ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

19/4/11

Asedio al Alcázar - 29 de julio de 1936.









El Museo de Santa Cruz fue también escenario de la colocación de mangas de gasolina para prender fuego.
Nº 4.- Miércoles, 29 de julio de 1936.
Anteayer recibió las aguas del bautismo un nuevo cristiano; se lo administró el capitán Sanz de Diego. El buen espíritu se acrece y tonifica en todos. Los elementos de hostilización de nuestro asedio se reducen ante su impotencia y por la necesidad de ellos en nuestros sectores nos olvida la artillería y la aviación; el “paqueo» y el fuego de armas repetidoras sirve para revelar cómo aquel buen espíritu es general. Los servicios, superándose, como lo evidencian todos, y muy especialmente en la alimentación. Anteayer por la tarde comimos un excelente estofado de carne de caballo, excelente en su condimento y en sí, carne sustanciosa y jugosa, de blandura casi similar a la ternera; fué despachado con júbilo y reconocimiento hacia los autores de la idea. Nos dicen que escasísimos elementos, llenos de algún prejuicio imaginativo, tuvieron algún reparo; nada más ilógico: el caballo es animal limpio y pulcro, al extremo de que ni come ni bebe nada que no esté en las mejores condiciones; el género de alimentación, exclusivamente vegetal, hace que nada pueda justificar aquellos prejuicios; las condiciones de sabor y alimentación (valor nutritivo) superan la de la raza bovina; el aspecto al natural es también mejor que el de las clases comunes de carne.
También nos indican que se ponga cuidado en la provisión de agua, no cometiendo, si no abusos, que nadie los comete, dispendios para otros menesteres que los de la bebida; entendemos que, dado el buen espíritu de todos, será atendido este requerimiento oficioso de un mando que siempre quiere ser paternal, pero que sabe ser militar y enérgico cuando las circunstancias lo requieren. Los “pacos» pueden tener algún éxito si no se tiene la debida prudencia, no exponiéndose a su fuego sin necesidad, estando exclusivamente para los servicios de información y vigilancia.

Los republicanos hostigan desde el Museo de Santa Cruz de Toledo.

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

2 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

"El buen espíritu se acrece y tonifica en todos"
"...este requerimiento oficioso de un mando que siempre quiere ser paternal, pero que sabe ser militar y enérgico cuando las circunstancias lo requieren".

José Antonio dijo...

Anteayer (el mismo día de su nacimiento) recibió las aguas del bautismo un nuevo cristiano; se lo administró el capitán Sanz de Diego. No podía correrse ningún riesgo; pues para el frentepopulista agresor esa criatura –aunque fuese recién nacida– merecería un severo castigo, si caía en sus garras.

Anteayer por la tarde comimos un excelente estofado de carne de caballo. Digo yo, que alguna lagrimilla se le pudiera haber escapado a su cuidador, antes de hacerle pasar por el trámite del desangrado. El alma de aquel noble equino estará galopando desde entonces, libre y satisfecha de haber contribuido con sus carnes a la supervivencia de los defensores, por las divinas praderas celestiales en las que tantos que en vida fueron nobles cuadrúpedos gozan su merecido descanso eterno.