ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

25/5/11

Asedio al Alcázar - 21 de agosto de 1936









Un capitán del Tercio, ejerciendo de padrino de una boda legionaria.



Nº 26.- Viernes, 21 de agosto de 1936.

Tenemos que prescindir de la información alcazareña por ser muy extensa la de carácter general. Pero no dejamos de consignar que ayer nos obsequiaron con cuarenta «chupinazos” de 15,5 cm., que providencialmente no ocasionaron ningún daño y sólo sirvieron para acrecer nuestro buen ánimo y para exteriorizar el excelente espíritu profesional de estos nuestros artilleros que no admiten adjetivo, y que en un servicio arriesgado y penoso se mantuvieron en constante observación y dieron en todo momento los oportunos avisos.
El requerimiento que ayer hicimos de gemelos para el servicio de observación de artillería fue rápidamente atendido por el guardia civil de la 3a Compañía don Domingo Jiménez, que entregó unos magníficos gemelos prismáticos. Rasgo como éste honran al que los realiza, y por ello felicitamos efusivamente al mencionado guardia, a su compañía, al capitán y al benemérito Instituto.
Llamamos la atención de una manera especial, por su importancia, sobre el contenido de la siguiente:

Orden de la Comandancia militar.-

Artículo 1.° Todo el armamento que no esté adjudicado a alguien, y que se encuentre en las diversas clases, dependencias, puestos, etc., tanto del Alcázar como del recinto exterior, sea cualquiera su procedencia, será recogido y entregado en el Depósito de Armamento de la Academia.
Encarezco a los jefes de unidad y de puesto que se interesen por el exacto y rápido cumplimiento de esta orden, por si posibles contingencias exigiesen armar nuevos elementos.
Art. 2º Queda prohibido transportar ni aun siquiera tocar los proyectiles de artillería o aviación que, habiendo caído en el interior de nuestro recinto, no hayan hecho explosión. Ello encubre un gran peligro, y dicha imprudencia podría originar una catástrofe, y sería imperdonable que el daño que no nos causa el enemigo nos lo proporcionáramos nosotros mismos.
Quien encuentre un proyectil en tales condiciones dará cuenta de ello inmediatamente al comandante de Artillería don Pedro Méndez y a los ayudantes de esta Comandancia.

El, Coronel comandante militar, J. Moscardó.- Toledo, 21 de agosto de 1936.
 
HECHOS RELACIONADOS
 
Por tratarse del padre de un poeta, Javier de la Uz, y por ser de interés general, como tantos hechos que no podemos abarcar con la pluma, aunque sí con el corazón.
Tcol de la Uz saludando al Caudillo en la Coruña, año 1.966


Resumen que nos manda Javier de la hoja de servicios de su padre en la Guerra de Liberación y destinos posteriores.

JOSÉ DE LA UZ GONZALEZ CORONEL DE INFANTERÍA
Alferez y Teniente Provisional en la Guerra Civil Española.
En dicha Campaña recibió las siguientes Condecoraciones:

Medalla Militar Colectiva, en operaciones llevadas a cabo en el frente de Asturias. Año 1.936
Formando parte de una Compañía de Milicianos de Vigo, a la que se incorporó desde Asturias, (donde nació y vivía con su familia) al empezar la Contienda.
De Alférez Provisional en el año 1.937, forma parte del Regimiento de C.C. de Infantería de Zaragoza, fortaleciendo y resguardando la Sierra de Alcubierre.
Dos Cruces Rojas del Mérito Militar, Cruz de Guerra y Medalla de la Campaña por los Servicios prestados en la Campaña de Liberación Nacional.
Medalla de Sufrimientos por la Patria. Herido por fuego de metralla de Mortero en Castellfort, en la toma de Castellón con la División 55 de Infantería, Mayo de 1.938.
Medalla Militar Colectiva, en operaciones llevadas a cabo en el frente de la “Batalla del Ebro”. Julio, año 1.938
Destinado en el 6º Tabor de Regulares de Melilla, perteneciente a la 13 División, al Mando del General de Caballería Barrón; perteneciente al Cuerpo de Ejército Marroquí del General Yagüe. Libró la Batalla del Ebro y ascendido a Teniente Provisional, posteriormente tomó Barcelona.
En ese Tabor, estuvo destinado durante algún tiempo en la Compañía mandada por el Capitán de Caballería Beneitez, padre de los hermanos Beneitez del Arma; más tarde a mi padre le dieron el mando de una Cía. de Ametralladoras, pero en el mismo Tabor. En aquella época en esa Unidad, había Mandos de Infantería y Caballería.
Ayudante de Campo del Capitán General de la VIII Región Militar, La Coruña, General de Caballería D. José Samaniego. Año 1.961
El último General del que fue Ayudante de Campo de la VIII Región Militar en el Año 1.969, es el General de Caballería D. Joaquín Nogueras Marquez.
Llegué a montar un caballo que el propio General tenía asignado de Capitanía, como Capitán General, y que pude disfrutar en la Hípica de la Coruña, (se llamaba DADÍN, Aá.).
Su Ayudante de toda la vida “el Guardía”, muy amigo de mi tío Francisco Jiménez de Llano, (Coronel Interventor), con quien hizo la Guerra, y tambien de mi padre. En el año 1.985 estando yo destinado en Madrid, me regaló dos monturas completas que habian sido del General Nogueras.
Como se pude apreciar, aun siendo de Infantería; siempre ha estado cercano por sus Destinos al Arma.

Con los hechos relacionados de ENRIQUE GODED.

 Qué casualidad; en esa Batalla y en esa cota, se encontraba la Unidad a la que pertenecía mi padre (Alférez Provisional), apoyando la acción y describiéndome en una ocasión él mismo, parte de ella:

“La 6º Bandera de la Legión, perteneciente a la 1ª Agrupación de la 13 División, aprovechando la noche consigue situarse en un profundo barranco y parapetarse en la contrapendiente de la “cota 481”, para al amanecer tomar la posición enemiga. Por error de la aviación Alemana (Legión Cóndor), la Bandera sufre en las primeras pasadas de los bombarderos Yunkers, dos grandes imprecisiones, ocasionándole 90 muertos. A pesar de las bajas tomaron la cota.
La Cia.de Ametralladoras de la 4ª Bandera de la Legión y la Cía. de Ametralladoras del 6º Tabor de Regulares de Melilla, al mando del Alférez Provisional de Infantería José de la Uz González, estaban posicionadas detrás de ésta, en la cresta de la cota anterior, para apoyar y proteger el avance de la 6ª Bandera de la Legión en la toma de terreno ocupado por el enemigo. Tanto la 4ª Bandera, como el 6º Tabor, actuaban como unidades en segundo escalón.”

Francisco Javier de la Uz Jiménez
Comandante de Caballería


José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

1 comentario:

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

El Coronel de la Uz, padre de mi amigo Javier, es parte de nuestro Patrimonio. Tiene 95 años y, gracias a Dios, nos puede contar cosas de nuestra Cruzada de Liberación. En la que combatió y GANÓ. Y la que forjó sus cualidades morales y militares. Le avala su brillante Hoja de Servicios.
Mucho se ha escrito sobre nuestra guerra. Desgraciadamente en algunos casos por indocumentados. En otros por sujetos dados a tergiversar la realidad y dar una información partidista y sesgada. Cuando no, llena de odio. En esta última tanda entra el amoral Blanco Escolá.
Javier saluda a tu padre y explota el éxito. Nos lo merecemos.