ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

18/5/11

Asedio al Alcázar - 17 de agosto de 1936









D. Dionisio Martín García, Guardia Civil y Dª Martina Díaz-Guerra Castaño. El día de su Boda en 1938. Se conocieron en el Asedio.

Nº 22.- Lunes, 17 de agosto de 1936.

Ayer, algunos «chupinazos» de artillería, que no alteraron la normalidad de servicios y de la vida; el mismo buen espíritu y cada vez más esperanzas fundadas de un próximo triunfo de esta nuestra santa y patriótica causa. Cábalas sobre un venturoso porvenir para hacer una España grande a medida de nuestro deseo. Actividad y perfeccionamiento de los servicios e instrucción para hacer más eficaces los medios de guerra; desarrollo de iniciativas para aumentar el rendimiento de nuestros medios. Tenemos hasta una pequeña pirotecnia a cargo de estos artilleros que tan alto están poniendo el prestigio del Cuerpo; a tono con ellos, y en emulación que tiene por medula el patriotismo, los demás, paisanos, infantes, jinetes, Intendencia y el benemérito Cuerpo de la Guardia civil, Cuerpos auxiliares, etc., todos sirviendo con espíritu casi religioso la causa de España. Se practican algunos pequeños reconocimientos en el exterior, siempre con éxito y por contados individuos en los que rivalizan falangistas, soldados y Guardia civil. Ayer hubo uno arriesgadísimo y realizado con felicidad completa por el sargento de la Escuela de Gimnasia señor Toledo, apoyado por el capitán señor Vela Hidalgo, teniente Trapiella y sargento Gómez. Nuestra felicitación.
Recogemos, por estimar de interés, la circunstancia de que las piezas que nos amenizan la jornada gloriosa que estamos viviendo, y que se encuentran en casa Pinedo, se establecen “camuflándose” como para ocultarse de los posibles efectos de nuestra aviación.
¡La victoria se acerca! ¡Animo! ¡Viva España!

NOTAS DE HISTORIA


El Alfizén

El Alcázar de Toledo tuvo su origen en un palacio romano, construido en el siglo III, que dominaba la amplia ciudad de Toletum, y que fue modificada y adaptada por visigodos y árabes posteriormente.

Siglo VIII.

Al inicio de las incursiones bárbaras, se procedió a la reedificación de las antiguas murallas de la ciudad con vistas a su fortalecimiento.
Sin embargo, en el año 411 la ciudad es conquistada por los alanos, que son derrotados por las visigodos en el 418. Una vez Atanagildo derrota al rey Agíla, este establece su corte en la ciudad, para llegar a transformarla en la capital del reino hispano godo con Leovigildo e incluso en arzobispado.
Gracias a la posición privilegiada de la posición del Alcázar, los visigodos refuerzan militarmente esta zona.
Es en el año 711 cuando la ciudad es conquistada por Tarik, y sometida al dominio musulmán, perdiendo la capitalidad. Con respecto a las edificaciones en los que se asienta el Alcázar, los musulmanes los dotaron de singular importancia creando el denominado Alfizén.
Sin embargo, el predomino de la notable población mozárabe, la convertía en un punto de especial preocupación para Córdoba.
Se ha publicado recientemente, que el «el cerro lo regaló para construir el Alcázar un cristiano converso al Islam que se llamaba Ambrosio» (ABC 22/11/06)
De esa época data, según estas investigaciones, la primera muralla del Alcázar que fechó en el 756, sobre la que apoya el actual torreón noroeste del Alcázar y que formaba un conjunto con el Arco de Sangre y Santa Fe, en donde se supone que estaba el palacio real. En el año 802, se construyó otra muralla que cerró el recinto.
Sobre el año 800, en concreto durante el emirato de Alhakén I, estalla la sublevación contra Córdoba. Así, el emír tuvo que enviar al muladí Amrús Ben Yusuf (Amorroz para los cristianos) para someter a la ciudad.
Amrús masacró a los muladíes locales en lo que se conoció como la jornada del foso. Para ello, Amorroz organizó un banquete en el palacio del gobernador invitó a comer a las autoridades locales. Apostados a las puertas de la residencia situó a sus verdugos, y a medida que los invitados iban llegando, se les cortaban el cuello y eran arrojados a un foso.
De esta manera, el emír sometió la voluntad del pueblo de Toledo, que no vuelve a rebelarse hasta los años 811 y 829.
Es en la época musulmana, cuando se convierte el Alcázar, en tiempos de Al-Hakam, hermano de Abderrahman II (siglo IX), en Alcazaba, lo que le conlleva la evolución desde el simple recinto amurallado romano a la típica fortaleza árabe del siglo X.
En la época de Abderrahman III, y en concreto en el año 932, se aplasta definitivamente las rebeliones de la ciudad tras un asedio que dura dos años, y es sometida al califato de córdoba. El Alcázar tiene en estos hechos de armas una gran importancia debida a su posición como lugar defensivo que guardaba la única entrada a la ciudad por el Puente de Alcántara.
Al desintegrarse el califato (siglo XI), Toledo se convierte en reino de taifa, que paga parias a los reyes de Castilla para mantener su independencia. Contando con la excelente posición de este espacio, la función principal del Alcázar a partir de esta época fue de carácter defensivo, albergando una serie de edificios de carácter meramente militar.
http://elalcazar.org/
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

No hay comentarios: