ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

30/6/11

CENTENARIO DE REGULARES

             Corbatas correspondientes a Laureadas y Medallas Militares Colectivas de Regulares

DECRETO FUNDACIONAL. REAL ORDEN CIRCULAR Nº 127 DE 30 DE JUNIO DE 1911.
SM el Rey, a quien Dios guarde, ha tenido a bien disponer lo siguiente:
Artículo 1º.-Como fuerza dependiente de la Capitanía General de Melilla, para prestar el servicio de armas en unión de las fuerzas del Ejército, así como el de guías, intérpretes, confidentes y demás miembros especiales que se le encomienden cuando sean necesarios, se crea un Batallón de Infantería con cuatro Compañías y un Escuadrón de Caballería, Indígenas.
Artículo 2º.- Para los efectos administrativos constituirán el Batallón y el Escuadrón que se crean una sola Unidad, con la denominación de Fuerzas de Regulares Indígenas de Melilla y con la plantilla que se detalla en el estado que se inserta a continuación.
De Real Orden lo digo a V.E. para su conocimiento y demás efectos.-Dios guarde a V.E. muchos años.-
Madrid 30 de Junio de 1911. El Ministro de la Guerra, Agustín Luque.

Al Teniente Coronel de Caballería D. Dámaso Berenguer Fusté, nacido el 4 de agosto de 1873 en San Juan de los Remedios (Cuba), se le encomendó el Mando de las Fuerzas de Regulares de Melilla a las que supo dar el sello que las caracterizó y que perdura hasta nuestros días.

Teniente Coronel Berenguer
Tan sólo cinco meses después de su creación, las Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla entran en combate en las proximidades de Buxdar sufriendo sus primeras bajas. Es su bautismo de fuego
El 15 de mayo de 1912, durante la Campaña del Kert, el jefe del Tercer Escuadrón  de las Fuerzas de Regulares Indígenas, el Teniente de Caballería D. Jaime Samaniego da su vida por España en los combates de Haddu Al- Lal –ir-Xadán. Le corresponde el honor  de ser el primer laureado de estas Fuerzas.

Dado el éxito de los Regulares, en 1914 se crean cuatro Grupos con la denominación respectiva de Tetuán, Melilla, Ceuta, y Larache. Cada uno de los Grupos se compondría de dos Tabores de Infantería (a tres Compañías) y un Tabor de Caballería (tres Escuadrones).

Teniente Samaniego


Batidor de Caballería de Regulares de Tetuán
(Cedido por la Asociación RETÖGENES)


En Julio de 1922 se crearía el GFRI “Alhucemas” nº 5. Es ésta la Unidad más condecorada del Ejército Español.


  Una de cada condecoración colectiva bordadas en la bocamanga de la guerrera de mi padre fue concedida al 3º Escuadrón del Grupo de Fuerzas de Regulares Indígenas “Alhucemas “5 (Gandesa, Julio de 1938)


Dos décadas después, y en base a distintas disoluciones y reorganizaciones, se crean   los Grupos “Xauen” 6, “Llano Amarillo” 7, “Rif” 8, después denominado “Bab Taza” 10, y “Arcila” 9.

A partir de 1956, tras la retirada del Protectorado, gran parte de los Grupos de Fuerzas Regulares Indígenas se disolvieron, quedando los GFR de Infantería Tetuán nº 1 y Ceuta nº 3 de guarnición en Ceuta, y Melilla n.º 2 y Alhucemas n.º 5 en Melilla.


Galas de la Nuba (Banda de Guerra)  del GFRI “Alhucemas” nº 5
Herederos del historial y tradiciones de esas Unidades hoy guarnecen la Plaza de Soberanía de Ceuta el Grupo de Regulares de Ceuta nº 54. Y la de Melilla, Vélez de la Gomera, Alhucemas y Chafarinas el Grupo de Regulares de Melilla nº 52.
A lo largo de su dilatada historia los regulares se han cubierto de gloria  en todas las Campañas de África, considerándose su última acción de guerra la acaecida el 26 de mayo de 1927 en Tagsut donde un grupo de rifeños ataca el destacamento de regulares guarnecida por dos Compañías de Regulares de Melilla. Por su heroica defensa, hasta la muerte, al Alférez García de  la Serrana se le concede la Laureada. Es el último laureado de regulares en esta guerra.

                                             Montura de gala de distintas Unidades de Regulares de Caballería

Durante la Campaña de Liberación Nacional (1936-39) participan los cinco Grupos. Cada uno de ellos va aumentando el número de Tabores, los cuales tras su adiestramiento, van siendo enviados a la Península donde son encuadrados en las Divisiones que se encuentran en campaña. Actuando  como fuerzas de vanguardia en todas y cada una de las acciones de guerra en las que participan, siendo de destacar las efectuadas en Ciudad Universitaria de Madrid, Toledo, Oviedo, el Pingarrón, Teruel, frente del Ebro, Brunete, Gandesa…

Durante la Marcha Verde en el Sahara Español, los Regulares fueron desplegados en la frontera de las plazas de soberanía con Marruecos y en los últimos años han participado en las unidades formadas, para acabar con las crisis derivadas de los asaltos a las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla y en la misma frontera, durante la Crisis de la Isla de Perejil. Asimismo han formado parte de agrupaciones en Bosnia-Herzegovina y Kosovo junto a otras unidades de élite, mientras que algunos de sus miembros han estado presentes igualmente, en despliegues como el que ha realizado el Ejército en Afganistán y en el Líbano.


                                                        Repostero con el actual Escudo
De justicia es resaltar la labor efectuada por D. Gustavo Cabanillas, presidente de la melillense Fundación GASELEC, por su siempre desinteresada ayuda para difundir cuanto tenga que ver con la Historia Militar y con quienes la protagonizaron especialmente en estas tierras españolas del norte de África. Siempre dispuesto a dar un paso al frente. Lo hizo en Febrero de 2006 en el  CCCL aniversario del Tercio de Nestién, hoy nuestro “Alcántara”. En Julio del 2008, al cumplirse los 500 años de la incorporación del Peñón de Vélez de la Gomera a la Corona de Castilla. Hace dos años para rememorar una de las épicas campañas del Ejército africanista, la de 1909. Y en éste 2011, vuelve a ceder las magníficas instalaciones de la Fundación de esa compañía eléctrica, para rendir un merecido homenaje a esos soldados regulares en su Centenario. 
La visita a ésta exposición, y su cortesía autorizándome a realizar algunas fotos, me han permitido galopar por la historia de los Regulares.

                    Díptico de presentación de la exposición (“Toma del Gurugú” de Ferrer  Dalmau)


Gonzalo R-Colubi Balmaseda
Tte Coronel de Caballería

1 comentario:

Martínez de Merlo dijo...

Gracias Gonzalo por esta entrada que nos recuerda que en su inicio, los Grupos de Regulares Indígenas eran una unidad mixta (tipo Regimiento) de Infantería y Caballería. Posteriormente tuvimos dos Grupos específicamente de Caballería desde 1940 hasta 1959.
Lamentablemente nosotros, los ya veteranos, éramos muy pequeños cuando estas unidades desaparecieron y nos ha quedado un recuerdo muy vago dentro de la Institución.
Por ello te felicito, porque dentro de la celebración de este centenario no se puede olvidar a los jinetes que formaron en sus filas en los 50 años en que fueron unidades Indígenas.