ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

11/7/11

Asedio al Alcázar - 4 de septiembre de 1936









Ceremonia de exhumación de los cadáveres de los defensores que tras morir fueron enterrados improvisadamente en el Alcázar.


Viernes, 4 de septiembre de 1936.

Ayer volvimos al monótono efecto de los “chupinazos” del 15,5, en número de cincuenta y cinco, con los resultados de siempre. En la página tercera mostramos dos modelos de cruz,

proyecto de distintivo de la gloriosa Hermandad del Alcázar de Toledo. La figura primera inspirada y dibujada por el alumno de Infantería señor Languín.
La figura segunda también dibujada por dicho alumno, pero con inspiración de fuera.
Este último modelo lleva en cada aspa lugar para incrustar unas chapas con las cuatro fechas siguientes: la de 21-7-1936, comienzo del asedio.

De 22-8-1936, primer aeroplano nacional que nos envió el general Franco con noticias y víveres.
De (?), fin del asedio, y la de (?), terminación de la guerra civil. El centro representa la imagen de la Purísima Concepción, Patrona de España, sobre la silueta del Alcázar, como símbolo de la protección que en todo momento nos ha dispensado. Esta alegoría va rodeada del lema “Patria o muerte”, todo ello en trabajo damasquinado.
El material empleado en la confección de la cruz será el de fundición de las granadas enemigas.
Se solicitará de quien corresponda la oportuna autorización para usarla sobre el uniforme, en su carácter de cruz conmemorativa. Serán considerados miembros honorarios de la Hermandad, a los efectos del uso de la cruz, el jefe de la columna que ocupe Toledo y la señorita locutora de Radio Club Portugués, que tanto aliento nos ha infundido con sus noticias.

HECHOS RELACIONADOS

Franco se dirige a las tropas del asedio. Observar la formación.

Ni un hogar sin lumbre
Ni un Español sin pan
Nosotros venimos para ser el pueblo, venimos para los humildes, para la clase media; no para los capitalistas. Nuestra obra exige el sacrificio de todos, principalmente el de los que tienen más, en beneficio de los que no tienen nada. Tendremos vivo empeño en que no haya un hogar sin lumbre, en el que no haya un español sin pan; llevaremos a buen término la santa obra de una reforma social impuesta con cariño, exigiendo a todos el cumplimiento de sus deberes.
Francisco Franco.
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

1 comentario:

Javier de la Uz dijo...

Cuando el Generalísimo Franco, se hizo cargo del Gobierno de la Nación, no había clase media, se andaba con alpargatas y se pasaban penurias.
Ni se equivocó, ni mintió como los políticos actuales, dejó -como él muy bien dijo- una clase media en España, que ha podido disfrutar de la Lavadora, Televisión y del “seiscientos”.
Ahora, a este paso, podemos volver a la misma situación económica, si sigue el mismo iluminado al timón.