ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

28/4/11

Asedio al Alcázar - 5 de agosto de 1936









Vale por un filete.



Nº 11.- Miércoles, 5 de agosto de 1936.

El estado sanitario es bueno y no hay motivo ninguno para suponer que no continúe, sobre todo si nos sacrificamos para cumplir y mejorar las instrucciones y consejos sanitarios sobre evacuatorios y limpieza. Al presente existen algunas molestias de vientre, pasajeras, y para evitarlas se nos dice aconsejemos a los que se les presenten que no tomen más líquido que el café del desayuno, con lo que se suministra al organismo el líquido necesario; que se coma exclusivamente la carne sin salsa ni las féculas que le acompañen, ni. se beba agua alguna, procurando no se enfríe el vientre; caso de tener sensación de sed, como no es fisiológicamente necesaria, basta con enjuagarse la boca prolongadamente sin tragarla, y si esto no bastase, se presenten en el botiquín, de nueve a diez de la mañana o de cuatro a cinco de la tarde, en solicitud de unos papelillos de subnitrato de bismuto, precisamente a esas horas, pues lo requiere el cuidado de enfermos y heridos para la buena marcha de tan importante servicio. Llega hasta nosotros la noticia del rasgo de la Escuela de Gimnasia, que, disponiendo de medio kilogramo de café y un bote de sal, lo ha entregado para el servicio general. También, descolgándose por un balcón, el bravo jefe de los falangistas ha podido recoger de una de las porterías un par de gallinas, huevos, pan y otras vituallas, donando todo ello para los enfermos. Estos rasgos caritativos se elogian por sí mismos y tenemos la seguridad de que servirán de emulación a todos para cada día extremar las virtudes que hacen grata la convivencia; en tal sentido convendría, para la inspección del servicio de noche, el disponer de un par de linternas, y aquí requerimos para que las entregue quien pueda prescindir de ellas en obsequio del interés de todos. Los servicios cada vez se prestan mejor, con mayor espíritu de sacrificio y buen ánimo, y prueba de ello es el hacer subir las escaleras del Paso Curvo a un automóvil para la molturación del trigo, y el término de un camino cubierto de las cocinas a Puerta de Hierro y Pabellones.
La noche, amenizada con un número de “chupinazos” considerable; fueron disparados la mayoría de ellos por morteros, los cuales tienen gran aparato de ruido, pero como disparan bajo ángulos muy grandes, difícilmente pueden caer dentro de las habitaciones, y habiéndose alternado también estos disparos con otros de artillería.
El soldado desconocido.

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

2 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

...caso de tener sensación de sed, como no es fisiológicamente necesaria, basta con enjuagarse la boca prolongadamente sin tragarla...

Ramón Muoz dijo...

Eso podría ser de aplicación ahora, en estos tiempos que nos ha tocado vivir, para los que somos aficionados a la cerveza. Así no tendríamos problemas en los controles de alcoholemia. Lo siento mi Coronel, pero "ya no hay disciplina"