ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

18/5/11

ESTOY CANSADO









Por Robert A. Hall .Marine veterano de Vietnam que sirvió cinco
períodos en el Senado del Estado de Massachusetts.


Tengo 63 años. A excepción de un semestre en la secundaria, cuando los trabajos eran escasos y de un semestre en el cual estuve entre trabajos pero buscando empleo cada día, he trabajado, duro, desde que tenía 18 años. A pesar de algunos problemas de salud, todavía me esfuerzo por 50 horas semanales y no he dado parte de enfermo en siete u ocho años.
Gano un buen salario, pero no heredé mi empleo ni mis ingresos y he trabajado para llegar hasta donde estoy. Dado el estado de la economía, no veo posibilidades de retirarme dentro de poco tiempo y estoy cansado. Muy cansado.

Estoy cansado de que me digan que debo “distribuir la riqueza” a gente que no tiene mi ética de trabajo. Estoy cansado de que me digan que el gobierno tomará el dinero que he ganado, por la fuerza si fuera necesario y entregarlo a gente demasiado holgazana para ganarlo.

Estoy cansado de que me digan que el Islam es una “Religión de Paz” cuando cada día puedo leer docenas de historias acerca de Musulmanes que asesinan a sus hermanas, esposas o hijas por el “honor” de su familia; de Musulmanes provocando desmanes por cualquier leve ofensa; de Musulmanes asesinando Cristianos y Judíos porque no son “creyentes”; de Musulmanes incendiando escuelas para niñas; de Musulmanes lapidando a muerte a adolescentes víctimas de violación por su “adulterio”; de Musulmanes mutilando los genitales de niñas pequeñas; todo en el nombre de Alá, porque el Corán y la Sharia les dice que deben hacerlo.

Estoy cansado de que me digan que en nombre de la “tolerancia de otras culturas” debemos permitir a Arabia Saudita usar el dinero del petróleo para financiar mezquitas y escuelas Islámicas Madrassas para predicar el odio en América y en Canadá, mientras que a ningún grupo Americano o Canadiense se le permite mantener una iglesia, sinagoga o escuela religiosa para enseñar amor y tolerancia en Arabia Saudita.Estoy cansado de que me digan que debo bajar el nivel de mi estándar de vida para combatir el calentamiento global, tema que nadie se atreve a debatir.Estoy cansado de que me digan que los adictos a las drogas son enfermos y que debo ayudar a contenerlos y tratarlos, y pagar por los daños que hacen. Acaso un germen gigante apareció sorpresivamente de un callejón oscuro, los tomó por la fuerza y les llenó de polvo blanco sus narices mientras trataban de defenderse para que no ocurriera?
Estoy cansado de oír a ricos atletas, artistas y políticos de ambos partidos hablar de errores inocentes, errores estúpidos o errores de juventud cuando todos sabemos que lo que verdaderamente piensan es que el error fue que los agarraran.
 Estoy cansado de gente con sentido de tener derecho a todo, ricos o pobres.
Estoy verdaderamente cansado de gente que no asume responsabilidad por sus vidas y acciones. 
 Estoy cansado de oírlos culpar de sus problemas al gobierno, o a la discriminación o cualquier enorme razón.
Si, estoy malditamente cansado. Pero también estoy contento de tener 63 años. Porque, principalmente, no voy a tener que ver el mundo que esta gente está haciendo. Solo lo lamento por mi nieta.
 

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda

4 comentarios:

G. uillermo dijo...

¡Cansados.... estamos todas las personas serias!
Pero... ¡no nos podemos rendir!

Hay que seguir luchando... para que nuestros hijos y nietos sufran lo menos posible.

Ramón Muoz dijo...

Efectivamente, no podemos rendirnos, pero nos rinden nuestros gobernantes, de cualquier signo que sean. Y yo también estoy cansado de gastarme el dinero en vaselina para que no me duela lo que me hacen mis gobernantes y políticos cada día, pero también aliviado porque no veré el mundo que le tocará vivir a mi nieta. ¡Pobre!

José Antonio Chamorro Manzano dijo...

El cansancio psíquico es un síntoma resultante de alguna carencia motivadora que impulse a intentar poner remedio a algún temor grave. Cuando la persona tiene un buen motivo de acción, el cansancio psíquico desaparece. Cuando la persona conoce las causas de sus temores, instintivamente empieza a elaborar sus proyectos de acción y en la medida en que estos le parezcan viables llegará a tener un buen motivo de acción.

Que nuestro mundo se halla gravemente enfermo, no es ningún secreto y, además, ello es la causa del declarado cansancio psíquico que motiva este artículo que comentamos. Por si en algo pudiera ayudarles a conocer las causas que motivan ese declarado cansancio psíquico, invito a los lectores a conocer el Informe Clínico sito en:

http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/blog?page=2

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Jose Antonio. Creo que no es cuestión de entrar en páginas o enlaces psicológicos. Quizás el autor debiera haber cambiado el término Cansado por el de Harto. Tal vez es una mala traducción del americano, que no conoce de nuestro argot para decir estoy hasta los cojones.
Yo lo que deduzco de su escrito es eso.Me da la sensación que lo que no está es desmoralizado y mucho menos entregado. Eso sí: hasta los cojones