ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

6/5/11

Asedio al Alcázar - 11 de agosto de 1936


Moscardó habla con su hijo prisionero de los rojos.

Nº 16.- Martes, 11 de agosto de 1936.

Ayer, día de tranquilidad, contrastando con los anteriores. Teniendo en cuenta el interés puesto sobre nosotros, estas interrupciones son reveladoras de la situación apurada del Gobierno y de la falta de medios con que cuenta.
Continuamos recibiendo relaciones para la Hermandad del Alcázar, y, dentro de poco, cuando el número de estas relaciones sea más numeroso, se procederá a la constitución de la misma.

Orden de la Comandancia militar.-

Quedan terminantemente prohibidas las conversaciones con el enemigo o con otra cualquier clase de personas que se acerquen a los puestos con tal objeto, que serán contestadas con fuego únicamente.
Los jefes y oficiales de servicio serán responsables del cumplimiento de esta orden, empleando el medio que sea necesario para evitar tales comunicaciones.
En caso de que se presentase algún parlamentario o persona que quiera hacer alguna manifestación, será conducida a un local, del edificio de Pabellones o del Alcázar, según por donde entre, donde quedará rigurosamente incomunicado y bajo la vigilancia directa de un oficial,, hasta que sea interrogado por el jefe u oficial que yo designe, evitando que ni antes ni después sostenga conversación con ninguna otra persona.
Todo el que propale una noticia, favorable o no, está obligado a manifestar claramente la persona o el medio por los que haya llegado a su conocimiento, con objeto de comprobarlo en caso necesario.
El Coronel comandante militar, José Moscardó.- 10 de agosto de 1936.
 
Acompañado del General Asensio Torrado, Largo Caballero inspecciona las baterías que bombardean el Alcázar.
 
 
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

3 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

"...serán contestadas con fuego únicamente". Joder, como ha cambiado el cuento.

Antonio Ferratges dijo...

"Estosterona". Me parece que se escribe así,o se llama así. Cojones, huevos...es lo que falta.
Un jefe...

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Y tanto que ha cambiado el cuento. Ahora, cuando te acribillan lo primero es ver las ROE,s (Reglas Operativas de Enfrentamiento). Que por cierto son un huevo. Después, si funciona la radio, pides permiso. Entre el estudio de la petición y la contestación te han inflado.
Los americanos parece ser que tienen ROE,s pero unas cuantas menos. Por otra parte, resulta que cuando les disparan...se las habían dejado en el vivac. Resuelta la situación.