de 1936.-Ejército del Norte.- Referencia.- Asunto.-
El general jefe a los bravos defensores del Alcázar de Toledo:
Mi respeto, mi cariño, mi entusiasmo y mi corazón de viejo infante para los gloriosos defensores de la Cuna de la Infantería española.
-Vuestro general, Emilio Mola.» - Rubricado.
Copia del mensaje que las muchachas de Burgos dirigen a los Caballeros Cadetes sitiados en el Alcázar de Toledo, y cuyo original, en pergamino, ha quedado en depósito del general jefe del Ejército del Norte.
- «Caballeros Cadetes. Alcázar de Toledo:
La gesta heroica de vuestra valentía, que por Dios y por España habéis escrito en ese Alcázar glorioso, será la gesta inmortal de los Caballeros de la raza hispana, que alza sobre el baluarte de todos los peligros su Cruz y su Bandera, esa Bandera que en lo más alto de vuestra fortaleza habéis sostenido con la ofrenda de vuestras vidas.
Nuestra admiración os ha seguido y nuestra juventud, igual a la vuestra, se sentía unida a la epopeya en el deseo santo del sacrificio, y rezábamos... rezábamos bajo las bóvedas de encaje de nuestra maravillosa Catedral de Burgos, y con fervores de angustia ante el Sagrado Madero de la Cruz le decíamos al Maestro: Sálvalos, Dios mío; dan su vida por España y por Ti.

Caballeros Cadetes: somos muchachas llenas de alegría y juventud y, como vosotros, somos la nueva España en este radiante amanecer, sentimos la responsabilidad del momento histórico; hoy damos nuestras vidas, mañana daremos cuanto somos en renunciación de frivolidades para ofrecer a España, con todos nuestros sacrificios, su poderío, su grandeza y hacerla lo que siempre fué: Madre de pueblos y de razas.



Ved en la firma de este mensaje a todas las muchachas de Burgos, Marías de Castilla, que ponen en esa Bandera que hicisteis ondear en lo más alto del Alcázar de Toledo sus- corazones de mujeres burgalesas, como prendas de admiración para los Caballeros Cadetes y sus heroicos compañeros.
¡Por Dios y por España! ¡Viva España! !Viva España! ¡Viva España! - Burgos, agosto
1936.»
Nota.- Era deseo expreso de las muchachas burgalesas que el original del pergamino fuese arrojado por nuestros aviones en el recinto del Alcázar. En previsión de que por cualquier circunstancia no cayese dentro de dicho recinto y se perdiese en manos indignas este preciado documento, el general Mola dispuso que se obtuviesen tres copias y se arrojasen éstas en sendos lanza-mensajes, a fin de asegurar la recepción por los destinatarios.
El expresado general, en cuyo poder queda el pergamino, tiene el propósito de hacer muy en breve personalmente entrega solemne de este original a los heroicos sitiados.
Entre la documentación arrojada por el avión de esta mañana ha aparecido una nota que lleva el sello de la «Escuadra B.-Junker. De Aviación militar», y el siguiente texto:
«Un abrazo a todos, especialmente a los de Mora.» Y firman después: Jacobo Millas
Prendergart y Antonio González Amaliado.» ¡Viva España! ¡Viva España!

HECHOS RELACIONADOS

Esto era la Avenida de España de San Sebastián. Hoy se llama, por limpieza del lenguaje: Avenida de la Libertad. Si, había que borrar la palabra España.

Sobre las 14:30 horas del día de hoy 08-07-2011 y cuando he puesto en marcha mi tv, por malgastar unos minutos libres que tenía, creo que en el canal de Telemadrid he presenciado que un criminólogo aducía algo así "como hemos tenido una dictadura durante cuarenta años, que no nos ha permitido investigar…" Inmediatamente, se ha disparado de modo automático el sistema antispam orgánico particular que llevo instalado y, en evitación de alguna ración de memoria histórica oficialista, ha quedado cortada la recepción.
Pero a los pocos minutos, ha empezado a carcomerme una duda, hasta tal punto de que me he quedado sin siesta. El criminólogo en cuestión, ¿trataría él de ensalzar el Régimen político del Estado nacional que posteriormente están pretendiendo denostar los demagogos (y los tontos útiles, que no cobran) llamándole dictadura; trataría él de ensalzar aquel venturoso régimen que sacó al pueblo español de las condiciones de vida propias de la Edad Media e impuestas por la partitocracia antinacional obrante durante más de un siglo, régimen venturoso hasta el punto de que el mismo causó la admiración (sincera o envidiosa ?) de los estadistas: Sir Winston Churchill, Mr. Charles de Gaulle, Mr. Dwight D. Eisenhower y de las docenas de jefes de Estado de diferentes naciones (Filipinas, Hispanoamérica, mundo árabe, etc.) que venían (excepto el achacoso Churchill) a cumplimentar al Jefe del Estado, Francisco Franco, y a recibir los aplausos del pueblo español mientras ambos hacían el recorrido en coche descubierto por las engalanadas calles madrileñas; trataría el criminólogo en cuestión de ensalzar aquel nuestro régimen nacional, en razón a que entonces la criminalidad en España era numéricamente mínima y no había mucho que investigar sobre ella?
¿O trataría dicho criminólogo de….?

José Antonio Chamorro Manzano
XVI Promoción A G M

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

2 comentarios:

Javier de la Uz dijo...

Este Gobierno, ha festejado la fecha del 13 de Abril, como día de exaltación de la II República; que como todos sabemos, siendo en un principio bien acogida por democrática, más tarde hizo un alarde de anarquismo y de golpismo (sublevación de Asturias y Cataluña del 34), queriendo convertirse en un Poder Totalitario y Marxista que derivó en la Guerra Civil.
Hoy 18 de Julio, seguramente los Telediarios, hablaran de la Sublevación de los Militares y no de un resurgir del pueblo español contra esa República política y moralmente corrupta.
¡Arriba España! ¿Se puede decir?

José Antonio dijo...

Dª. Teresa:

Habiendo sido usted gentilmente presentada en nuestro blog, por nuestro querido presidente, Gran Jefe Chevi Sr., y sabiéndola esposa de Gran Jefe Cerdido y madre de Angelito, tan emotivamente vinculados ellos a este mismo blog, me considero autorizado a saludarla con un,

Mi estimada y admirada amiga:

En primer lugar, mil gracias por esa magnífica fotografía del personal de la plantilla de la Escuela de Gimnasia en 1936. He repasado con potente lupa los rostros de los fotografiados, y no he encontrado en ninguno de ellos rasgos que pudieran justificar (?) el odio homicida que, contra los mismos, manifestaban aquellos pobres infelices desespañolizados por la irracionalidad política traída de fuera y que garrulamente se titulaban: “republicanos”, “rojos” o “antifascistas”.

Y, por otra parte, la supongo hija de aquel gran caballero llamado D. Enrique Gastesi Barreiros, que en 1962 era el Coronel Jefe del Regimiento de Infantería Castilla nº 16, con acuartelamiento en la ciudad de Badajoz. Con cuyo Batallón de Maniobras, expedicionario en el Sahara, cumplí dieciocho meses de servicio en aquel territorio que, por entonces, era provincia española.

Como me supongo el más antiguo de este amistoso grupo de poetas, digo:

¡Sed bienvenida Señora y querida amiga nuestra!

Y en representación de todos estos eximios e inmortales poetas, te envía un cordial saludo,

José Antonio